Medicamentos ESP

Nueve factores importantes acerca de los medicamentos psicotrópicos más comunes

Un psicotrópico es cualquier medicamento que altere los químicos del cerebro y, como consecuencia, afecte las emociones y el comportamiento. El término “psicotrópico” deriva de las antiguas palabras griegas psico (mente) y trópico (del verbo tornar) que, en conjunto, se refieren a la capacidad de modificar la mente. Estos fármacos pueden usarse para tratar una gran variedad de enfermedades, como depresión, trastorno bipolar, ansiedad, trastorno de déficit de atención con hiperactividad o psicosis.

Si bien muchos de ellos ayudan a las personas a vivir vidas más productivas y satisfactorias, pueden tener efectos secundarios severos que deben ser controlados de cerca por un experto…

1. Benzodiacepinas

Las benzodiacepinas (benzos) son un tipo de fármaco usado para combatir la ansiedad, el insomnio, el nerviosismo, las convulsiones, los espasmos musculares y el síndrome de abstinencia del alcohol. Estas drogas exacerban el efecto del ácido gama-aminobutírico (GABA), un importante neurotransmisor inhibitorio cerebral. Actúan como sedantes, ansiolíticos, anticonvulsivos y relajantes musculares.

Entre las benzodiacepinas más comunes se incluyen el diazepam, el oxazepam y el lorazepam. Sus efectos se clasifican en corto, mediano y largo plazo. Las de corto plazo se usan para tratar el insomnio mientras que las de acción prolongada apuntan a aplacar la ansiedad.

Insomnia

2. Inhibidores de la monoamino oxidasa

Los inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO) son el tipo más antiguo de antidepresivos que existen y afectan los niveles de dopamina en el cerebro. Estos requieren controles y restricciones estrictos, ya que pueden hacer que la presión arterial se eleve considerablemente si se consumen con determinados alimentos o medicamentos.

El vino y el queso son dos ejemplos de alimentos que no pueden interactuar con esta clase de fármacos. Los IMAO que se recetan con más frecuencia son Marplan, Nardil, Emsam y Parnate.

High Blood Pressure

3. Antidepresivos tricíclicos

Los antidepresivos tricíclicos (ADT) se encargan de elevar los niveles de serotonina y norepinefrina al mismo tiempo que bloquean la acción de la acetilcolina. Esto favorece el reajuste de los químicos del cerebro y el alivio de la depresión. Además, los ADT sirven para tratar la bulimia, los trastornos de pánico, el dolor crónico, la picazón, el síndrome premenstrual o dolor de miembro fantasma.

Uno de los efectos adversos de estos fármacos en niños y adolescentes es que aumenta las probabilidades de tener pensamientos suicidas. Por lo tanto, el tratamiento debe ser monitoreado de cerca por un especialista. Entre los ADT más comunes se encuentran Elavil, Anafranil, Doxepina, Imipramina, Desipramina y Nortriptilina. Debido a que estos antidepresivos tiene otros efectos secundarios, no se prescriben antes de probar con inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina.

Depression

4. Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) actúan específicamente sobre los niveles de serotonina del cerebro para tratar casos severos de depresión. Tienden a ser relativamente más seguros que otros medicamentos y sus efectos adversos son menores.

Los ISRS son considerados más seguros que los antidepresivos tricíclicos y los inhibidores de la monoamino oxidasa. Los ISRS prescritos más comunes son Prozac, Celexa, Luvox, Zoloft, Paxil y Lexapro.

anti depressant

5. Otros antidepresivos

Entre los inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN) se incluyen Cymbalta y Effexor XR. Es la única categoría de antidepresivos que no afecta el deseo sexual.

Los IRSN más comunes son el Wellbutrin y el Aplenzin. El Wellbutrin (o bupropión) suele ser prescrito para tratar trastornos depresivos mayores y el trastorno afectivo estacional (TAE).

Seasonal Affective Disorder

6. Antidepresivos atípicos

En este grupo se incluyen los antidepresivos que no encajan en otras categorías, como la trazodona, el remeron, el brintellix y la vilazodona.

Estos medicamentos tiene un efecto sedante y, por ende, deben tomarse antes de acostarse. Son muy útiles para aquellos pacientes que sufren depresión acompañada de insomnio.

insomnia

7. Antipsicóticos de primera generación

Los antipsicóticos de primera generación se usan para tratar la esquizofrenia y la psicosis. Son antagonistas del receptor de dopamina D2 y pueden tener efectos neurológicos severos (a veces, irreversibles o fatales). Los movimientos involuntarios anormales en el rostro y las extremidades (discinesia tardía) pueden tratarse con Cogentin, aunque pueden volverse permanentes si no se tratan de forma apropiada.

El síndrome neuroléptico maligno es otro efecto secundario fatal. Entre los medicamentos de esta clase se encuentran el haldol, la clorpromazina, la flufenazina (Modecate), la perfenazina, la trifluoperazina y la loxapina.

antidepressants

8. Antipsicóticos de segunda generación

Estos medicamentos modernos suelen tener menos efectos adversos que los de primera generación. Entre ellos se incluyen fármacos tales como Abilify, Clozaril, Invega, Risperdal, Seroquel, Saphris y Zyprexa.

Los antipsicóticos de segunda generación presentan efectos adversos extrapiramidales menos severos y causan menos discinesia tardía pero tienen consecuencias significativas en las tasas metabólicas, tales como el aumento de peso.

weight gain

9. Discinesia tardía

El Instituto Nacional de Salud Mental estima que el 5% de los pacientes a los que se les receta antipsicóticos desarrollará discinesia tardía, que es un trastorno neurológico caracterizado por provocar movimientos involuntarios del rostro y la mandíbula. Se trata de un problema muy común en pacientes que se tratan con medicamentos neurolépticos para la esquizofrenia, la psicosis y el trastorno bipolar.

La exposición a una dosis de medicamento en personas vulnerables es suficiente para provocar discinesia tardía. Los tratamientos incluyen reducción o discontinuación del uso de los psicotrópicos o la prescripción de Cogentin. Las personas que exhiban síntomas de esta afección deberán consultar a su médico de cabecera cuanto antes.

shutterstock_320662946

Share This Article

X