Remedios caseros para la conjuntivitis

La conjuntivitis es el resultado de una infección vírica o bacteriana que se propaga a partir de una alergia y del roce de los ojos. La conjuntivitis provoca ojos rojos, hinchados, con picor y llorosos, y una secreción espesa y amarilla que parece mucho peor de lo que es.

Aunque la conjuntivitis no causa ningún daño ocular duradero, es probable que tenga que ir al médico para que le dé algunos medicamentos antibacterianos. En general, cualquier persona sana suele necesitar tiempo y reposo para curar una infección ocular tan desagradable como esta. Sin embargo, para ayudar a acelerar el proceso de curación y disminuir el escozor, enrojecimiento y dolor, pruebe a utilizar alguno de estos 16 eficaces remedios caseros para la conjuntivitis…

Asegúrese de hablar con su médico antes de utilizar cualquier remedio casero para la conjuntivitis.

Gotas oculares

Las gotas oculares salinas mantendrán los ojos limpios y húmedos, y aliviarán el dolor del escozor de la conjuntivitis. Aplique las gotas oculares, según sea necesario, para disminuir el dolor, y presione un paño caliente sobre el párpado.

Compresa fría

Una compresa fría aliviará ese molesto escozor. Cuando utilice una compresa fría, asegúrese de utilizar agua purificada para mantener la zona limpia. Recuerde, también, volver a esterilizar el agua y el paño cada vez que lo aplique.

Té de manzanilla

La manzanilla es una hierba natural utilizada a menudo por sus propiedades antibacterianas y calmantes. Basta con preparar una taza de té de manzanilla, sacar la bolsita y dejarla enfriar, para luego colocarla suavemente sobre el ojo. Consejo: túmbese antes de aplicar la bolsita de té para no tener que sujetarla.

Leche y miel

La miel se utiliza, a menudo, como ingrediente bacteriano en los colirios. Si se combina con partes iguales de leche caliente, la miel se convierte en un enjuague ocular calmante que puede aplicarse con un hisopo de algodón limpio.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio blanquea los dientes, pero también alivia el escozor. Solo tiene que disolver una cucharadita de bicarbonato de sodio en agua tibia y esterilizada y aplicarlo con un hisopo de algodón limpio.

Vinagre de sidra de manzana

Seguramente se estará preguntando “¿cómo?” porque, “¡podría picar mucho ponerse gotas de vinagre de sidra de manzana en el ojo!” Pues tiene razón. Por eso sugerimos mezclar unas gotas en agua tibia y esterilizada. A continuación, empape un algodón limpio en la mezcla y utilícelo para limpiar el párpado. Funciona de maravilla para eliminar una desagradable infección.

Jugo de limón

Aplicarse jugo de limón en el párpado infectado tampoco suena muy apetecible, pero si lo diluye en agua fría y limpia y lo aplica sobre el párpado con un hisopo de algodón esterilizado, seguro combatirá la propagación de la infección.

Aceite de coco

El aceite de coco (se recomienda la variedad orgánica) es otro remedio casero natural antibacteriano. Aplíquelo sobre el párpado con un algodón limpio antes de ir a dormir y al despertar. Esto ayudará a calmar la infección y el picor.

Agua salada

El agua salada de las lágrimas puede limpiar la infección, así que ¿por qué no preparar una solución, utilizando una cucharadita de sal disuelta en una taza de agua esterilizada? De este modo creará gotas oculares naturales hechas por usted mismo/a.

No use lentes de contacto

Aunque este remedio no cura la conjuntivitis, desempeña un papel importante en el proceso de curación. Cualquier persona que tenga conjuntivitis y use lentes de contacto debe dejar de usarlas lo antes posible. Deberá mantenerlas alejadas hasta que el ojo esté completamente curado. La Clínica Mayo (Mayo Clinic) afirma que el tiempo que usted deberá dejar de usar las lentes de contacto dependerá de la causa de la conjuntivitis.

“Pregunte a su médico si debe tirar tus lentes de contacto descartables, así como la solución limpiadora y el estuche de las lentillas”, escribe la Clínica Mayo. “Si sus lentes no son desechables, límpielas bien antes de volver a utilizarlas”.

Aceite de Margosa

El aceite de margosa es un aceite vegetal que se crea a partir de las semillas de los frutos y semillas de la margosa, y que puede utilizarse para aliviar la piel irritada. No sólo tiene propiedades calmantes y suavizantes que lo hacen ideal para la curación, sino que también tiene “componentes antiinflamatorios y antibacterianos que pueden aliviar los síntomas de la conjuntivitis”, escribe el Dr. Axe. La fuente también dice que hay que aplicar el aceite de margosa alrededor del ojo y del párpado antes de acostarse.

Antiinflamatorios de venta libre

La conjuntivitis, al igual que muchas otras dolencias comunes, puede ser tratada con antiinflamatorios de venta libre. Hay medicamentos que una persona puede salir a comprar por su cuenta y los más comunes son los antiinflamatorios no esteroideos (AINE, por su abreviación), como el ibuprofeno. Según Medical News Today, este medicamento ayudará con la inflamación y el dolor.

La fuente también menciona los medicamentos para la alergia como tratamiento para “aliviar los síntomas de la conjuntivitis, en aquellos casos en que la causa es una alergia”. Estos medicamentos incluyen: comprimidos antihistamínicos, gotas oculares tópicas que contienen antihistamínicos y estabilizadores de mastocitos”, escribe la fuente.

Gel de Aloe Vera

Hay una razón por la que se usa aloe vera para tratar las quemaduras solares: es porque tiene propiedades antibacterianas y antivirales. El Dr. Axe señala que son la aloína y la emodina las que le confieren estos efectos curativos, entre los cuales también se encuentran la reducción de la inflamación y la aceleración del proceso de curación.

Puede parecer extremadamente extraño utilizar el aloe vera en una infección ocular porque estamos acostumbrados a verlo como un gel tópico, pero el Dr. Axe cita un estudio de 2012 que fue publicado en Pharmaceutical Biology que probó que “los extractos de aloe vera se pueden utilizar en las células de la córnea humana con seguridad.” La mejor manera de utilizarlo es usar el extracto de aloe vera en gotas para los ojos “para tratar la inflamación y otras dolencias de las partes externas del ojo.”

Cúrcuma

La cúrcuma ha surgido recientemente como un nuevo e interesante ingrediente que puede utilizarse para añadir sabor y color a una comida ordinaria, pero en realidad ha existido durante siglos y también tiene algunas propiedades curativas bastante increíbles. No sólo es capaz de mejorar la curación y reducir la inflamación, sino que también tiene “propiedades antibacterianas y -cuando se utiliza por vía tópica- puede aliviar los síntomas de la conjuntivitis”, escribe el Dr. Axe.

Para utilizar la cúrcuma como remedio para la conjuntivitis, el Dr. Axe sugiere crear una mezcla hecha en casa para aplicarla como compresa. Añada dos cucharadas de cúrcuma en polvo a una taza de agua hervida. A continuación, coja un algodón o una toallita limpia y empápelo en la mezcla antes de colocarlo sobre el ojo infectado.

Té verde

El té verde puede utilizarse para algo más que una agradable y cálida bebida calmante. El Dr. Axe explica que el té verde (en particular el té verde matcha) contiene bioflavonoides que “alivian la irritación y la inflamación causada por la conjuntivitis, al tiempo que combaten las infecciones bacterianas y virales.”

Para utilizar el té verde como remedio para la conjuntivitis, la fuente recomienda sumergir una bolsita de té verde en agua hirviendo y luego utilizarla como compresa en el ojo infectado. Sólo hay que tener cuidado de no aplicar la bolsa de té hasta que esté lo suficientemente fría como para tocarla. También se puede utilizar el té verde como limpiador, sumergiendo una toallita (limpia) en él, para obtener otro tipo de compresa caliente.

Tulsi

Puede que no haya oído hablar de esta hierba antes, pero es muy conocida en ciertas partes del mundo. Por ejemplo, los hindúes la consideran una planta sagrada, a veces denominada “albahaca sagrada”. Esto se debe a que el tulsi es conocido por sus poderes curativos, según el Dr. Axe. “Tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes que protegen los ojos del daño ambiental y de los radicales libres”, escribe la fuente. “También tiene el poder de combatir las infecciones virales, bacterianas y fúngicas en los ojos”.

Para tratar la conjuntivitis, el Dr. Axe recomienda sumergir las hojas de tulsi en agua hirviendo durante 10 minutos y utilizar esa agua como colirio. También puede empapar una compresa o un paño en el agua y utilizarlo como una compresa caliente.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X