Hipertiroidismo: Signos y síntomas de una tiroides hiperactiva

Que una parte clave de su sistema endocrino trabaje demasiado puede ser realmente perjudicial para su salud. Nos referimos concretamente a la glándula tiroidea, que es la glándula con forma de mariposa que se encuentra en la línea media de su cuello y que desempeña un papel importante en el metabolismo de su cuerpo.

Hay diferentes razones por las que su tiroides puede estar produciendo hormonas en exceso, incluida la enfermedad de Graves (que es un trastorno autoinmune). Si cree que puede tener problemas, aquí tiene ocho síntomas de una tiroides hiperactiva a los que debe prestar atención.

Nerviosismo

El NHS del Reino Unido explica que un síntoma importante de hipertiroidismo es tener una energía nerviosa, que puede parecer más pronunciada si usted no es una persona ansiosa por naturaleza. La fuente dice que “el nerviosismo, la ansiedad y la irritabilidad” pueden ser signos de que su glándula tiroidea está trabajando en exceso. Los temblores también pueden ser una señal.

También puede ser hiperactivo, lo que significa que no puede quedarse quieto, lo que probablemente se asocie con la energía nerviosa, afirma la fuente. Si su cuerpo y su mente están constantemente acelerados y no sabe por qué, pídale a su médico que le revise la tiroides (entre otras cosas).

Fatiga

Por otro lado, también puede experimentar languidez y agotamiento a causa del hipertiroidismo, observa VeryWell.com. Se podría pensar que una sobreproducción de hormonas le haría estar constantemente activo como en el caso anterior, pero no siempre es así.

Una de las razones por las que podría estar agotado por el hipertiroidismo es tener dificultades para dormir. “La dificultad para dormir también puede deberse al estrés que sufre su cuerpo por tener el pulso acelerado, la presión arterial alta, la diarrea, los temblores, la ansiedad y otros síntomas del hipertiroidismo”, señala la fuente.

Aumento del apetito

Tener un gran apetito de la nada puede estar relacionado con su función tiroidea, explica la Clínica Mayo. Allí se explica que el hipertiroidismo puede aumentar la cantidad de alimentos que ingiere, pero al mismo tiempo, puede estar perdiendo peso de forma repentina (e inexplicable).

Bajar de peso sin ningún cambio en la dieta no suele ser una buena señal, pero puede que no se trate de hipertiroidismo. Consulte a su médico sobre los cambios importantes en el apetito y las fluctuaciones de peso.

Latidos cardíacos irregulares

Un exceso de la hormona tiroidea puede desencadenar ritmos cardíacos anormales (conocidos clínicamente como arritmias), según la Escuela de Medicina de Harvard. Una de las anomalías más comunes es la aceleración de la frecuencia cardíaca en reposo (conocida médicamente como taquicardia sinusal), señala la fuente.

Esta afección puede hacer que su ritmo cardíaco supere los 100 latidos por minuto (la frecuencia cardíaca media en reposo para los adultos es de entre 60 y 100). Otro problema que puede producirse es la fibrilación auricular (o AFib), que es cuando las cámaras superiores de su corazón están desfasadas con las inferiores y a menudo se describen como “temblores”.

Presión arterial alta

La Clínica Mayo explica que el hipertiroidismo puede causar una presión arterial alta secundaria (hipertensión), que es cuando su presión arterial es alta por otra condición médica. Aunque la presión arterial alta puede ser peligrosa, al igual que la hipertensión primaria no suele presentar síntomas, señala la clínica.

Puede tener la tensión arterial alta por el hipertiroidismo (o por otra afección médica) si no responde a la medicación para la tensión arterial (o si los medicamentos actuales dejan de ser eficaces), si es muy alta (tensión arterial sistólica superior a 180 mmHg o tensión arterial diastólica superior a 120 mmHg) y si no hay antecedentes familiares de tensión arterial alta, dice la fuente.

Bocio

Se refiere al agrandamiento físico de su glándula tiroidea, que puede estar vinculado a problemas de tiroides. “Es importante saber que la presencia de un bocio no significa necesariamente que la glándula tiroidea funcione mal”, explica la Asociación Americana de la Tiroides.

Una tiroides hiperactiva puede hincharse, pero también puede hacerlo una tiroides poco activa (hipotiroidismo), añade la fuente. Podría haber otra condición relacionada con el agrandamiento de su tiroides, que debería ser examinada por un profesional médico.

Pérdida de cabello/Cabello quebradizo

El cabello quebradizo que se rompe o se cae también puede estar relacionado con problemas de tiroides, según el blog de los Laboratorios DS. “Si usted padece trastornos de la tiroides, ahora hay suficientes pruebas científicas que demuestran que su tiroides influye en su cabello”, señala. Esto se debe a que las hormonas tiroideas controlan muchas funciones corporales, incluido el crecimiento saludable del cabello.

La fuente también explica que la pérdida de cabello por problemas de tiroides “sólo puede hacerse patente varios meses después de la aparición de la propia enfermedad”. Aparte del cabello quebradizo, también puede experimentar un cuero cabelludo seco y con picazón a causa del hipertiroidismo.

Intolerancia al calor

Healthline.com afirma que la hormona específica tiroxina producida por la tiroides puede elevar su metabolismo, lo que conduce a un aumento de la temperatura corporal. Esto podría llevarle a sentir más calor en una habitación de clima normal o a sentir más estrés por calor fuera en un día caluroso.

La fuente dice que hay otros factores que pueden contribuir a la intolerancia al calor. Así, si sabe que tiene una tiroides hiperactiva, quizá deba reducir la cafeína, que también puede acelerar su metabolismo. Los medicamentos para la presión arterial o la alergia también podrían ser los causantes.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X