Oído ESP

9 Maneras Fáciles de Extraer Líquido del Oído

Una infección aguda del oído es cualquier cosa menos “buena”. Viene a menudo acompañada por una acumulación de líquido desagradable y muy doloroso en el tímpano, el líquido puede causar dolor de cabeza debido a la presión y puede ser teñido con sangre o pus.

Si su infección en el oído llega a este punto, debe pedir una cita con su médico inmediatamente. Sin embargo, mientras espera su cita, existen algunas técnicas que puede utilizar para quitar la presión y el líquido del oído.

Aquí están las diez maneras más fáciles para encontrar alivio cuando se trata de líquido en el oído interno…

1. Tratamiento de Vapor

Un tratamiento de vapor casero — empleando una toalla caliente y una taza de agua caliente cerca de su oído afectado — ayudará a abrir la trompa de Eustaquio (el tubo que conecta el oído medio, donde típicamente aparecerá el fluido) para que el fluido escape. Para prepararlo, llene un recipiente grande con agua hirviendo, cubra su cabeza con la toalla y mantenga la oreja sobre el baño de vapor. Incluso puede agregar hierbas antiinflamatorias como árbol de té o manzanilla.

2. Descongestionantes

Usar un descongestionante o medicamentos sin receta también puede desbloquear el canal auditivo y dejar fluir líquido para aliviar el dolor de oído antes de la visita a su médico. Para que los medicamentos alivien las infecciones del oído, siempre use un gotero esterilizado cuando coloca las gotas del medicamento en el canal auditivo. Asegúrese de seguir las instrucciones de embalaje para un tratamiento seguro.

3. Drenaje del Oído por Gravedad

Un procedimiento de drenaje del oído tendrá que ser realizado seguramente por su médico. Sin embargo, puede encontrar el alivio temporal en casa utilizando la gravedad. Simplemente incline su cabeza o acuéstese con la cabeza hacia abajo por el lado del oído afectado para estimular la salida del líquido. Mueva la cabeza suavemente hacia adelante y hacia atrás mientras tira el lóbulo de la oreja para hacer que el canal se abra.

4. Secador de Cabello

Esta técnica es un poco discutible, pero funciona para algunos. Sólo asegúrese de poner su secador de pelo en el modo de calor más bajo y mantener la boca al menos a un pie de distancia de la oreja. La idea es que el aire caliente y convierta el agua en vapor para sacarlo de la oreja.

5. Gotas caseras para los Oídos

Haga su propia solución en casa usando 1 parte de alcohol mezclado con 1 parte de vinagre blanco. Use un gotero esterilizado para administrar cuidadosamente de 3 a 4 gotas en el oído afectado. La solución actúa como un agente de secado — rompiendo la cera y la infección del oído — y como un agente antibacteriano también.

6. Vasija Rinocornio

Cada vez que siento una congestión nasal (de oído, nariz o garganta), busco mi rinocornio o neti pot. Esta herramienta simple para la irrigación nasal siempre me trae alivio rápido cuando tengo acumulación de líquido eliminando la infección y sacándola de las fosas nasales. Prepare una solución salina usando agua tibia esterilizada y una cucharadita de sal. Incline la cabeza hacia el lado e inserte la punta del rinocornio en su fosa nasal para hacer que la solución salina fluya a través y limpie su cavidad nasal. Sople o escupa cualquier exceso de líquido.

7. Humidificador

Ponga un humidificador en su cuarto (en una mesa o cerca de su oído afectado) para fomentar la producción de vapor y evitar la acumulación de líquido. Puede hallar el mismo efecto por medio de una ducha de agua caliente, una sesión de sauna o sentarse en una sala de vapor. Incluso con una botella de agua caliente cerca de la oreja puede hacer ayudar a sacar el líquido fuera del conducto auditivo externo.

8. Mastique o Bostece

Cualquier cosa que pueda masticar — comida, chicle, alimentos, bostezos o hacer movimientos de masticación — para estimular a los conductos del oído interno a que se abran (el movimiento de masticación en realidad extiende las trompas de Eustaquio haciendo que se adhieran al conducto auditivo externo). Incline el oído afectado al masticar o bostece para alentar a que el líquido fluya hacia el exterior por medio de la gravedad.

9. Consulte con su Médico

Si sospecha de una infección de oído lo mejor que puede hacer ahora mismo es pedir una cita con su médico. Un profesional médico tiene las herramientas adecuadas para extraer el líquido del oído y prescribir los antibióticos apropiados necesarios para curar una infección de oído.

Share This Article

X