Úlceras pépticas: síntomas, causas, diagnóstico y tratamientos

Cuando escuchamos la palabra “úlcera”, simplemente nos estremecemos porque, como la mayoría de la gente sabe, una úlcera es una llaga abierta. ¡No hay nada bueno en eso! Si pensaba que eso era malo, ahora piense en esto, una llaga abierta que se encuentra dentro del cuerpo … en el estómago. Impresiona ¿verdad? Pues eso es una úlcera péptica. También pueden desarrollarse en la primera porción del intestino delgado, que se llama duodeno. Eso suena increíblemente doloroso, y realmente lo es. Si ya es bastante malo que estas úlceras puedan causar dolor y malestar, además también pueden causar complicaciones, como hemorragias internas, obstrucciones y perforaciones en el sistema digestivo, que requieren atención médica inmediata.

Para ayudar a evitar las complicaciones graves de una úlcera, hemos creado una lista informativa con todo lo que una persona debe saber sobre las úlceras pépticas, incluidos los síntomas, las causas y los posibles tratamientos. Eche un vistazo … 

¿Qué son las úlceras pépticas?

Como ya mencionamos, una úlcera es una llaga abierta. Entonces, ¿qué es una úlcera péptica? Este tipo de úlcera es aquella que se desarrolla dentro del estómago, pero también se pueden encontrar en el intestino delgado. En resumen, hay dos tipos diferentes de úlceras pépticas: úlceras gástricas que se desarrollan en el revestimiento del estómago, y úlceras duodenales que se desarrollan en la primera porción del intestino delgado (duodeno), según citan desde WebMD.

Una úlcera péptica se desarrolla cuando “los ácidos del estómago eliminan la capa protectora de moco de su tracto digestivo”, escriben en WebMDNo es sorprendente que a menudo provoquen mucho dolor e incomodidad, pero lo que da miedo es que no siempre presentan ningún síntoma, lo que significa que una persona podría tenerlos y no darse cuenta de ello. En los casos graves, pueden provocar hemorragia interna, perforación u obstrucción del sistema digestivo.

Síntomas de las úlceras pépticas

El síntoma más evidente de las úlceras pépticas es el dolor y las molestias como ya hemos mencionado. El dolor se ubicará en el abdomen, generalmente en la parte superior, pero también puede situarse en la espalda. El grado en que se siente el dolor puede variar. Very Well Health sostiene que este dolor que puede ser “sordo, ardiente o revuelto” y, con menos frecuencia, “intenso o punzante”.

Hay varios otros síntomas como pérdida de apetito, malestar e hinchazón, pérdida de peso, indigestión, náuseas crónicas junto con el malestar al comer, eructos frecuentes, diarrea, sangre en las heces, así como fatiga o debilidad (debido a desnutrición o a hemorragias internas), que puede ser causado por úlceras.

Síntomas y alimentación

Algunos de los síntomas están relacionados con la ingestión de alimentos, la digestión o el estómago vacío. Por ejemplo, desde Very Well Health afirman que algunas personas experimentarán dolor cuando su estómago esté vacío. Los síntomas también podrían mejorar después de haber comido algo, solo para regresar con fuerza aproximadamente una hora más tarde. Uno pensaría que esto haría que las personas comieran en exceso para poder obtener algo de alivio, pero según Very Well Health, las personas con úlceras pépticas tienden a no comer tanto porque también sufren de “náuseas y malestar que pueden aplastar el apetito o el deseo de comer. Además, ciertos alimentos, como los alimentos grasos, empeorarán los síntomas, mientras que otros alimentos no provocarán síntomas.

La fuente también señala que las úlceras pépticas pueden desarrollarse como resultado de otras afecciones, como la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), dispepsia crónica, enfermedad de la vesícula biliar, enfermedad hepática e infecciones gastrointestinales. Busque a un médico para que le ayude a determinar cuál es la causa exacta de esos síntomas. 

Cuando ver a un doctor

Puede ser difícil saber cuándo una condición de salud ha ido más allá de la norma y se ha vuelto grave. A los profesionales de la salud les gusta evitar el hacinamiento en las salas de emergencia, los consultorios médicos y los hospitales, por lo que es importante estar informado sobre lo que se considera una complicación de salud grave. La Clínica Mayo aconseja buscar atención inmediata si se presenta alguno de los síntomas más graves enumerados anteriormente, como vómitos con sangre, dificultad para respirar, mareos, náuseas, pérdida de peso inexplicable o cambios en el apetito. Otra fuente, Very Well Health, dice que síntomas como dolor de espalda, dolor que no desaparece, debilidad y fatiga, también indican que debe concertar una cita con su médico.

Si alguno de los síntomas anteriores persiste durante más de una semana, debe programar una cita con su médico. De esta manera, puede determinar si el problema es una úlcera péptica y recibir tratamiento, lo cual es especialmente importante si también está experimentando complicaciones más graves (como hemorragia interna).

Causa: bacterias

La bacteria que causa las úlceras se llama Helicobacter pylori (H. pylori) y WebMD comenta que la mayoría de las personas la portan en su sistema digestivo; de hecho, casi la mitad de las personas la tienen. Obviamente, la mayoría de estas personas no se ven afectadas por él en forma de úlceras, pero un pequeño porcentaje de personas desarrollará úlceras ya que las bacterias “pueden aumentar la cantidad de ácido, romper la capa protectora de moco e irritar el tracto digestivo”. 

La fuente también afirma que los expertos no han podido averiguar cómo se propaga esta bacteria, pero es probable que sea por contacto cercano, como besos, o por comida y agua no potable o sucia.

Causa: ciertos medicamentos

Ciertos medicamentos pueden poner al cuerpo en riesgo de otras complicaciones. Por ejemplo, alguien que ha estado tomando aspirina con regularidad tiene más probabilidades de desarrollar una úlcera péptica. WebMD explica que esto también es cierto para otros medicamentos como el ibuprofeno, el naproxeno y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE). Por ejemplo, “los AINE impiden que su cuerpo produzca una sustancia química que ayuda a proteger las paredes internas del estómago y el intestino delgado del ácido del estómago”, según leemos en WebMDNo se preocupe si ha estado tomando el analgésico acetaminofén, porque WebMD dice que esto no se ha relacionado con causar úlceras pépticas.

Otras causas

Medicamentos tales como los “esteroides, anticoagulantes, inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), alendronato (Fosamax) y risedronato (Actonel), pueden aumentar en gran medida la posibilidad de desarrollar úlceras”, según explican desde la Clínica MayoAdemás la revista Healthline también enumera la radioterapia y el cáncer de estómago como algunas de las posibles causas de úlceras pépticas.

Factores de riesgo

Otras causas comunes de úlceras pépticas, o que al menos ponen a las personas en mayor riesgo de desarrollarlas, son fumar y beber alcohol. Desde WebMD también señalan que los expertos alguna vez pensaron que comer mucha comida picante y el estrés causaban úlceras, pero se ha descubierto que eso no es cierto. Lo único que harán el estrés y la comida picante es empeorar una úlcera ya existente.

Complicaciones

Ya hemos mencionado algunas de las complicaciones graves que pueden surgir de las úlceras pépticas, pero entraremos en más detalles aquí. La primera complicación importante es la hemorragia interna. La Clínica Mayo explica que esta pérdida de sangre puede ocurrir de cerca con el tiempo y provocar anemia, o si es más grave, podría requerir hospitalización e incluso una transfusión de sangre. Alguien que sufre de una úlcera péptica y está experimentando una hemorragia interna notará que sus heces, así como su vómito (si corresponde), son extremadamente oscuras (negras o con sangre).

Otra posible complicación es la infección, ya que la úlcera “perfora la pared del estómago o el intestino delgado, lo que lo pone en riesgo de una infección grave de la cavidad abdominal (peritonitis)”, escribe la fuente. Por último, una úlcera péptica puede causar una obstrucción, que obstruye el sistema digestivo al no dejar pasar los alimentos. Esto hace que el paciente se sienta lleno de forma regular, pierda peso o vomite con frecuencia debido a la inflamación.

Diagnóstico

Debido a que una úlcera péptica se encuentra dentro del cuerpo, ya sea en el estómago o en el intestino delgado, es imposible determinar si es el problema sin realizar una endoscopia superior o una serie gastrointestinal superior (GI). Una endoscopia digestiva alta es cuando “el médico inserta un tubo largo con una cámara por la garganta hasta el estómago y el intestino delgado para examinar el área de las úlceras”, explica la revista Healthline. Esta herramienta también le permite al médico extraer muestras que pueden examinarse más a fondo. Esta prueba no se recomienda para personas que tienen un mayor riesgo de cáncer de estómago, mayores de 45 años, dificultad para respirar, anemia o que han experimentado pérdida de peso o hemorragia gastrointestinal.

La otra prueba conocida como serie GI superior (o “ingestión de bario”) es más común. Este procedimiento requiere que los pacientes beban un líquido espeso llamado bario para ayudar a limpiar los intestinos, y luego “un técnico tomará una radiografía de su estómago, esófago e intestino delgado, y el líquido permitirá que su médico vea y trate la úlcera “. Healthline también señala que debido a que las úlceras pépticas pueden ser causadas por la bacteria H. pylori, el médico podría realizar una prueba para verificar su presencia en el estómago.

Tratamiento

Una vez que se diagnostica una úlcera péptica, el siguiente paso es determinar cómo proceder con el tratamiento. Esto dependerá de cuál sea la causa de la úlcera. Si se debe a la bacteria H. pylori, el método de tratamiento suele ser una “terapia triple” con dos medicamentos antibióticos para matar la infección y un inhibidor de la bomba de protones (IBP) que reducirá la cantidad de ácido que produce el estómago. Estos medicamentos son la forma más común de tratamiento, pero pueden causar diarrea y malestar estomacal. Si los síntomas no desaparecen en 2 semanas, programe otra visita con su médico.

Sin embargo, no todas las úlceras pépticas se deben a esta bacteria, por lo que otra opción es un “IBP de venta libre (como Prilosec o Prevacid) durante hasta ocho semanas para reducir el ácido del estómago y ayudar a que la úlcera sane”, dicen desde HealthlineSu médico también podría recetarle ranitidina (Zantac) o famotidina (Pepcid), que funcionan como bloqueadores de ácido para reducir la cantidad de ácido del estómago y, con suerte, aliviar el dolor.

Prevención

Las úlceras pépticas dan un poco de miedo, pero, afortunadamente, hay algunas cosas que una persona puede hacer para protegerse y evitar que se desarrolle una úlcera. Debido a que existe la creencia de que la bacteria H. pylori se propaga a través del contacto cercano, la Clínica Mayo aconseja a las personas que sean más cautelosas cuando se trata de protegerse de infecciones. Esto significa lavarse las manos con frecuencia y tener cuidado de no comer alimentos que no se hayan cocinado adecuadamente.

Otra forma de proteger y prevenir las úlceras es controlar el consumo de analgésicos. Úselos solo cuando sea necesario y evite usarlos de manera regular. Si tiene problemas con esto, consulte a un médico para encontrar la dosis más baja que alivie su dolor, o mejor aún, pida un analgésico alternativo, si hay alguno disponible. La Clínica Mayo señala que los pacientes también deben evitar beber alcohol cuando toman medicamentos para aliviar el dolor.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X