Síntomas comunes de la intoxicación alimentaria

La contaminación de los alimentos se puede dar durante el cultivo, la cosecha, el procesamiento, el almacenamiento, el envío y hasta la preparación, lo cual dificulta poder determinar la verdadera causa. La Clínica Mayo explica: “la contamicación cruzada, la transferencia de organismos nocivos de una superficie a otra, es usualmente la causa”. Los alimentos crudos como las ensaladas y los productos agrícolas son más susceptibles a la contaminación cruzada porque no se cocinan antes de comer, lo que significa que los organismos nocivos no son destruidos. Esto puede llevar a sufrir de una intoxicación alimentaria.

Entonces, ¿cómo saber si estás padeciendo de intoxicación alimentaria? Los síntomas pueden comenzar entre unas pocas horas y varios días después de ingerir comida contaminada. El síntoma más común es sentirse enfermo, pero también existen otros síntomas. Sigue leyendo mientras exploramos algunos de los síntomas más comunes de intoxicación alimentaria que deberías tener en cuenta.

Diarrea

La mayoría de personas que se intoxican con alimentos experimentan diarrea. La diarrea consiste en evacuaciones intestinales acuosas, sueltas y posiblemente más frecuentes. Generalmente ocurre al menos tres o cuatro veces en un período de 24 horas.

Healthline explica: “Esto ocurre cuando la inflamación del intestino hace que sea menos efectivo para reabsorver el agua y otros líquidos que secreta durante la digestión”. Es importante tener en cuenta que la diarrea puede hacer que pierdas más líquido de lo normal, lo que puede ponerte en peligro de deshidratación. Aunque te sientas mal, asegúrate de seguir bebiendo agua y líquidos como caldos y sopas para mantenerte hidratado.

Náuseas

Sentir náuseas no es una experiencia agradable y te deja con la sensación de querer vomitar. Las náuseas pueden ser un síntoma de diferentes situaciones como marearse por movimiento (cinetosis), comer en exceso, o tener una migraña, pero también es un síntoma común de la intoxicación alimentaria.

Las náuseas causadas por intoxicación alimentaria generalmente comenzarán entre una y ocho horas después de comer. Actúan como señales de advertencia para que tu cuerpo sepa que recientemente consumió algo que posiblemente sea dañino. Si sientes náuseas, consulta estos remedios para calmar esa sensación.

Vómito

No solo es posible que sientas náuseas con la intoxicación alimentaria, los vómitos también son un síntoma común. Incluso puedes experimentar un breve período de vómitos proyectiles al inicio. Healthline explica: “Esto sucede cuando los músculos abdominales y el diafragma se contraen con fuerza, obligando a sacar involuntariamente el contenido del estómago y expulsarlo por la boca”.

El vómito es un mecanismo de protección que ocurre cuando tu cuerpo está tratando de deshacerse de las toxinas que posee. Algunas personas experimentan episodios periódicos de vómitos, mientras que en otras personas desaparecen.

Vale la pena señalar que los vómitos pueden provocar deshidratación. Asegúrate de controlar el color de tu orina. Cualquier otro color oscuro o más oscuro que el amarillo claro, podría indicar deshidratación. Si no puedes retener líquidos, busca atención médica para evitar deshidratarte.

Dolor abdominal

Si sufres una intoxicación alimentaria, los organismos nocivos pueden producir toxinas que luego irritan el revestimiento del estómago y los intestinos. Cuando esto sucede, puede causar una inflamación dolorosa en el estómago que luego provoca dolor en el abdomen. Esto a menudo se siente alrededor del troco de su cuerpo, o en la sección debajo de las costillas y arriba de la pelvis.

Además del dolor abdominal, también puedes experimentar calambres. Esto sucede cuando los músculos abdominales se contraen en un esfuerzo por acelerar los movimientos naturales de tus intestinos para deshacerse de los organismos nocivos. Vale la pena señalar que no todas las personas que sufren intoxicación alimentaria van a experimentar dolor abdominal o calambres, pero son síntomas comunes que puedes esperar.

Escalofríos

También puedes experimentar escalofríos cuando sufres de una intoxicación alimentaria. Los escalofríos pueden ocurrir cuando la temperatura de tu cuerpo aumenta y hace que tu cuerpo tirite.

Los escalofríos se producen porque los músculos se contraen y relajan rápidamente buscando generar calor. Los escalofríos a menudo van acompañados de fiebre porque los pirógenos hacen que tu cuerpo piense que tiene frío y que necesita calentarse. Exploremos más sobre la fiebre a continuación.

Fiebre

Otro síntoma común de la intoxicación alimentaria es la fiebre. Esto se da si la temperatura de tu cuerpo aumenta por encima de la temperatura corporal normal, que oscila entre 97.6 y 99.6 grados Fahrenheit.

Los pirógenos son liberados por tu sistema inmunológico y provocan el aumento de la temperatura corporal cuando bacterias infecciosas ingresan a tu cuerpo. Las fiebres son comunes en muchas enfermedades porque son una respuesta al sistema de defensa natural de tu cuerpo contra las infecciones. El aumento de la temperatura corporal también incrementa los glóbulos blancos que ayudan a combatir la infección.

Si tienes fiebre como resultado de una intoxicación alimentaria, puedes consultar estos analgésicos naturales para aliviar la fiebre.

Dolor de cabeza

Es muy común que las personas experimenten dolores de cabeza. Estos ocurren por diferentes razones, desde estrés, falta de sueño, deshidratación y más. La intoxicación alimentaria puede hacer que te deshidrates y te sientas fatigado, lo que puede provocar dolor de cabeza.

Dos síntomas comunes de intoxicación alimentaria, diarrea y vómitos, pueden aumentar el riesgo de deshidratación y, a su vez, hacerte propenso a sufrir dolores de cabeza. Si experimentas dolor de cabeza, puedes darle una oportunidad a estos remedios caseros.

Fatiga y debilidad

La fatiga y la sensación de debilidad son síntomas comunes de intoxicación alimentaria. Esto sucede porque el cuerpo libera mensajeros químicos conocidos cono citocinas.

Además la intoxicación alimentaria puede hacer que tengas menos ganas de comer, como resultado de la pérdida de apetito, y esto también puede hacer que te sientas cansado y débil. Estos síntomas también ayudan a que tu cuerpo descanse para mejorar. Con esto en mente, si te sientes cansado y débil como resultado de una intoxicación alimentaria, asegúrate de escuchar a tu cuerpo y descansa lo suficiente.

Dolor muscular

Otro síntoma de intoxicación alimentaria son los dolores musculares. Esto puede suceder como resultado de la inflamación causada por tu sistema inmunológico.

Cuando esto sucede, tu cuerpo libera histamina, que es una sustancia química que ayuda a ensanchar los vasos sanguíneos para permitir el paso de más glóbulos blancos. Esto ayuda a combatir la infección. Este proceso también puede hacer que algunas partes de tu cuerpo estén más sensibles al dolor, lo que resulta en dolores atroces.

¿Cuándo ir a un doctor?

La buena noticia es que la intoxicación alimentaria por lo general solo dura entre uno a dos días y los síntomas a menudo se resuelven por sí solos. Dicho esto, si tus síntomas duran más de ese tiempo, entonces debes comunicarte con tu doctor.

Hay otros síntomas graves que también debes tener en cuenta. Entre ellos están el vomito o heces con sangre, diarrea durante más de tres días, dolor abdominal extremo, signos o síntomas de deshidratación, fiebre igual o mayor a 102 grados Farenheit, visión borrosa, debilidad musical u hormigueo en los brazos. Si estás experimentando alguno de estos síntomas, contacta inmediatamente a tu doctor.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X