Bladder Health

Signos y Síntomas Comunes del Cáncer de Vejiga

El cáncer de vejiga es uno de los tipos de cáncer más común, con aproximadamente 79,000 nuevos diagnósticos anuales en Estados Unidos, de los cuales, la gran mayoría, corresponden a hombres. De acuerdo con la Sociedad Americana Contra el Cáncer, esto representa “alrededor del 5 por ciento de todos los nuevos casos de cáncer en los Estados Unidos”.

A pesar de ser común, el cáncer de vejiga es difícil de identificar en sus primeras etapas, ya que puede no presentar ningún signo o síntoma. Típicamente, “los síntomas aparecen una vez que el tumor crece o se adentra en las capas más profundas de la pared de la vejiga”, dice la Sociedad Canadiense Contra el Cáncer. Debido a la aparición tardía de los síntomas, es importante identificarlos rápidamente para comenzar el tratamiento de inmediato. Aquí están los cinco síntomas más comunes que hay que tener en cuenta.

Sangre en la orina

La sangre en la orina, médicamente conocida como hematuria, es el síntoma más común de la enfermedad, y ocurre en “8 o 9 de cada 10 personas que tienen cáncer de vejiga”, dice WebMD. Sin embargo, la hematuria no siempre es un problema constante. De acuerdo con la Sociedad Canadiense Contra el Cáncer “la sangre puede presentarse en la orina constantemente, o puede aparecer intermitentemente”.

E incluso cuando está presente, dice la fuente, puede hacer que la orina varíe de color, “de amarillo pálido a rojo brillante u oxidado”. En algunos casos, la sangre puede no ser visible a simple vista; esto se conoce como hematuria microscópica, ya que sólo es identificable bajo el microscopio.

Dolor al orinar

También es común experimentar dolor, molestias o una sensación de ardor al orinar. Esto se conoce médicamente como disuria, y aunque puede deberse a un cáncer de vejiga, otras posibles causas pueden ser infecciones del tracto urinario, cálculos en la vejiga o un agrandamiento de la próstata (en los hombres).

Para distinguir si la disuria es causada por el cáncer de vejiga o es causada por una infección del tracto urinario, por ejemplo, la Red de Contención del Cáncer de Vejiga sugiere que “se haga un análisis y/o cultivo de orina para detectar cualquier bacteria en la orina”. Si no hay bacterias presentes, se puede descartar una infección y la persona “debe ser referida a un urólogo para más pruebas”.

Frecuencia y urgencia urinaria

Otros problemas urinarios que ocurren comúnmente con el cáncer de vejiga incluyen la necesidad de orinar frecuentemente (conocida como frecuencia urinaria) y la urgencia urinaria, que MedicineNet.com define como “la incapacidad de retener la orina durante cualquier período de tiempo, por corto que sea, una vez iniciado el deseo de orinar”.

A medida que la enfermedad progresa, el individuo puede tener dificultades para orinar. Este síntoma se debe a menudo a un tumor en crecimiento que impide que la orina llegue a la uretra y salga del cuerpo.

Dolor lateral

El dolor en la parte baja de la espalda alrededor de los riñones, que se conoce como dolor lateral, se produce más comúnmente cuando el cáncer de vejiga está avanzado. MedicineNet.com dice que se debe “a la obstrucción del flujo de orina del riñón a la vejiga por la creciente masa tumoral en la vejiga”.

WebMD añade que el dolor lateral se siente a menudo “justo debajo de la caja torácica y por encima de la cintura” y puede ocurrir “a uno o ambos lados de la espalda”. Además, tiende a empeorar a medida que la vejiga se llena, y en algunos casos, el dolor puede incluso extenderse a la vejiga y a las áreas circundantes, tales como los genitales.

Otros síntomas tardíos

Hay una amplia variedad de otros síntomas que pueden presentarse a medida que el cáncer de vejiga progresa o se extiende a otras áreas del cuerpo. Según la Sociedad Canadiense Contra El Cáncer, uno de esos síntomas es “la hinchazón de las piernas, el escroto (la bolsa de piel debajo del pene que contiene los testículos) o la vulva (los órganos sexuales femeninos externos)”.

Otros síntomas incluyen un crecimiento en la pelvis, así como dolor en los huesos de esta zona. El individuo también puede sufrir pérdida de apetito, lo que puede llevarlo a perder peso. Además, puede presentar fiebre frecuentemente o padecer anemia.

Katherine George

Katherine George

Katherine is the Senior Managing Editor of ActiveBeat and Childhood. She is constantly striving to live a more active and healthy life, from eating healthy, exercising, and just spending more time outdoors. She enjoys cooking (with wine), walking her dog, reading, and recently joined a yoga studio!

X