Frío ESP

10 consejos de seguridad al palear nieve

La nieve es genial, ¡si usted es un muñeco de nieve! Ya que resulta que los muñecos de nieve no tienen que palear cuando Jack Frost y la madre naturaleza conspiran para tirar un gran montón de nieve en la entrada de su casa. La manera en que debe lidiar con ese montón de invierno lo puede dejar con una gran lesión, una distensión muscular severa, quemaduras por hielo o hasta con un ataque al corazón.

Es por eso que a continuación le daremos la fría primicia de cómo palear nieve de manera segura…

1. Evite una lesión de espalda

Palear la entrada de una casa llena de nieve húmeda y pesada es extremadamente exigente físicamente, sobre todo si no es regularmente activo. Por eso, es vital abordar la tarea de palearla usted mismo como un ejercicio o como una tarea agotadora. Palear puede ser peligroso y aquellos con riesgos de torceduras, tirones y desajustes deben hacerse el favor de tomarlo con calma, pedir ayuda, invertir en un soplador de nieve, o usar un corsé y tomar descansos frecuentes si tiene antecedentes de problemas de espalda.

2. Estire y caliente

Como se mencionó, palear una entrada llena de nieve puede quemar hasta 500 calorías, y hasta más en las entradas bastante largas y amplias. Y eso se considera un entrenamiento. Así que hágale un favor a su cuerpo y caliente con unos estiramientos antes de empezar a palear. Un cuerpo lleno de músculos apretados e inactivos y el frío de un día de invierno casi pueden garantizar un tirón muscular.

3. Abríguese

En los días fríos de invierno, estar al aire libre durante cualquier período de tiempo requiere capas cálidas, secas y ligeras que mantengan el calor de su cuerpo, pero que aún así sean cómodas para palear. Utilizar un par de prendas de ropa interior térmica debajo de sus pantalones es una buena idea, y también lo es incorporar una capa superior que absorba la transpiración de la superficie de la piel para evitar la congelación o un escalofrío.

4. Proteja sus extremidades de la congelación

La piel expuesta al frío es la más propensa a la congelación. Típicamente las extremidades — incluyendo las orejas, nariz, dedos y dedos del pie — están en mayor riesgo. Así que use un sombrero de invierno cálido que cubra sus orejas, una bufanda que albergue su boca y nariz y guantes que eviten que sus manos y dedos se congelen. Además, las botas impermeables de invierno deben proteger sus pies y tobillos de la humedad y proporcionar la tracción necesaria en superficies resbaladizas.

5. Invierta en una pala ligera

Cuando considera el peso de toda esa nieve, una pala de poco peso pero resistente no le añadirá más a cada palada ni pondrá tensión en su espalda baja e isquiotibiales. Compre una pala que pese menos de 3 libras con un mango suficientemente largo para no tener que agacharse incómodamente para obtener un buen agarre mientras que palea.

6. Levántela con sus piernas

Recuerde, incluso si tiene una espalda fuerte, las temperaturas aumentarán el riesgo de un tirón muscular. Así que empuje con su pala, no la levante y si tiene que recoger la nieve y lanzarla a una pila, utilice las piernas y no su espalda para soportar la pesada carga. También, evite una distensión muscular al torcerse de repente de la dirección a la que está mirando para lanzar nieve encima de su hombro.

7. Tome descansos

Despejar un largo camino requiere mucho esfuerzo físico, algo a lo que usted puede no estar acostumbrado si no hace ejercicio regularmente. Así que tómeselo con calma y descanse cuando se sienta sin aliento o adolorido. Y asegúrese de entrar por una bebida caliente para elevar la temperatura si se siente entumecido por el frío.

8. Vaya a su ritmo

Después de meses de inactividad, no correría una carrera de 5 Km. sin parar, ¿verdad? Podría parecerle ridículo, lo mismo que una hora extenuante de palear nieve de la entrada de su casa. Básicamente, cada palada de nieve es un peso y, aunque esté ansioso por regresar al calor de su casa, nunca debería arriesgar su salud ni lesionarse por hacer el trabajo más rápido.

9. Pida ayuda

No sea tímido para pedir ayuda con este tipo de deberes, particularmente si es una persona mayor, tiene una enfermedad cardiaca existente o no está físicamente preparado para palear la entrada de su propia casa. Pídale a un miembro familiar u ofrezca pagar a un vecino con un soplador de nieve para despejar la nieve del frente de su casa, de sus escaleras y del estacionamiento.

10. Prevenga resbalones y caídas

Cada año, aproximadamente 120.000 estadounidenses adultos sufren lesiones relacionadas con el retiro de la nieve y el hielo. La mayoría de esos accidentes son resbalones y caídas que podrían haberse evitado con calzado con la tracción adecuada y simplemente mediante el uso de algún producto para deshelar las superficies resbaladizas antes de comenzar a palear.

Share This Article

X