Trombosis ESP

10 Señales de que Puede Tener un Coágulo de Sangre en la Pierna

Puede no sonar como una cuestión de vida o muerte; pero un coágulo de sangre que se desarrolla en las venas profundas de la pierna, si no se trata y no se va por sí solo; puede desprenderse y viajar hacia los pulmones causando una embolia pulmonar (o EP).

En la mayoría de los casos, un coágulo de sangre en la pierna se formará debido a períodos prolongados de viajes; por ejemplo, si usted permanece inmóvil en espacios estrechos, como un avión o autobús — con pocas oportunidades para estirar las piernas o ponerse de píe y caminar.

Aquí están las diez señales de que usted puede tener un peligroso coágulo de sangre en su pierna…

1. Enrojecimiento

Una ligera decoloración de la piel en el área del coágulo es, a menudo, uno de los primeros signos de la formación de un trombo (o coágulo) profundo en una vena.

2. Inflamación

Asimismo, puede ocurrir hinchazón dolorosa en el lugar del coágulo, particularmente si se desarrolla en la zona de la pierna, tobillo o pantorrilla.

3. Calor en la Piel

La coagulación de la sangre a menudo causará un cambio de temperatura — en los coágulos de las piernas, la piel cerca de la zona puede aumentar de temperatura y calentarse.

4. Desmayos

Los desmayos y mareos pueden ocurrir si el cuerpo es incapaz de disolver el coágulo de sangre naturalmente, por su cuenta, o si éste se desprende y viaja hacia los pulmones haciendo la respiración dificultosa.

5. Aumento de la Frecuencia Cardíaca

Ya que el coágulo en la pierna crece de tamaño, el cuerpo intentará erradicarlo y los órganos vitales, como el corazón, trabajarán más duro; como resultado se producirá un latido cardiaco acelerado.

6. Fatiga

Cualquier enfermedad, como un coágulo de sangre, pondrá a los sistemas de defensa del cuerpo a trabajar tiempo extra, lo que puede provocar una fatiga o agotamiento sin motivo aparente.

7. Fiebre

Un coágulo de sangre, especialmente si se desprende y entra en el torrente sanguíneo, puede causar una fiebre leve.

8. Sensibilidad

A menudo la piel que rodea al coágulo, aun cuando se encuentre en lo profundo de la pierna, puede volverse muy sensible al tacto sin evidencia de hematomas en la superficie de la piel.

9. Sin síntomas

Aproximadamente la mitad de las personas que sufren un coágulo de sangre en la pierna (o una trombosis venosa profunda) tienen pocos o ningún síntoma.

10. Venas Dilatadas

A veces, un obstinado coágulo de sangre se mostrará mediante la distensión de las venas superficiales en la zona de la pierna donde se está desarrollando.

Share This Article

X