7 datos sobre la parálisis del sueño para evitar despertarse rígido

Todos hemos experimentado despertarnos en medio de la noche, a menudo durante un mal sueño, solo para descubrir que parece que no podemos movernos tanto como nos gustaría. Es como estar atrapados dentro de nuestro propio cuerpo; nuestra mente es consciente, pero nuestro cuerpo parece desconectado.

El cerebro en realidad cierra el uso voluntario de los músculos durante el sueño profundo para evitar que llevemos a cabo nuestros sueños, señala Buzzfeed.com. Sin embargo, con la parálisis del sueño, este mecanismo permanece activo a pesar de que el cerebro consciente está “encendido”. Aquí se presentan 7 datos sobre la parálisis del sueño…

1. Podrías estar viendo cosas

Uno de los trucos más preocupantes que nuestro cerebro nos juega durante la parálisis del sueño es crear cosas imaginarias que creemos que son reales, también conocidas como alucinaciones. Parecen creíbles porque estamos conscientes, aunque nuestros cuerpos todavía están dormidos.

Esto puede ser traumático, ya que muchas alucinaciones son de naturaleza desagradable (nuestro cerebro tiene un extraño sentido del humor a veces). Buzzfeed señala que las alucinaciones más fuertes en realidad ocurren en la transición entre el sueño y la vigilia.

2. La parálisis del sueño no es una pesadilla (al menos científicamente)

Muchas personas asocian la sensación de no poder moverse como parte de una pesadilla, pero las imágenes desagradables de las verdaderas pesadillas en realidad solo ocurren cuando estamos en un estado de sueño profundo. La parálisis del sueño es esencialmente lo opuesto a una pesadilla, debido a que ocurre en el ciclo del sueño.

WebMD señala que la parálisis del sueño solo ocurre cuando estamos pasando a un modo de sueño (hipnagógico) o saliendo de él (hipnopómpico). Podría decirse que la parálisis del sueño es más aterradora que una pesadilla, debido al hecho de que estamos conscientes pero parecemos indefensos ante cualquier peligro percibido.

3. No es una ocurrencia común

Según Thought Catalog, aunque la mayoría de las personas parece tener una historia de parálisis del sueño, en realidad es bastante raro que ocurra. El artículo cita un estudio europeo de 8,000 individuos que mostró que solo el 6.2 por ciento de ellos alguna vez tuvo un caso de parálisis del sueño.

Incluso si han tenido una experiencia de parálisis del sueño, es probable que solo hayan tenido uno o quizás dos. El estudio también mostró que menos el 1 por ciento de dichos individuos tenía una visita semanal por parálisis del sueño, mientras que el 1,4 por ciento la experimentaba una vez al mes.

4. Es la puerta de entrada a las experiencias extracorporales

Estemos de acuerdo o en desacuerdo, existe algo como una “experiencia fuera del cuerpo” y Dream Studies Portal dice que es más probable eso que ocurra cuando alguien está en un estado de sueño consciente pero paralizado.

El artículo señala que es más probable que ocurra una experiencia fuera del cuerpo, u OBE (en inglés), como la denomina la fuente, si ha estado en un estado de parálisis del sueño durante más de 2 minutos. Las OBE son la sensación de “dejar” el yo físico y viajar a otro lugar, solo para regresar a al cuerpo dormido.

5. Algunos medicamentos pueden causar parálisis del sueño

Healthline señala que las personas con ansiedad pueden tener más probabilidades de experimentar parálisis del sueño.  Además la misma fuente señala que ciertos medicamentos y drogas recreativas en realidad pueden aumentar el riesgo de que ocurra una parálisis del sueño, aunque aún se está debatiendo sobre este tema.

La narcolepsia (ataques repentinos de somnolencia o quedarse dormido) puede ser una causa subyacente de la parálisis del sueño. Los medicamentos estimulantes y antidepresivos pueden ayudar aparentemente a reducir la ocurrencia de este fenómeno del sueño si la causa subyacente es la narcolepsia, según la fuente.

6. La cafeína puede ser culpable

LiveScience.com explica que el sueño regular es importante para mantener a raya los episodios de parálisis del sueño. Una forma de ayudar a lograr esto es limitando el consumo de cafeína; hay que tratar de evitar tomar una taza extra de café después de las 2 de la tarde, señala la fuente.

Otras sustancias que deben evitarse incluyen el alcohol y la nicotina, que deben suspenderse al menos 3 horas antes de acostarse. Si has seguido estas pautas y todavía tienes episodios, puede ser que tengas que consultar a un médico, agrega la fuente.

7. Trata de mantener la calma

Después de varios episodios de parálisis del sueño, es posible que comiences a acostumbrarte a la sensación (aunque se vuelva más placentera y quizás más fácil de sobrellevar). La conclusión es que los expertos están de acuerdo en que no es una amenaza para la vida y pasará, aunque sea algo aterrador.

Un paciente que sufre de parálisis del sueño frecuentemente es citado en un artículo de Thought Catalog, que detalla cómo logró tomar el control de la situación. El sujeto continuó respirando durante un episodio de parálisis y logró mover un dedo, después de lo cual sus brazos siguieron y todo terminó. Después de respirar profundamente para relajarse, volvió a dormirse sin interrupciones.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X