Sistema Hepático ESP

10 Síntomas Significativos de Daño en el Hígado

El daño al hígado puede estar causado por herencia (por ejemplo: heredado de un familiar), toxicidad (por ejemplo: por sustancias químicas o virus) o por una enfermedad a largo plazo (Ej.: Cirrosis) que puede afectar al hígado de por vida.

El hígado ayuda al organismo a digerir comida, absorber nutrientes y eliminar toxinas. Sin este órgano abdominal no se puede vivir.

Los 10 síntomas claros de un hígado dañado son:

1. Abdomen inflamado

Cirrosis, la preocupante progresión de enfermedad hepática, causa acumulación de líquidos en la cavidad abdominal (una afección conocida como Ascitis), ya que retiene tanto los niveles de albúmina y proteínas en la sangre como los líquidos. Estos síntomas hacen que el paciente aparente estar embarazado.


2. Ictericia

La piel y los ojos apagados, de un amarillento enfermizo, es sintomático de daño en el hígado. Este color amarillento en la piel y en el blanco de los ojos se da por el aumento de la bilirrubina (un pigmento biliar) que se acumula en la sangre y que el cuerpo es incapaz de eliminar las impurezas del organismo.


3. Sensibilidad abdominal

El dolor abdominal, en particular en la esquina superior derecha del abdomen, o en la parte inferior derecha del costado es un indicio de daño en el hígado.


4. Alteraciones en la orina

La orina adopta un color amarillento oscuro debido al aumento de los niveles de bilirrubina en la corriente sanguínea; ya que el hígado dañado no es capaz de eliminarla por excreción a través de los riñones.


5. Piel irritada

Otro signo de daño en el hígado es el picor constante en la piel y que deriva en una erupción cutánea escamosa, debido a que la carencia de flujo de líquidos en el cuerpo se manifiesta exteriormente en piel escamosa, gruesa, con picor y con manchas.


6. Alteraciones en las heces

A menudo, el daño del hígado está unido a cambios en las deposiciones, por ejemplo; se presentan periodos de estreñimiento, síndrome del intestino irritable, o heces que cambian de color claro a oscuro o contienen restos de sangre.


7. Nauseas

Problemas digestivos como indigestión y reflujo de ácidos pueden mostrar su lado más oculto cuando se sufre un daño al hígado; e incluso produce ataques de vómitos.


8. Pérdida de apetito

El daño al hígado que evoluciona en insuficiencia hepática, sin atención médica, puede causar la pérdida de apetito que se traduce en una dramática pérdida de peso. En los casos donde los pacientes están gravemente desnutridos, los nutrientes tienen que ser inyectados por vía intravenosa.


9. Retención de líquidos

Es algo normal retener líquidos en las piernas, tobillos y pies; una afección llamada Edema, que se manifiesta cuando el hígado está bastante dañado. Cuando se presionan las zonas hinchadas de la piel, se notará que la huella permanece unos segundos después de levantar el dedo.


10. Agotamiento

Fatiga crónica, debilidad muscular y mental, pérdida de memoria e incluso confusión. Frecuentemente, el estado de coma ocurre cuando un daño al hígado evoluciona en insuficiencia hepática.

 
X