Alimentos buenos para los riñones

Los riñones tienen un trabajo extremadamente importante. Todos tenemos dos órganos con forma de frijol situados debajo de las costillas y a ambos lados de la columna vertebral. Estos órganos se encargan de filtrar nuestra sangre, eliminar los desechos, controlar el equilibrio de líquidos del cuerpo y mantener un nivel saludable de electrolitos, explica WebMD. Los riñones se encargan de filtrar toda la sangre del cuerpo varias veces al día.

Millones de personas en Estados Unidos sufren problemas renales, y a menudo ni siquiera se dan cuenta, porque no siempre presentan síntomas evidentes. Por eso es muy importante que cuidemos bien de nuestros riñones. Una de las mejores maneras de hacerlo es llevando una dieta saludable en general. Si quiere ir un paso más allá, hemos recopilado una lista de los mejores alimentos para los riñones, en función de sus beneficios específicos para la salud. Para mejorar la salud de sus riñones, empiece a comer más de estos 15 alimentos…

¿Cree que puede tener un problema renal? Pruebe Stone Breaker Natural Kidney Cleanse & Gallbladder Formula -un producto popular en Amazon, con más de 4.5 estrellas y más de 1,700 comentarios de consumidores-. (Como asociado de Amazon, este sitio gana con las compras que califican).

Manzanas

¿Ha oído alguna vez el dicho “una manzana al día mantiene alejado al doctor”? Pues parece que es cierto (al menos cuando se trata de nuestros riñones). Las manzanas son uno de los mejores alimentos para nuestros riñones porque contienen pectina, “una fibra soluble que puede reducir los niveles de colesterol y glucosa”, escribe la Fundación Nacional del Riñón (National Kidney Foundation). La pectina también puede reducir cualquier factor de riesgo que podría dañar los riñones, como la presión arterial alta o el colesterol.

Las manzanas son súper fáciles de integrar en su dieta porque son un gran tentempié. Si usted es una persona a la que le gusta pelar la manzana antes de comerla (lo cual es poco probable, pero posible), considere, en cambio, la posibilidad de mantener la cáscara porque ahí es donde están muchos de los antioxidantes, incluida la quercetina (la cual se cree que protege nuestras células cerebrales). Las manzanas también son una buena fuente de vitamina C.

Agua

La mayoría de la gente no bebe suficiente agua a lo largo del día, ¡incluyéndome a mí! Es una pena, porque beber agua a lo largo del día proporciona muchos beneficios importantes y necesarios para nuestro cuerpo, incluidos los riñones. El agua es necesaria para que nuestras células transporten las toxinas al torrente sanguíneo. “Los riñones utilizan el agua para filtrar estas toxinas y crear la orina que las transporta fuera del cuerpo”, escribe Medical News Today.

Si nota que tiene sed a lo largo del día, busque agua antes que cualquier otra cosa. StyleCraze aconseja que las mujeres beban 8 vasos de agua al día, y los hombres, 13. Si no puede consumir esa cantidad, apunte al menos a beber unos cuantos vasos para mantener su mente y su cuerpo sanos. Es importante tener en cuenta que la cantidad de agua necesaria a lo largo del día también depende de su nivel de actividad y del estado de sus riñones. Hable con su médico para obtener más información.

Col rizada

La col rizada es uno de esos superalimentos de los que se habla constantemente por sus beneficios nutricionales, ¡y con razón! Según la Fundación Nacional del Riñón, esta hoja verde está repleta de vitamina A, K y C, así como de calcio y muchos minerales importantes. Aporta carotenoides y flavonoides que benefician directamente a nuestra salud ocular, al tiempo que nos protegen del cáncer. Es importante tener en cuenta que, dado que la col rizada tiene un alto contenido en vitamina K, cualquier persona que tome anticoagulantes (por ejemplo, warfarina) debería hablar con su médico antes de seguir una dieta con un alto contenido de esta vitamina.

Una de las mejores cosas de la col rizada es que su temporada alta es en invierno, lo que significa que es una gran opción cuando todas las demás verduras son un poco más escasas (o caras). Comer col rizada no tiene por qué ser aburrido o simple; puede darle un empujoncito de sabor horneando esta verdura en forma de chips, mezclándola en un batido o en una ensalada.

Coliflor

Según Healthline, la coliflor es una de las verduras más nutritivas que se pueden consumir, ya que tiene un alto contenido en nutrientes como las vitaminas C y K y folato -una vitamina del grupo B. Además, también contiene muchos compuestos antiinflamatorios como el indol y la fibra.

No hace falta mucha coliflor para obtener una dosis saludable de nutrientes. Healthline escribe que sólo una taza de coliflor cocida aporta unos 30 mg de sodio, 320 mg de potasio y 47 de fósforo. También puede triturarla para sustituir el puré de patatas, o ser creativo/a preparando platos como la coliflor de búfalo o la masa de pizza de coliflor.

Arándanos

Aunque estas bayas son pequeñas, ¡no subestime su poder! Los arándanos son uno de los mejores alimentos por su valor antioxidante. La Fundación Nacional del Riñón señala que los arándanos no sólo son bajos en calorías, sino que también son una gran fuente de fibra y vitamina C. Tienen muchos beneficios increíbles para la salud. Ahora mismo se está estudiando su capacidad para proteger contra el cáncer y las enfermedades del corazón, así como otros beneficios para la salud del cerebro.

Cuando se trata de los riñones, los arándanos son una opción amigable porque son bajos en sodio, fósforo y potasio. Healthline señala que sólo una taza de arándanos aporta 1 mg de sodio, 114 mg de potasio y 18 mg de fósforo.

Si quiere empezar a comer más arándanos, investigue dónde está el mercado de agricultores más cercano o, simplemente, cójalos en su supermercado local. Además, no tiene que renunciar a ellos durante la temporada baja. Cómprelos congelados porque tienen el mismo sabor y los mismos beneficios que los arándanos frescos. Mézclelos en un batido o espolvoree un poco sobre los cereales, la crema de avena o, incluso, el yogur.

Arándanos rojos (cramberries)

Cuando se trata de la salud, los arándanos rojos son, probablemente, más conocidos por ayudar con las infecciones del tracto urinario (ITU, por su abreviación) que por sus efectos beneficiosos en los riñones, ¡pero pueden beneficiar a ambos! Los arándanos rojos pueden ayudar a proteger los riñones de los daños y son excelentes para prevenir o controlar las úlceras y las bacterias. Según Healthline, “Estas pequeñas frutas ácidas contienen unos fitonutrientes llamados “proantocianidinas de tipo A”, las cuales impiden que las bacterias se adhieran al revestimiento del tracto urinario y de la vejiga, evitando así las infecciones”. Esto es importante para las personas con enfermedades renales, ya que son más propensas a desarrollar infecciones urinarias.

Para incluir más arándanos rojos en su dieta, pruebe a comerlos secos, cocidos, frescos o en forma de jugo. Healthline señala que son bajos en potasio, fósforo y sodio, lo que los hace súper amigables para los riñones.

Espinacas

Al igual que la col rizada, las espinacas son bien conocidas por sus increíbles beneficios para la salud. Están repletas de vitamina A, C, K y folato. “El betacaroteno que se encuentra en las espinacas es importante para reforzar la salud de su sistema inmunológico y proteger su visión”, escribe la Fundación Nacional del Riñón. También tienen mucho magnesio.

Para incorporar las espinacas a su dieta, puede preparar una rápida ensalada como guarnición para cualquier plato, cocinarlas al vapor y condimentarlas con ajo y aceite de oliva o, incluso, puede mezclarlas en un saludable batido.

Pescado

Los ácidos grasos omega-3 son excelentes para la salud de los riñones y, dado que nuestro cuerpo no puede producirlos por sí mismo, la mejor manera de obtenerlos es a través del consumo de alimentos como el salmón, la caballa, el atún blanco, el arenque y las sardinas. Los pescados con alto contenido en ácidos grasos omega-3 pueden ayudar al organismo en la coagulación de la sangre y a construir las membranas celulares del cerebro. También son una gran fuente de grasas saludables, dice Medical News Today.

Según la Fundación Nacional del Riñón, se ha demostrado que los ácidos grasos omega-3 “disminuyen el riesgo de latidos cardíacos anormales, reducen los niveles de triglicéridos y reducen ligeramente la presión arterial”. Actualmente, se está investigando sus beneficios contra el cáncer, las enfermedades autoinmunes y las enfermedades inflamatorias del intestino.

Hongos

Los hongos shiitake son una gran fuente de proteínas, especialmente para quienes siguen una dieta basada en plantas. También contienen mucha fibra dietética, vitaminas del grupo B, cobre, manganeso y selenio, dice Healthline.

Según Life Line Screening, otro aspecto estupendo de los hongos en general es que contienen vitamina D (cualquiera que padezca una enfermedad renal crónica (ERC) sabe lo importante que es esta vitamina). La mejor forma de obtener vitamina D es a través de la dieta o de suplementos (pero también se puede absorber del sol). El contenido en vitamina D de los hongos les permite regular la función renal, por lo que son uno de los mejores alimentos para los riñones.

Fresas

Creo que nunca he conocido a alguien a quien no le gusten las fresas (así que no debería ser difícil convencer a nadie de que coma más de esta deliciosa fruta). Las fresas están llenas de antioxidantes, vitaminas y fibra. Según las investigaciones, la fibra y los nutrientes que se encuentran en las fresas pueden ayudar a proteger el corazón y combatir el cáncer, y también contienen propiedades antiinflamatorias.

Hay muchas formas diferentes de comer fresas, lo que hace que sea aún más fácil empezar. Puede comerlas solas, en un batido, en una ensalada o agregarlas a cereales, yogur o crema de avena.

Repollo

El repollo forma parte de la familia de las crucíferas, junto con las coles de Bruselas, el brócoli y la coliflor. Según Healthline, esta singular verdura aporta “vitaminas, minerales y potentes compuestos vegetales”. El consumo de repollo permite obtener vitamina K, C y muchas vitaminas del grupo B. También proporciona fibra insoluble, “un tipo de fibra que mantiene su sistema digestivo saludable al promover movimientos intestinales regulares y añadir volumen a las heces”.

Lo que tiene en común con muchos de los otros alimentos de esta lista es que es bajo en sodio, potasio y fósforo, por lo que es seguro comerlo cuando se trata de nuestra salud renal.

Batatas

Probablemente, las batatas no son lo primero que nos viene a la mente cuando pensamos en alimentos saludables, pero, lo crea o no, ¡las papas dulces entran en la lista! Aunque son similares a las papas blancas en muchos aspectos, las batatas tienen más fibra, lo que significa que se descomponen más lentamente en el cuerpo. Las batatas también están repletas de betacaroteno (que es lo que les da ese color naranja brillante) y también contienen vitamina A y C. Además de todo eso, son una buena fuente de potasio y vitamina B-6, dice la Fundación Nacional del Riñón. Su contenido en potasio puede ayudar al organismo a equilibrar los niveles de sodio y “reducir su efecto en los riñones”, explica Medical News Today.

Para obtener una dosis saludable de beneficios, la Base de Datos Nacional de Nutrientes del USDA (USDA National Nutrient Database) recomienda comer una batata mediana (de 5 pulgadas de largo). Al hacerlo, usted consumirá casi 4 gramos de fibra con sólo 112 calorías. Comer este alimento no tiene por qué ser aburrido. Puede probar a machacarlas o incluso a cortarlas en rodajas y hornearlas en forma de pequeñas papas fritas.

Pimientos

Casi todos los pimientos son buenos para nosotros y nuestros riñones. Están cargados de nutrientes, pero son bajos en potasio. Esto es importante para nuestros riñones y, por desgracia, no podemos decir lo mismo de todas las demás verduras. Por eso, los pimientos son especialmente buenos para los riñones. Vienen en una gama de diferentes colores y están cargados de antioxidantes como la vitamina C. Incluso si usted come sólo un pimiento rojo pequeño, obtendrá el 200 por ciento de la dosis diaria recomendada de vitamina C.

“También están cargados de vitamina A, un nutriente importante para la función inmunitaria, la cual, a menudo, se ve comprometida en las personas con enfermedades renales”, escribe Healthline.

Cebollas

Las cebollas son un alimento básico en la cocina. Son súper saludables porque dan sabor a nuestra cocina sin añadir sodio. Una dieta baja en sodio es súper importante para las personas con problemas renales, por lo que encontrar alternativas sin sodio es una necesidad. ¡Aquí es donde entran en juego las cebollas! “Saltear las cebollas con ajo y aceite de oliva añade sabor a los platos sin comprometer la salud de sus riñones”, escribe Healthline.

Además de sus beneficios respecto a la ausencia de sodio, las cebollas tienen un alto contenido en vitamina C, manganeso y vitaminas del grupo B. También contienen “fibras prebióticas que mantienen su sistema digestivo sano al alimentar las bacterias intestinales beneficiosas.”

Claras de huevo

El desayuno es la comida más importante del día. ¡Hágalo aún más beneficioso comiendo claras de huevo! Las claras de huevo proporcionan una proteína de alta calidad, la cual, además, es respetuosa con los riñones. El único inconveniente con los huevos es su yema, por lo que sólo hemos incluido aquí las claras de huevo. Las yemas de huevo pueden ser nutritivas, pero tienen un alto contenido en fósforo, el cual puede ser peligroso para las personas con enfermedades renales.

Además de ser una buena fuente de proteínas, las claras de huevo son estupendas para las personas que se someten a un tratamiento de diálisis, “ya que dichas personas tienen mayores necesidades de proteínas, pero necesitan limitar el fósforo”, dice Healthline.

Si usted no es un gran fan de los huevos, también puede obtener una dosis saludable de proteínas del pollo sin piel.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X