Los mejores remedios para los pies hinchados

Gracias a nuestros pies, podemos llegar a lugares muy interesantes. Sin embargo, cuando llega la humedad del invierno, si está embarazada o si tiene un poco de exceso de peso, es posible que sufra de hinchazón de pies y tobillos con cierta regularidad.

Afortunadamente, además de descansar sus dedos de los pies, hay muchos remedios caseros efectivos para tratar los pies hinchados y dolorosos, y así poder salir y disfrutar del mundo. 

Poner los pies en remojo con sal de Epsom

Las sales de Epsom hacen milagros en los pies dolorosos e hinchados. Hay muchas razones por las que los pies pueden hincharse y el dolor que los acompaña puede causar múltiples molestias. Disolver unas cuantas tazas de sal en el agua de la bañera funcionará bien para aliviar los dedos de los pies, las pantorrillas y los tobillos fatigados. Si no desea desperdiciar agua en una bañera llena, siempre puede preparar un baño de pies con sales de Epsom en un balde poco profundo con agua. Remoje sus pies durante al menos 15-20 minutos, o más tiempo si puede.

Algunos profesionales de la salud recomiendan usar sales de Epsom para la hinchazón, pero también para los pies lesionados o infectados (evite usar sal en llagas abiertas) e incluso para la artritis. Estas sales tienen un precio bastante bajo y tienen grandes beneficios potenciales para la salud general de los pies. Las sales de Epsom contienen de sulfato de magnesio que se absorbe a través de la piel, razón por la cual estas sales son tan adecuadas para reducir la hinchazón y mejorar la circulación sanguínea. ¿Un consejo adicional? También harán que sus pies huelan bien durante más tiempo y aliviarán la piel reseca.

Yoga

Los ejercicios suaves como las posturas de yoga pueden hacer mucho para estimular la circulación sanguínea, lo que evitará que la sangre se acumule en ciertas áreas como los pies y los tobillos. Muchas posturas para ayudar con la hinchazón implican flexionar y extender los dedos de los pies. Al estirar los músculos de la parte inferior de las piernas y los pies, puede mejorar la circulación. Las posturas de “inversión” en yogam que elevan los pies por encima del pecho, como acostarse boca arriba y poner las piernas rectas contra una pared, también pueden aliviar la presión y la hinchazón de las extremidades inferiores fatigadas.

El yoga es un remedio común para el edema, una afección médica que hace que los pies y las piernas retengan líquido, lo que provoca una hinchazón incómoda. Las mujeres embarazadas son especialmente susceptibles a estos problemas, lo que puede aumentar la incomodidad del propio embarazo. Si desea probar remedios caseros como el yoga para los pies hinchados, es mejor hablar con su médico de antemano, así como asistir a una clase de yoga para aprender a realizar las posturas correctamente. 

Suplementos de magnesio

Si sufre de hinchazón dolorosa en los pies, tobillos y pantorrillas con regularidad, es posible que desee preguntar en su farmacia más cercana, si los suplementos de magnesio pueden aliviar el dolor.  A menudo, una deficiencia de magnesio puede contribuir a la inflamación de los pies o incluso causar edemas, lo que hace que retenga líquido en los pies y las piernas. Incluso si no tiene una deficiencia de magnesio, los suplementos podrían ser un buen remedio ya que el magnesio adicional es de gran ayuda. Además de muchas mujeres embarazadas que desarrollan edema, las mujeres en general pueden ser más susceptibles a tener los pies hinchados cada mes antes de su ciclo menstrual, pues es el momento en que el cuerpo de una mujer retiene más líquidos de forma natural.

Hable con su médico antes de tomar cualquier suplemento ya que el magnesio y algunos otros suplementos usados para reducir la hinchazón, pueden interactuar con otros medicamentos, haciendo, de hecho, empeorar la hinchazón. Las personas con enfermedades cardíacas o renales no deben tomar suplementos de magnesio, ya que existe un mayor riesgo de posibles complicaciones. 

Elevar los dedos de los pies

Tomar una posición de “gravedad invertida” puede ser un gran aliado para pies y tobillos hinchados. Intente apoyar la parte inferior de las piernas en la cama con una almohada para que sus pies estén elevados por encima del corazón, para hacer que el líquido drene y sea absorbido o eliminado (a través de la micción) por el cuerpo. Es probable que tenga que hacer esto varias veces al día, según la gravedad de su afección.

Las tablas de inversión también son una buena forma de elevar los pies y disminuir la hinchazón. Acostada boca arriba, estas mesas se bloquean en sus pies y luego le permiten “colgarse” boca abajo. Este método para aliviar para los pies hinchados no funciona para todos, pero es bueno probarlo. Se sabe que las tablas de inversión ayudan con muchos problemas de espalda y alivian el dolor de esa zona, por lo que puede ayudar a tratar esa otra área de su cuerpo, al mismo tiempo que reduce la hinchazón en sus pies. 

Masaje de pies

El masaje de pies es uno de los mejores remedios para pies y tobillos hinchados. Cuando estamos de pie todo el día, el flujo sanguíneo a menudo se resiente, lo que hace que el líquido se acumule en los pies. Esto también puede suceder incluso después de estar sentada durante largos períodos de tiempo. Sin embargo, un masaje regular en la zona puede ayudar a estimular un mejor flujo sanguíneo en las extremidades inferiores. En general, los masajes de pies también son una buena forma de relajarse después de un largo día.

No tiene que desembolsar demasiado dinero para recibir un masaje profesional, aunque obviamente esa es una opción. Puede ser fácil aprender a dar un masaje, por lo que su pareja podría ayudarla. Muchas personas solo necesitan un masaje ligero para reducir la hinchazón. El masaje debe comenzar en los pies y subir hasta las rodillas para ayudar a mejorar la circulación. Para obtener mejores resultados, use un aceite que ayude a reducir la hinchazón o el malestar, como el aceite de ciprés o de manzanilla. 

Hidratarse

Una cantidad significativa de personas no bebe suficiente agua todos los días, lo que contribuye a la hinchazón. Cuando su cuerpo no obtiene el agua que necesita, comienza a retener agua en un intento por evitar la deshidratación, lo que hace que el agua retenida cause hinchazón en los pies y las piernas. A menudo, beber más agua durante el día ayudará a diluir el sodio y la cafeína, los principales contribuyentes a reducir la inflamación. Beber de 8 a 10 vasos de agua al día ayudará a eliminar las toxinas del cuerpo.

Los pies hinchados pueden causar dolor e incomodidad, puede ser difícil poner los pies en los zapatos o incluso hacer que no pueda caminar mucho o conducir si la hinchazón es severa. Para maximizar los beneficios de beber más agua para ayudar a reducir la hinchazón, intente agregar unas rodajas de limón a su agua para conseguir beneficios antiinflamatorios adicionales. Para algunas personas, simplemente hidratarse puede aliviar sus síntomas, mientras que otras pueden tener que usar una “combinación” de varios remedios. Pero, independientemente de si le sirve de ayuda para los pies hinchados, debe asegurarse de beber suficiente agua con regularidad.

Aceites esenciales

Los aceites esenciales se derivan de hierbas y ofrecen un enfoque holístico para reducir la hinchazón. Agregar aceites esenciales antiinflamatorios, como menta, eucalipto, limón o lavanda, al aceite de masaje o al agua del baño, aliviará el dolor y la hinchazón de los pies y los tobillos. 

La manzanilla y la lavanda funcionan como antiinflamatorios, el eucalipto reduce la hinchazón y es eficaz para aliviar el dolor, y el aceite de menta puede ayudar a enfriar los pies, brindándole un alivio calmante. Muchos aceites también ofrecen otros beneficios para la salud y además el aroma puede ser calmante. Puede masajear aceites esenciales en el área dolorida o usarlos en un baño de pies.

Si su hinchazón es dolorosa o si experimenta hinchazón con frecuencia y con otros síntomas, debe acudir a su médico. Hay muchas afecciones médicas que pueden causar hinchazón, por lo que es importante asegurarse de no tener una afección subyacente que cause la hinchazón de sus pies, tobillos o piernas. Su médico también podrá sugerir otras formas de reducir la hinchazón, dependiendo de cuál considere que puede ser la causa.

Nadar

Nadar es algo que nos hace tener más optimismo. Es una de las pocas actividades que no exigen demasiado a nuestras extremidades inferiores. Estar 30 minutos nadando cada día puede disminuir la hinchazón y aliviar el dolor inflamatorio ya que alivia el peso de sus pies, tobillos y pantorrillas. La temperatura fresca del agua puede brindarle un alivio adicional y su circulación mejorará, eliminando el exceso de sangre que se acumula en sus pies.

Incluso puede beneficiarse simplemente pararse en el agua hasta el cuello si no puede nadar. Si está embarazada y tiene pies y tobillos hinchados, nadar de forma suave también puede aliviar el estrés de la espalda y las caderas, aliviando el dolor del peso extra. Sin mencionar que la natación es una forma de ejercicio extremadamente buena debido a la cantidad de músculos que se utilizan en todo el cuerpo, por lo que puede ser una forma eficaz de mantenerse en forma. Pruebe con una clase de natación aeróbica si las natación convencional no le agrada.

Medias de compresión

Si sufre de inflamación severa de los pies, pantorrillas y tobillos, su médico puede recomendar el uso de calcetines o medias de compresión para prevenir la hinchazón y aliviar un poco la presión de las extremidades inferiores. Estas también pueden ayudar a evitar que la sangre se acumule y cause la formación de venas varicosas dolorosas, que son resultado común de la hinchazón crónica. Cuando sus pies y tobillos se hinchan debido a la acumulación de sangre, la media de compresión hace que la sangre se mueva más rápidamente, lo que aumenta la circulación y hace que la sangre suba por las piernas, en lugar de centrarse alrededor de los pies.

Las medias de compresión son un remedio preventivo para los pies, pantorrillas, y tobillos hinchados, pero también pueden ayudar a aliviar el dolor y la incomodidad. Algunas personas las usan con regularidad, especialmente si permanecen sentadas o de pie durante largos períodos de tiempo. Estas medias son muy populares y efectivas, por lo que hay muchas opciones ligeras disponibles para estar cómoda de forma adecuada. 

Evite la sal y la cafeína

La sal y la cafeína son otra de las causas comunes de hinchazón de los pies, por lo que reducir la ingesta de sodio y cafeína puede ser de gran utilidad para aliviar la formación de líquidos en los tobillos y los pies. Tanto la sal como la cafeína son malas compañeras en lo que respecta a la retención de líquidos, así que intente encontrar fuentes alternativas de sal (es decir, algas secas o sal marina) y reduzca la ingesta de cafeína para aliviar la hinchazón de los piás. En lugar de tomar esa segunda taza de café, cámbiela por agua, que es otro remedio efectivo para los pies hinchados.

La sal hace que su cuerpo retenga agua, lo que puede provocar hinchazón. Consuma alimentos frescos y bajos en sodio para ayudar a reducir la ingesta de sal. Muchos alimentos procesados y congelados están repletos de sal; evítelos tanto como sea posible y lea las etiquetas nutricionales para ver la cantidad de sodio en el producto. El exceso de sal también puede ser muy malo para la presión arterial y provocar hipertensión. Las enfermedades cardíacas son graves, por lo que reducir el consumo de sal puede ser realmente bueno para la salud de su corazón.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X