¿Cuáles son las 5 etapas de la enfermedad de Parkinson?

La enfermedad de Parkinson es un trastorno cerebral que provoca temblores, rigidez y dificultades de equilibrio y coordinación. Cada año se diagnostica la enfermedad de Parkinson a unos 60,000 estadounidenses y, actualmente, hay más de 10 millones de personas que la padecen en todo el mundo. Los síntomas de esta enfermedad suelen comenzar gradualmente y empeorar con el tiempo.

Dado que esta enfermedad es progresiva, los médicos suelen utilizar una escala de valoración para determinar el estadio de la enfermedad de Parkinson en un individuo. Una de las escalas más utilizadas es la de Hoehn y Yahr (llamada así por sus autores). Esta escala se divide en cinco fases para ayudar a los médicos a evaluar el grado de avance de la enfermedad. En este artículo, exploramos las cinco fases de la enfermedad de Parkinson, incluyendo lo que puede esperar en cada etapa.

Síntomas comunes de la enfermedad de Parkinson

Los síntomas pueden variar de una persona a otra e, incluso, pueden empeorar a medida que la enfermedad avanza. A continuación, se enumeran algunos de los síntomas más comunes de la enfermedad de Parkinson a los que hay que prestar atención:

  • Temblores o sacudidas incontrolables;
  • Movimiento lento;
  • Músculos rígidos;
  • Deterioro de la postura y el equilibrio;
  • Cambios en el habla y la voz.

Los médicos suelen utilizar la escala de clasificación de Hoehn y Yahr para determinar la progresión de la enfermedad. Veamos a continuación las cinco fases o etapas de la enfermedad.

Primera fase de la enfermedad de Parkinson

Si un individuo se encuentra en la primera fase de la enfermedad de Parkinson, la progresión se considera leve. El individuo puede experimentar algunos síntomas, pero aún no serán lo suficientemente graves como para interferir en sus tareas diarias. Los síntomas pueden incluso ser tan mínimos que son pasados por alto.

Esté atento a un cambio en la postura, la forma de caminar y las expresiones faciales. Otro síntoma distintivo de la primera etapa son los temblores o problemas de movimiento que suelen circunscribirse a un solo lado del cuerpo. La buena noticia es que en esta etapa algunos medicamentos pueden ayudar a minimizar o reducir los síntomas.

Segunda fase de la enfermedad de Parkinson

Una vez que una persona entra en la segunda etapa, se considera una forma moderada de la enfermedad de Parkinson. Durante esta fase, los síntomas se vuelven más notables en comparación con la fase uno. Pueden aparecer síntomas como temblores, rigidez y cambios en las expresiones faciales, que son más evidentes.

Durante la segunda fase, las personas suelen sentir los síntomas en ambos lados del cuerpo. La buena noticia es que muchos individuos pueden seguir viviendo solos durante esta etapa, sin embargo, algunas actividades pueden tardar más de lo habitual. Healthline también explica que “la progresión desde la fase 1 a la fase 2 puede llevar meses o incluso años. Y no hay forma de predecir la progresión individual.”

Tercera fase de la enfermedad de Parkinson

La tercera etapa es un momento crítico en la progresión de la enfermedad. Es probable que la persona experimente los mismos síntomas que en la segunda fase. Sin embargo, ahora también es más probable que experimente una disminución de los reflejos, así como una pérdida de equilibrio.

Además, las personas pueden moverse más lentamente durante esta etapa, lo que puede aumentar el riesgo de caídas. Por desgracia, durante la tercera fase, la enfermedad probablemente afectará de forma significativa sus tareas diarias. Afortunadamente, una combinación de medicación y terapia ocupacional puede ayudar a reducir los síntomas.

Cuarta fase de la enfermedad de Parkinson

En la cuarta fase, la enfermedad ha avanzado lo suficiente como para que la persona necesite un andador u otro tipo de dispositivo de asistencia. Sin embargo, los individuos pueden ser capaces de estar de pie sin ayuda.

Durante esta etapa, la mayoría de los individuos son incapaces de vivir solos. Esto se debe a que la progresión de la enfermedad puede causar una pérdida significativa de la movilidad y de los reflejos. No sólo será muy difícil para la persona llevar a cabo las tareas cotidianas por sí sola, sino que incluso dichas tareas podrían resultar peligrosas.

Quinta fase de la enfermedad de Parkinson

La quinta fase se considera la más avanzada de la enfermedad. Las personas que se encuentran en esta fase suelen necesitar una silla de ruedas porque les resulta imposible ponerse de pie y caminar por sí mismas. Esto se debe a la avanzada rigidez de las piernas. También es importante que el individuo tenga asistencia constante para evitar caídas.

Los individuos en las etapas cuatro y cinco también pueden experimentar confusión, alucinaciones y delirios. La demencia también es frecuente. De hecho, entre el 50 y el 80 por ciento de las personas con la enfermedad de Parkinson padecerán demencia. Desgraciadamente, la medicación no ayuda mucho en esta fase, ya que los efectos secundarios suelen ser mayores que los beneficios.

Síntomas no-motores asociados a la enfermedad de Parkinson

Los cambios en los síntomas motores, tales como la rigidez muscular, pueden ayudar al médico a determinar la progresión de la enfermedad de Parkinson. Pero también existen varios síntomas no-motores comunes de esta enfermedad.

Estos síntomas incluyen cambios cognitivos como los problemas de memoria o la ralentización del pensamiento. Los trastornos del estado de ánimo, como la depresión y la ansiedad, también pueden ser un síntoma de la enfermedad de Parkinson.

Otros síntomas no motores son los trastornos del sueño, la fatiga, los problemas de visión, el estreñimiento, los problemas del habla y el deteriore del sentido del olfato. Estos síntomas también pueden empeorar a medida que avanza la enfermedad y pueden requerir tratamiento adicional.

¿Es mortal la enfermedad de Parkinson?

La enfermedad de Parkinson no es mortal en sí misma, pero las complicaciones que conlleva pueden ser graves. Por ejemplo, algunas lesiones causadas por caídas o problemas asociados a la demencia pueden ser mortales.

Además, algunas personas que padecen la enfermedad de Parkinson pueden tener dificultades para tragar. Esto puede provocar una neumonía por aspiración, que es una afección que provoca la inhalación de alimentos u otros objetos extraños hacia los pulmones.

Cuándo acudir al médico

Si experimenta alguno de los principales síntomas de la enfermedad de Parkinson, como temblores, lentitud de movimientos o problemas de equilibrio, debe hablar con su médico. También debe hablar con su médico si nota cambios en sus tareas cotidianas, tales como problemas para abrocharse la camisa o pérdida de olfato. Aunque estos signos no siempre indican la existencia de la enfermedad de Parkinson, es una buena idea al menos descartar esta posibilidad.

El tiempo que pasa con su médico es limitado, así que asegúrese de acudir a su cita preparado. Por ejemplo, es conveniente que anote todos los síntomas que está experimentando, así como cualquier cambio reciente en su vida o cualquier estrés importante. También querrá informar a su médico de los medicamentos que toma actualmente y anotar cualquier pregunta que tenga para él.

Después de hablar con su médico, él/ella podrá determinar cuáles son los siguientes pasos.

Qué hacer con la enfermedad de Parkinson

Por desgracia, actualmente no existe una cura para la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, existen diversos tratamientos que pueden ayudar a reducir los síntomas y mantener la calidad de vida. Algunos de estos tratamientos incluyen terapias de apoyo como la fisioterapia y medicación.

La mejor manera de provocar una detección temprana es conocer los síntomas motores y no-motores de la enfermedad de Parkinson. La detección precoz le ayudará a recibir un tratamiento más temprano y, en última instancia, a mejorar su calidad de vida.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X