Vitaminas que mejoran la función del hígado

El hígado es importante, eso es un hecho; Es un órgano de menos de 1.5 kilogramos de peso responsable de al menos 500 funciones corporales. Hace de todo, desde eliminar las toxinas de tu torrente sanguíneo hasta producir el colesterol para regular la coagulación sanguínea y mucho más. Hay muchas formas en las que tu hígado puede reducir sus funciones, una de ellas es la falta de vitaminas.

Las vitaminas son sustancias necesarias que tú cuerpo necesita para madurar, desarrollar y asegurar el funcionamiento normal de sus células. Desafortunadamente, la falta de ciertas vitaminas puede provocar que tú hígado no funcione como debería hacerlo. Si querés optimizar la actividad de tu hígado, aquí hay un recuento de las vitaminas que te pueden ayudar.

Hierro y vitamina A

¿Sabías que cerca de 10 millones de personas en los Estados Unidos tienen una deficiencia de hierro? Esto es un problema por una variedad de razones, especialmente si empieza a repercutir en tu hígado. Tanto los niveles de Vitamina A como los niveles de Hierro pueden impactar tu hígado.

Un articulo del Post de Yakarta explica en que forma los niveles bajos de hierro aumentan la probabilidad de padecer anemia y bajar los niveles de vitamina A en el hígado. Para contrarrestarlo, tu médico puede buscar formas de subir tu ingesta tanto de vitamina A como de hierro.

Cuidado con tomar demasiada Vitamina A

Siempre es buena idea consultar a tu médico antes de tomar suplementos alimenticios, especialmente cuando hablamos de vitamina A. Eso es porque este nutriente es conocido por provocar daño hepático cuando se consumen dosis altas. Aunque ayuda a tu cuerpo a combatir enfermedades e infecciones, tomar demasiada puede ser peligroso.

Clínica Mayo indica que aumenta el riesgo de enfermedades en el hígado si este suplemento se combina con otros medicamentos hepatotóxicos. Para es estar seguro, asegúrate de no tomar más de 10,000 microgramos (10 miligramos) de suplementos orales de vitamina A a largo plazo y consultar con un profesional de la salud. Igualmente hay que señalar que demasiado hierro también puede tener efectos nocivos en el hígado.

Vitamina D

La vitamina D tiene muchos beneficios, pero ahora vamos a aprender como también puede mejorar la función del hígado. Un estudio publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina de E.U. explora como la vitamina D podría ser una opción terapéutica para el daño hepático. Específicamente, en pacientes con la enfermedad del hígado graso no alcohólica (EHGNA), así como esteatohepatitis no alcohólica (EHNA).

Los investigadores descubrieron que la vitamina D tiene un papel directo modulando la inflamación del hígado y mejorando la respuesta hepática a las hormonas que regulan la glucosa en el cuerpo. Pacientes que alcanzaron un balance optimo de vitamina D pueden disfrutar potencialmente de los beneficios por más tiempo y sobrellevar algunas condiciones adversas relacionadas con EHGNA y EHNA.

Otros beneficios de la Vitamina D

Mientras que necesita mas investigación sobre la relación entre la vitamina D y el hígado, existen algunos beneficios comprobados de la vitamina del baño de sol. Puedes tomar vitaminas o tomar naturalmente tu dosis diaria exponiendo tu piel a la luz del día.

Healthline dice que la vitamina D puede ayudar a:

  • Combatir enfermedades como esclerosis múltiple, trastornos cardíacos y el resfriado.
  • Acelerar la pérdida de peso.
  • Reducir la depresión.

Vitamina E

La vitamina E es un antioxidante que ayuda al correcto funcionamiento del cuerpo. De acuerdo con Clínica Mayo, algunos estudios muestran que también puede ayudar con los síntomas de la enfermedad del hígado graso no alcohólica. Solo asegúrate de no depender de la vitamina E como una solución a largo plazo.

Un estudio descubrió una ligera mejoría en los ensayos clínicos de EHGNA y EHNA, aunque aún se necesita más investigación. Clínica Mayo también advierte que mientras la vitamina E puede ayudar al hígado, la evidencia ha ligado estos suplementos orales con la resistencia a la hormona que regula los niveles de glucosa en el cuerpo; hablando específicamente de quien los ha estado tomando desde hace dos años para mejorar la función del hígado.

Otros beneficios de la Vitamina E

Se recomienda que los adultos consuman 15 miligramos de vitamina E al día. Puede ayudar con todo, desde tu vista, fertilidad, tu cerebro y mucho más. Asegúrate de consumir alimentos ricos en este nutriente, el aceite de canola, maní, carne, vegetales de hoja verde son unos ejemplos.

Recuerda que tu ingesta de vitamina E puede ayudarte a protegerte de los radicales libres cuando el cuerpo está expuesto al humo de tabaco o a la radiación. Clínica Mayo dice que estas moleculas están ligadas a condiciones como enfermedades cardíacas y cancer. Además, algunas investigaciones indican que la vitamina E puede ayudar a retrasar el avance de la enfermedad de Alzheimer.

Vitamina B12

La vitamina B12 es responsable por la formación de glóbulos rojos, el metabolismo celular, funciones nerviosas y otras funciones esenciales. LiveStrong nos dice como es que esta vitamina soluble en agua también protege el hígado contra enfermedades. Una deficiencia de vitamina B12 se ha ligado con esteatohepatitis no alcohólica.

Con estos efectos positivos protegiendo al hígado, querrás asegurarte de tomar una buena dosis de 2.4 microgramos de vitamina B12 cada día. Puedes hacerlo comiendo carne blanca, carne roja y productos derivados de la leche.

¿Los suplementos de verdad son efectivos?

Para proteger tu hígado con vitaminas puedes considerar tomar suplementos. Se ha reportado que mas de 170 millones de adultos en los Estados Unidos toman suplementos un día determinado. Aún con lo populares que son no hay pruebas concluyentes de que realmente son benéficos para nuestro cuerpo o en tratamientos contra enfermedades crónicas.

De hecho, sucede que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos los regula como alimentos más que como medicamentos. Las compañías de suplementos no tienen permitido afirmar en las etiquetas que sus productos pueden curar, tratar o prevenir enfermedades. En lugar de eso, haz lo mejor que puedas para obtener tu dosis de vitaminas a través de una dieta bien balanceada.

Agilizando tu hígado a través de la comida

Algunas personas pueden recibir completa su dosis diaria de vitaminas a través de la dieta. Enfócate en una dieta balanceada llena de frutas, vegetales, granos enteros y carne magra. Tal vez quieras probar alimentos ricos en fibra u optar por productos lácteos bajos en grasa. También asegúrate de mantenerte hidratando, bebiendo mucha agua.

Haz tu mejor esfuerzo para evitar una dieta rica en:

  • Grasas saturadas
  • Carnes rojas
  • Alimentos ricos en calorías
  • Mariscos crudos o medio crudos
  • Azucares refinados

Evita el alcohol

Tal vez el mayor peligro para el hígado es el alcohol. La enfermedad hepática relacionada al alcohol (ARLD). Puede ocurrir cuando bebes demasiado en forma regular. Causa estragos que pueden escalar a estados irreversibles como la cirrosis o incluso cáncer si no cambias de hábitos.

Healthline indica que entre 10 y 15 por ciento de los alcohólicos en los Estados Unidos desarrollará ARLD. Se considera alcoholismo a beber mas de ocho unidades de alcohol en mujeres y más de 15 para hombres. Para prevenir el desarrollo de ARLD asegúrate de moderar tu ingesta de alcohol.

Mas formas de proteger el hígado

Casi todo lo que haces en tu vida cotidiana puede impactar en el hígado. La fundación del hígado comparte formas adicionales de mejorar tu salud y evitar las enfermedades hepáticas. Estos son algunos:

  • Ejercítate regularmente.
  • Evita agujas contaminadas.
  • Evita drogas ilícitas.
  • Busca atención médica si te expones a la sangre.
  • Lávate las manos a menudo.
  • Sigue todas las instrucciones de los medicamentos.
  • Vacúnate contra la hepatitis A y B.

Antes de tomar suplementos habla con un médico

Entra a cualquier farmacia y encontrarás cientos de frascos de suplementos alimenticios en los estantes. Desde que se asocian efectos de salud negativos con ciertas dosis de suplementos, es importante que hables con tu médico antes de comenzar a tomar cualquiera de ellos.

La salud de cada persona es diferente, algunas personas pueden necesitar dosis mas elevadas de ciertas vitaminas mientras que otras necesitan reducir su consumo general. Cualquiera que sea tu razón para querer tomar vitaminas, habla con un médico para asegurarte de que es seguro agregarlas a tu rutina. Te dirá que evites algunas de ellas dependiendo de tu estado de salud.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X