Remedios ESP

¿Tiene algún malestar? ¡Siempre hay algún aceite milagroso que lo aliviará!

Unas cuantas semanas atrás, un terrible dolor de cabeza me atacó por sorpresa mientras almorzaba con una amiga. Sin dudarlo, sacó de su bolso una pequeña botellita de aceite esencial de menta y me dijo que me lo frotara en la sien. Al principio me negué, pero luego accedí porque amo el aroma de la menta. Me sorprendí al notar que mi dolor de cabeza había desaparecido y ¡pude disfrutar del resto de la tarde sin rastros de dolor!

Cuando se trata de cuidar su salud personal y su bienestar general, los aceites a base de extractos de plantas naturales constituyen un tratamiento seguro, aromático y libre de sustancias químicas para una gran variedad de problemas de salud (ansiedad, acné, úlceras y molestias digestivas). Por supuesto, yo siempre recomiendo que realice una consulta con su médico antes de someterse a cualquier tipo de tratamiento…

1. Aceite de árbol de té para el acné

El aceite de árbol de té, también conocido como Melaleuca, es un tipo de aceite con propiedades antibacteriales y antivirales, lo que significa que puede acabar con las bacterias que generan los brotes de acné y la hinchazón en la piel al aplicarse en forma de tópico sobre los granos.

Si bien hay muy poca evidencia al respecto, un estudio al azar conducido en Australia y publicado por los Institutos Nacionales de Salud comprobó la efectividad del aceite de melaleuca como tópico antiséptico al haber sido probado en 124 pacientes y al comparar su eficacia con la de la loción de peróxido de benzoilo. Los resultados demostraron que, si bien el aceite de árbol de té y el peróxido de benzoilo tenían los mismos efectos antiacnéicos y anti-infamatorios, los pacientes que recibían un tratamiento a base de aceite de melaleuca experimentaban menos efectos secundarios (como piel seca, enrojecimiento e irritación).

2. Aceite de hinojo para problemas digestivos

El aceite de hinojo ha sido utilizado durante mucho tiempo para aliviar molestias digestivas — entre las que se incluyen hinchazón, gases y dolores menstruales, acidez y hasta cólicos en los bebés. Esta hierba mediterránea es muy confundida con el anís. No obstante, aunque tengan el mismo gusto que el regaliz, no es lo mismo.

La planta de hinojo se utiliza como aceite medicinal después de que las flores amarillas se secan y se convierten en semillas. Según investigadores del Centro Médico Langone de la UNY, las semillas de hinojo estimulan el flujo de bilis debido a que relajan los músculos digestivos y abdominales, lo que resulta en la reducción del dolor y en la mejora de la digestión.

3. Lavanda para la ansiedad

No es nada sorprendente que el suave y relajante aroma de la lavanda sea capaz de eliminar el estrés y aliviar la ansiedad. Según un estudio publicado por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, el aceite de lavanda fue probado en un grupo de pacientes con Trastorno de Ansiedad Generalizada (o TAG) para saber si resultaba más efectivo que el Lorazepam, un sedante capaz de generar adicción como consecuencia de su uso prolongado.

Los resultados del estudio de 6 semanas demostraron que los pacientes con TAG notaron una reducción significativa de sus niveles de ansiedad. Tanto el aceite de lavanda como el Lorazepam lograron disminuir la ansiedad en ambos grupos. Sin embargo, la lavanda no causa efecto sedativo ni genera adicción.

4. Bálsamo de limón para tratar las úlceras

El bálsamo de limón, también conocido como Melissa Officinalis, ha sido utilizado como calmante — por lo que alivia el estrés, combate el insomnio y quita el ardor de las picaduras de insectos. Hoy en día, sin embargo, se suele incorporar en cremas tópicas destinadas a curar el herpes asociado con las úlceras, debido a sus propiedades naturales anti-bacteriales.

Una investigación realizada por el Centro Médico de la Universidad de Maryland concluyó que las pomadas tópicas que contienen bálsamo de limón son efectivas en el tratamiento del enrojecimiento, de la hinchazón y, a su vez, mejoran la cicatrización de las úlceras provocadas por el virus herpes simple (HSV).

5. Menta para aliviar el dolor

Además de ser un estimulador digestivo y refrescar el aliento, la menta también es un analgésico natural. De hecho, esta hierba es capaz de aliviar las náuseas, los dolores de cabeza y los calambres premenstruales..

De hecho, ciertas investigaciones conducidas por el Centro Médico Langone de la UNY afirman que aplicar unas gotas de aceite de menta en la sien y en la parte trasera de su cabeza (justo donde el cabello y el cuello se unen) ayuda a eliminar el dolor de cabeza.

6. Aceite de albahaca para la longevidad

Si probó alguna vez el té de hierbas Tulsi, ya ha absorbido las propiedades tan beneficiosas del aceite de albahaca. La albahaca bendita, como se la llama en la India, se suele utilizar para promover la longevidad en los tratamientos ayurvédicos y además se lo usa para curar una gran variedad de enfermedades como la artritis, los problemas de corazón y aquellos relacionados con el estrés, las migrañas, la rigidez muscular, el asma y la bronquitis.

En 1991, un estudio realizado en animales y publicado por la revista Journal of Pharmacology celebró el poder curativo de la albahaca a la hora de aliviar el estrés y de disminuir los niveles elevados de cortisol (la hormona que activa el mecanismo de “defensa o huida” en el cuerpo), los cuales pueden impactar de manera negativa en la función inmunológica, en el peso y ser culpables de otras enfermedades crónicas (como la diabetes de tipo 2 o complicaciones cardiovasculares).

7. Eucalipto para calmar la congestión

Si sufre de ataques de tos regulares y su nariz gotea o sus pulmones están cargados y tiene inflamados los senos nasales, muchos investigadores recomiendan la utilización de aceite de eucalipto, ya que sirve para limpiar las vías respiratorias.

Ciertos estudios llevados a cabo por el Centro Médico Milton S. Hershey en Penn State sostienen que al agregar unas gotitas de aceite de eucalipto a su bañera y frotarse un poco en la zona de la nariz, de la boca y en el pecho y hasta masajeándose los pies con este líquido milagroso podrá aliviar la congestión. Si bien los expertos no recomiendan ingerir los extractos de eucalipto (a menos que su doctor se lo haya indicado), el aceite tiene propiedades expectorantes que aflojan la flema y calman los molestos ataques de tos.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X