Belleza ESP

Misión inyectables: ¿qué hay detrás de los rellenos cosméticos populares?

Bien, ¿cuál es el problema con todos esos rellenos de los que tanto se habla en los medios? Si bien muchas celebridades más maduras como Lisa Rinna y Vanessa Williams aseguran haber recurrido a las inyecciones para deshacerse de esas molestas líneas de expresión, otras más jóvenes como Lindsay Lohan y Kylie Jenner lo niegan a muerte.

Los rellenos son tan populares en el mundo de las estrellas debido a que, a diferencia de las cremas y lociones tópicas, aquellas luchan contra el paso del tiempo de forma más profunda. No obstante, los cirujanos plásticos del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York advierten que es muy importante conocer qué hay detrás de los seis inyectables más famosos en la actualidad para saber cuál se adapta mejor a sus necesidades.

[*Cabe aclarar que, de ninguna manera, recomendamos o promovemos los inyectables ni las cirugías estéticas; no obstante, creemos que el conocimiento es una herramienta importante a la hora de tomar cualquier decisión vinculada con la salud o la estética.]

1. Hidroxiapatita

Este pseudo-mineral intenta imitar al colágeno, una sustancia natural parecida a un gel, que está presente en los huesos humanos. Se inyecta específicamente para mejorar el aspecto de las patas de gallo, de las líneas alrededor del contorno labial y otras arrugas producto del envejecimiento.

Se comercializa bajo el nombre de Radinesse, un relleno que fue aprobado en 2006 en los Estados Unidos por la Food and Drug Administration (FDA). Estas inyecciones deben aplicarse cada 12 meses aproximadamente.

2. Rellenos de grasa

Muchos bromean con que sería ideal quitar la grasa de algunas partes (por ejemplo, los muslos o el abdomen) para aplicarla en otras zonas como los labios o el rostro. Bien, resulta que algunos expertos han encontrado la solución — por medio de liposucción, extraen grasa pura de un área en particular y la inyectan en otra que necesite ser rellenada.

A pesar de ser una medida permanente y de acción inmediata — lo que significa que verá los resultados casi instantáneamente — el proceso requiere un periodo de rehabilitación. Debe saber que tanto la inyección como la extracción causan moretones e hinchazón. Además, recuerde que la parte rellenada puede agrandarse en el supuesto caso de que aumente de peso.

3. Polimetilmetacrilato

La palabra polimetilmetacrilato es casi un trabalenguas pero, para su comodidad, puede decirle PMMA. Si bien se trata de un relleno permanente, esta sustancia creada por el hombre es un compuesto de microesferas de plástico preservadas en inyecciones de plástico y colágeno.

Si la idea de incorporar a su cuerpo partículas de plástico súper resistentes no lo ha hecho recapacitar, recuerde que lleva tiempo ver los resultados del PMMA. A pesar de ser permanentes, necesitará varias aplicaciones para obtener la apariencia deseada.

4. Rellenos de colágeno

Quizás sea uno de los más populares por unas cuantas razones. En primer lugar, las inyecciones de colágeno fueron las pioneras en el mundo de la belleza eterna. En segundo lugar, se destacan por contar con proteínas que le aportan elasticidad a la piel.

En la actualidad, han dejado de ser la opción preferida de aquellos que persiguen la belleza eterna debido a que su efecto es mucho menos duradero que otras alternativas. Por lo general, deben aplicarse cada 3 ó 4 meses para lograr el aspecto deseado.

5. Ácido poli-L-láctico (PLLA).

La FDA (Food and Drug Administration) aprobó el uso del ácido poli-L-láctico (PLLA) en 2009 bajo el nombre comercial Sculptra. Se trata de otra sustancia inyectable creada por el hombre que estimula la producción de colágeno; los pacientes suelen utilizarla para disimular la pérdida de grasa vinculada con el paso del tiempo principalmente en la zona del rostro.

No obstante, por más simple que parezca, al principio necesitará aplicarse dos inyecciones de Sculptra cada 6 meses y, más adelante, deberá hacerlo cada 18 ó 24 meses. Este procedimiento tan doloroso (de hecho, ha sido clasificado como uno de los peores en el mercado en términos de molestias) muestra signos de avance al cabo de 4 meses; sólo los más afortunados notan diferencias antes.

6. Ácido hialurónico

Si no está del todo seguro con la decisión que ha tomado, siempre es bueno saber que existe una política de reembolso con el ácido hialurónico (AH). No, no le devolverán su dinero; pero si se aplica una de estas inyecciones y no está conforme con los resultados, su médico puede solucionarlo.

Por más mágico que suene, el ácido hialurónico se crea a partir de una sustancia natural presente en el organismo que aumenta el volumen de la piel cuando entra en contacto con el agua, por su gran capacidad de absorción. Si no está satisfecho con su aspecto, su médico le inyectará una enzima llamada hialuronidasa, que revertirá los efectos del AH. Otra ventaja de este tipo de relleno es que contiene lidocaína, un anestésico que aplaca el dolor que se experimenta durante la aplicación.

Share This Article

X