Razones para el entumecimiento y hormigueo en las manos

El cuerpo humano es complejo y cuando algo anda mal con nuestra salud pueden surgir diferentes síntomas o señales de advertencia. Una de las más comunes es el hormigueo o entumecimiento en las manos, los pies o en ambos, y si bien se trata de un síntoma alarmante sin duda, WebMD asegura que en ocasiones aquello puede ser tan solo benigno o temporal.

Por otro lado, hay momentos en que el hormigueo o el entumecimiento en las manos o los pies se vuelve severo, crónico o episódico, tomando en cuenta que cualquier tipo de entumecimiento suele ser un signo de irritación o daño en uno o más nervios, y que la mayoría de las veces involucra a los nervios periféricos, los cuales “conectan el cerebro y la médula espinal con el resto del cuerpo”, afirma VeryWell Health.

En ese sentido, podemos ver que existe una serie de condiciones diferentes que pueden resultar en daño a los nervios periféricos, y recomendamos buscar una evaluación médica para cualquier hormigueo persistente o entumecimiento en las manos; pero, hasta entonces, aquí te presentamos un vistazo a una serie de posibles razones para el surgimiento de este tipo de situaciones…

Diabetes

Muchas personas tienen diabetes tipo 2 y ni siquiera se dan cuenta, afirma Prevention, en conversaciones con Rob Danoff, DO, director de medicina familiar en el Sistema de Salud Aria de Filadelfia. Esto se debe a que los síntomas a veces son sutiles, y si algo como la diabetes no se trata, el entumecimiento de las manos puede desarrollarse como un daño nervioso relacionado con ella. De hecho, la diabetes es una de las causas más comunes de neuropatía periférica (daño a los nervios fuera del cerebro y la médula espinal). En esa línea, WebMD afirma que la diabetes es responsable del 30 por ciento de todos los casos de neuropatía periférica y, muchas veces, el hormigueo en las manos suele ser uno de los primeros signos de esta enfermedad.

De esa forma, las personas que sufren de neuropatía diabética experimentarán un hormigueo que comenzará en uno o ambos pies, y que ascenderá por las piernas y luego por las manos y los brazos. La fuente también señala que alrededor de dos tercios de las personas que padecen diabetes también presentan formas leves o graves de daño nervioso.

Deficiencia de vitaminas o minerales

Hay una serie de vitaminas y minerales responsables de mantener una función nerviosa saludable. De esa manera, vemos que tanto las deficiencias como el consumo excesivo de vitaminas E, B1, B6, B12 o niacina pueden provocar hormigueo en las manos, mientras que las deficiencias de potasio o magnesio también pueden provocar entumecimiento, según Healthline.

Una deficiencia de vitamina B12 es el ejemplo perfecto de esto. Según WebMD, “esta puede provocar anemia perniciosa, una causa importante de neuropatía periférica, mientras que demasiada B6 también puede causar hormigueo en las manos y los pies”. Otros síntomas de una deficiencia de vitamina B12 son debilidad, fatiga, ictericia de la piel y los ojos, dificultad para pensar, alucinaciones y problemas para caminar y mantener el equilibrio, apunta Healthline.

Enfermedad de Raynaud

A la enfermedad de Raynaud a veces se le denomina como fenómeno de Raynaud, y causa que los vasos sanguíneos se estrechen e impidan que la sangre llegue a las manos y los pies, de acuerdo a Healthline. A su vez, la falta de flujo de sangre en las manos y los pies provoca una serie de síntomas que incluyen entumecimiento, sensación de frío, palidez extrema y dolor. Estos síntomas se magnifican cuando nos encontramos en ambientes fríos o en situaciones estresantes.

“La enfermedad de Raynaud puede ser insoportable, y algunas personas también notan que sus dedos se hinchan y se vuelven blancos o azules durante un episodio”, agrega Prevention. Si bien los expertos no están seguros de por qué ocurre esta afección, sí se sabe que las mujeres corren un mayor riesgo. Cabe resaltar que los síntomas pueden ser provocados por temperaturas frías, estrés, lesiones en las manos, daños en los tejidos y ciertas drogas, tales como los medicamentos para la presión arterial alta o para la migraña, agrega la fuente.

Síndrome del túnel carpiano

Antes de describir al Síndrome del túnel carpiano, primero repasemos el significado de túnel carpiano. Healthline describe al túnel carpiano como “un pasaje estrecho que atraviesa el centro de la muñeca”. En el centro de este pasaje se encuentra el nervio mediano, el cual es responsable de brindar sensibilidad a los dedos, incluidos el pulgar, el índice, el medio y parte del anular.

Al igual que el codo de tenista (que veremos a continuación), el Síndrome del túnel carpiano a menudo ocurre como resultado de actividades repetitivas como escribir a máquina o trabajar en una línea de montaje. El Dr. Danoff, en conversación con Prevention, señala que se trata de una de las causas más comunes de entumecimiento en las manos. “Es bastante común para las personas que pasan mucho tiempo trabajando en una computadora”, afirma. De esa forma, las personas que ponen la mano sobre una superficie dura o contra un borde mientras escriben o usan un mouse corren un mayor riesgo, ya que el movimiento repetitivo de este tipo de trabajo hace que los tejidos alrededor del nervio mediano se hinchen y ejerzan presión sobre ese nervio. “La presión puede causar entumecimiento junto con hormigueo, dolor y debilidad en la mano afectada”, agrega Healthline.

Si el Síndrome del túnel carpiano no se trata, puede requerir cirugía para aliviar el nervio afectado. Prevention también señala que si el síndrome del túnel carpiano ocurre en ambas manos, puede ser un signo de otra enfermedad como la artritis reumatoide, una condición autoinmune que ataca a las articulaciones.

Codo de tenista o epicondilitis

La epicondilitis lateral, mejor conocida como “codo de tenista”, es causada por movimientos repetitivos, tales como balancear una raqueta de tenis. Ocurre debido a un desgaste o debilitamiento de los tendones que envuelven el codo, según la American Society for Surgery of the Hand (ASSH). No se deje engañar por el nombre, esta condición puede afectar a cualquiera que participe en una actividad con torsión repetitiva. “El movimiento repetido daña los músculos y los tendones del antebrazo, causando dolor y ardor en la parte exterior del codo”, complementa Healthline.

Según Prevention, algunos de los primeros signos del codo de tenista son el hormigueo y el entumecimiento en las manos. Por supuesto, otros síntomas reveladores pueden ser el dolor en el codo y el antebrazo. Si surgen algunos de estos síntomas, tómate un descanso de cualquier deporte o trabajo relacionados a esta molestia, y si deseas regresar a dicha actividad, habla antes con un médico.

Otra posible causa de entumecimiento u hormigueo en las manos es la epicondilitis medial. Similar al codo de tenista, pero apodada “codo de golfista”, esta condición causa dolor en el codo, así como debilidad, entumecimiento y hormigueo en los dedos meñique y anular. Además, puede haber entumecimiento en la mano si la hinchazón se vuelve tan grave que cause disfunción en el nervio cubital. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esto último es extremadamente raro, apunta Healthline.

Trastornos de la tiroides

La glándula con forma de mariposa en nuestro cuello se conoce como tiroides. Esta glándula produce hormonas que regulan el metabolismo del cuerpo, y cuando estas hormonas están fuera de control, pueden tener un gran impacto en muchas otras funciones corporales. “Puede que no sea lo primero que se te ocurra, pero un trastorno de la tiroides podría provocar entumecimiento de las manos”, explica el Dr. Danoff a Prevention.

En el caso de una tiroides hipoactiva o hipotiroidismo, la tiroides no estaría produciendo suficientes hormonas, señala Healthline. Si el hipotiroidismo no se trata, puede dañar los nervios responsables de nuestra capacidad para tener sensaciones en los brazos y las piernas. “Esto se llama neuropatía periférica”, agrega la fuente, “y puede causar entumecimiento, debilidad y hormigueo en manos y pies”, concluye. De esa manera, si también experimentas síntomas como pérdida de cabello, aumento de peso o sensación de frío constante, Prevention aconseja hablar con un médico sobre la posibilidad de estar sufriendo hipotiroidismo.

Algunos medicamentos

Aunque los medicamentos están diseñados para ayudarnos, a veces pueden tener efectos secundarios dañinos o incómodos. Healthline explica que el daño a los nervios (lo cual también se conoce como neuropatía) a veces es un efecto secundario de algunos medicamentos, en particular de los que tratan el cáncer, el VIH/SIDA y las convulsiones. Este daño a los nervios puede afectar tanto a las manos como a los pies, y además puede presentar síntomas adicionales como hormigueo, sensaciones anormales en las manos y debilidad.

Según Healthline, los culpables comunes de este tipo de entumecimiento son algunos antibióticos como el metronidazol (Flagyl), la nitrofurantoína (Macrobid) y las fluoroquinolonas (Cipro), junto con algunas drogas contra el cáncer como el cisplatino y la vincristina, así como algunos medicamentos anticonvulsivos como la fenitoína (Dilantin) y algunos otros medicamentos para el corazón o la presión arterial como la amiodarona (Nexterone) o la hidralazina (Apresoline). El entumecimiento y el hormigueo en el cuerpo también pueden ser causados ​​por medicamentos contra el alcohol, por drogas para el corazón o para la presión arterial, y por algunos tratamientos para afecciones de la piel, agrega Prevention.

Si crees que uno de tus medicamentos podría ser la causa de estos síntomas, habla con tu médico, quien podrá reducir tu dosis o encontrar un tratamiento similar que no cause estos efectos. Recuerda nunca dejar de tomar un medicamento por tu cuenta sin consultar primero con un especialista.

Deslizamiento de disco cervical

¡Un disco cervical deslizado suena doloroso! Los discos son las almohadillas blandas que separan cada uno de los huesos (vértebras) de la columna vertebral. “Un desgarro en un disco provoca que el material blando en el medio se escurra”, explica Healthline, “y a esta ruptura se le suele llamar disco herniado o deslizado”, agrega. De esa forma, un disco dañado en la columna puede causar presión o irritación en los nervios de esa zona, y además del entumecimiento, los síntomas de esta condición pueden incluir debilidad o dolor en los brazos o las piernas.

Espondilosis cervical

La espondilosis cervical es un tipo de artritis que afecta los discos del cuello y, a menudo, es causada por daños repetitivos. Según Healthline, “esta condición es causada por años de desgaste en los huesos de la columna”. De esa manera, la vértebra dañada afecta a otros nervios al presionar aquellos que la rodean, lo que provoca entumecimiento y hormigueo en las manos, los brazos y los pies.

A menudo, los afectados con espondilosis cervical no tienen ningún síntoma, pero algunas personas con esta afección tendrán algo de rigidez en el cuello. Otros síntomas incluyen: “debilidad en los brazos, manos, piernas o pies, dolores de cabeza, un chasquido cuando mueven el cuello, pérdida de equilibrio y coordinación, y espasmos musculares en el cuello o los hombros”, así como pérdida de control sobre las deposiciones, incluida la vejiga.

Túnel cubital

¿Conoces esa horrible sensación después de golpear lo que llamamos “el hueso de la risa”? Esa es la misma área perteneciente al nervio cubital, “un nervio que va desde el cuello hasta la mano en el lado del meñique”, apunta Healthline. Este nervio puede “comprimirse o estirarse demasiado en la cara interna del codo”, y cuando esto sucede se desencadena lo que suele llamarse como Síndrome del túnel cubital.

Alguien que sufre del Síndrome del túnel cubital experimentará síntomas como entumecimiento y hormigueo en las manos, especialmente en los dedos anular y meñique. La fuente agrega que también pueden experimentar dolor en el antebrazo, así como debilidad en la mano. Cabe resaltar que este dolor empeorará cuando doblen el codo.

Apoplejía

Si bien es muy poco probable, el entumecimiento en las manos puede ser un signo de apoplejía, afirma Healthline. Estos accidentes cerebrovasculares ocurren cuando el flujo de sangre se bloquea en un área del cerebro. Si este es el caso, es una situación grave. Los también llamados ataques cerebrales pueden poner en peligro la vida porque las células del cerebro comienzan a morir cuando hay falta de oxígeno, explica Prevention. En ese contexto, no olvidemos que los accidentes cerebrovasculares son la quinta causa principal de muerte en los EE. UU.

Healthline señala además que hay muchos otros signos a tener en cuenta que indicarán si el problema se debe a un derrame cerebral o no. El entumecimiento en las manos no es un signo en sí mismo, por lo que deberá buscar atención médica inmediata si usted o alguien más experimenta “debilidad repentina o entumecimiento en el brazo o la pierna, especialmente si es solo en un lado del cuerpo, así como dificultad para hablar o entender a los demás, confusión, cara caída, problemas repentinos para ver de uno o ambos ojos, mareos súbitos o pérdida del equilibrio”, pudiendo sumarse a esta lista dolores de cabeza intensos.

Esclerosis múltiple

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad que afecta el sistema nervioso central, lo cual incluye al cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos. Esta condición hace que el sistema inmunitario se ataque a sí mismo, dañando a la mielina, una sustancia grasosa que protege las fibras nerviosas del cerebro y la médula espinal. Es así que la EM puede provocar finalmente entumecimiento y hormigueo en las manos, señala Prevention después de hablar con el Dr. Danoff.

Esta enfermedad puede afectar a cualquier persona de cualquier edad, pero la National Multiple Sclerosis Society señala que las mujeres tienen tres veces más probabilidades de desarrollar EM que los hombres, y es más probable que aparezca entre los 20 y los 50 años. Si bien los síntomas pueden aparecer en distintos niveles, la debilidad muscular, la visión doble, la mala coordinación y el dolor son algunas de las señales de alerta que podrían coincidir con el adormecimiento de la mano del paciente, añade Prevention.

Quistes ganglionares

Los quistes ganglionares son crecimientos no cancerosos llenos de líquido que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero a menudo aparecen en tendones o articulaciones, y por lo general en las muñecas o las manos. Estas protuberancias pueden llegar a tener una pulgada o más de ancho y, según la American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS), son los bultos que aparecen más comunmente en las manos.

A veces, estos quistes desaparecen por sí solos, afirma Prevention, pero si causan molestias, deben extirparse mediante cirugía o “aspiración”, lo cual es un procedimiento que implica drenar los quistes. De cualquier manera, Healthline advierte que, si no se tratan, estos quistes pueden presionar un nervio cercano y causar entumecimiento, dolor o debilidad en la mano.

Trastornos por el alcohol

La mayoría de las personas se entregan al alcohol aquí y allá, o incluso semanalmente. Eso está bien, siempre y cuando se disfrute con moderación. Sin embargo, el consumo excesivo de alcohol que a menudo resulta en alcoholismo puede tener algunos efectos secundarios peligrosos. Uno de los principales es aquel que afecta los nervios y produce una sensación de hormigueo en las manos y los pies. “Otras neuropatías relacionadas con el alcohol incluyen: sensación de hormigueo, debilidad muscular, calambres o espasmos, así como dificultad para controlar la micción y disfunción eréctil”, apunta Healthline.

Además del daño a los nervios, las personas que sufren de alcoholismo tienen más probabilidades de tener una deficiencia de tiamina o vitaminas. Esto se debe a que los alcohólicos tienden a sufrir malos hábitos alimenticios, lo que también es una causa común de neuropatías periféricas. “Es posible que el alcoholismo en sí mismo pueda causar daño a los nervios, una condición que algunos investigadores llaman neuropatía alcohólica”, escribe WebMD.

Enfermedad de Lyme

La amenaza de la enfermedad de Lyme es algo que surge todos los años a medida que aumentan las temperaturas en los Estados Unidos, ya que esta condición se transmite a los humanos a través de la picadura de una garrapata infectada. Según los Centers for Disease Control and Prevention (CDC), la enfermedad de Lyme es más común que nunca, ya que la cantidad de casos en los Estados Unidos se ha más que triplicado desde finales de la década de 1990.

“Las personas que contraen la bacteria que causa la enfermedad de Lyme primero desarrollan una erupción en forma de ojo de buey y síntomas similares a los de la gripe, como fiebre y escalofríos”, explica Healthline. Si no se trata, pueden surgir otros síntomas, como dolor en las articulaciones y entumecimiento en los brazos o las piernas. Debido a ello, tenga cuidado después de entrar en hábitats comunes de garrapatas, como bosques, áreas con arbustos o pastos altos.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X