Preste Atención a Estos Síntomas y Señales de TDAH

El número de casos diagnosticados de Déficit de Atención / Trastorno de Hiperactividad (TDAH) van en alza – los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) indica que 9.8 por ciento de los niños en los Estados Unidos padecen del trastorno (basado en un manual de 2018).

Sin embargo, es importante poder distinguir este trastorno de entre otros problemas con características de comportamiento similares para obtener un diagnóstico adecuado. Existen algunas grandes características que definen el trastorno y algunas no tan obvias, así que tomemos el tiempo de enfocarnos en 12 de ellas…

Dificultad Para Prestar Atención

Empecemos por el síntoma más obvio. WebMD sugiere que aquellas personas con TDAH se distraen con facilidad – por lo tanto puede ser difícil llevar a cabo una conversación con ellos.

También le resulta difícil al paciente concentrarse en un solo deber – puede que intenten realizar muchas cosas a la vez, o no cumplir con el deber en cuestión. Esto puede resultar en problemas al terminar la tarea escolar, o en retener información clave en clase ya que están distraídos por elementos que aparecen no tener importancia o por ruidos dentro del salón de clases.

Enfocarse en Sí Mismos

Según Healthline.com las personas con el trastorno viven dentro de su propio mundo y tienen dificultad identificando las necesidades de los demás. Esto puede resultar en dos tipos de comportamiento, uno de ellos siendo el hábito de interrumpir a la gente que está hablando (aún si la conversación no los incluye).

Para los niños, esto también puede significar que participan en juegos en los cuales no son incluidos. En cuanto a las actividades donde sí están incluidos, puede manifestarse como impaciencia al momento de tener que esperar su turno durante un juego o al participar en clase.

Inquietud/Hiperactividad

Los juguetes del momento son los “fidget spinners”, y aunque estos les fascinen a su hijo, no significa que padezca del TDAH. Según ADDitudeMag.com, algunos niños con el trastorno “piensan mejor al estar en movimiento, o realizando un movimiento repetitivo o  tarareando”, pero estos comportamientos pueden distraer a otros niños dentro del aula.

Estos hábitos pueden manifestarse como movimientos ansiosos al estar sentado, patear las patas del escritorio, hacer sonidos o hablar excesivamente, agregó la fuente. También podrían levantarse a caminar más de lo normal (la fuente cita que los niños varones que tienen el TDAH hacen esto 8 veces más que los niños varones sin el trastorno). Y por ende, una de las soluciones que se le dio a los profesores fue una pelota contra el estrés para apretar.

Ignorar el Peligro

Esto no significa que su hijo con el TDAH se pondrá frente a un auto (a pesar de esto siempre debe mantenerse al pendiente de niños al estar cerca de carreteras transitadas), más bien puede sugerir que un niño con el TDAH no aprenda de sus errores tras haberse lesionado, según Parenting.com.

“Los niños con el TDAH tal vez no hagan la conexión entre acciones y consecuencias de la manera en que los padres pudiesen esperarlo”, agregó la fuente. Por ejemplo, según anotan que si un niño sin el TDAH se rompe el brazo tras columpiarse de una barandilla, es probable que no lo vuelvan a hacer. Pero un niño con el trastorno puede que lo vuelva a realizar tras regresar del hospital o romperse el otro brazo.

Impulsividad

Esto puede resultar en acciones inesperadas por parte de su hijo con TDAH y podría poner en daño a los demás e incluso a sí mismo. Un artículo en HealthCentral relata el comportamiento del hijo con el TDAH del autor, y señala que en una ocasión el niño corrió completamente arropado a meterse en un lago hecho por el hombre hasta casi sumergirse por completo.

El problema de la impulsividad es generalmente cuando el cuerpo reacciona antes que la mente haya tenido la oportunidad de considerar las consecuencias, parecido a lo que mencionamos anteriormente sobre no aprender de los errores. La impulsividad puede tener un impacto negativo en las conecciones sociales o incluso resultar en “malas decisiones” en la edad adulta, agregó la fuente.

No Alcanzar Su Potencial

Es importante mencionar que los niños con el TDAH no necesariamente son menos inteligentes que los demás, pero pueden llegar a tener dificultad prestando atención a instrucciones y por lo tanto puede reflejarse de manera negativa en la escuela.

El Instituto del Desarrollo del Niño llama esto “el bajo rendimiento de inteligencia”, pero también menciona que pueden llegar a haber discapacidades para el aprendizaje específicas relacionadas al TDAH. El no entregar algunas tareas es otra característica que definitivamente no ayuda a mejorar sus calificaciones.

Diferencias Físicas

No notarás esta señal del TDAH a menos que exista intervención médica, pero un articulo relativamente reciente de RT.com cito que un estudio mostro “que personas que tal vez sufren de TDAH tienen un cerebro generalmente más pequeño” incluyendo el área del cerebro que regula las emociones (la amígdala). No es una gran diferencia en el tamaño y fue difícil notarlo en el análisis de los sujetos, especialmente en los adultos, agregó.

Mientras tanto, los medicamentos estimulantes que se administran para tratar el TDAH pueden afectar la densidad ósea de los pacientes y retrasar el índice de crecimiento en los niños, según indica ScienceDaily. No es un descubrimiento blanco y negro que el medicamento para el TDAH resulte en el retraso del crecimiento – pero la fuente indica que “los estudios sugieren que los ninos y adolescentes que usan medicamento estimulante necesitan monitorear su salud osea durante y despues del tratamiento con estimulantes”, agregó.

Procrastinación

De vez en cuando todos decidimos que no queremos hacer algo, pero en cuanto a los pacientes con el TDAH, la procrastinación puede ser una característica de su personalidad, según WebMD.

Por ejemplo, si nota que su hijo batalla para terminar la tarea escolar o los quehaceres en casa, y se distrae fácilmente. O tal vez se pasen de una actividad a otra, sin terminar la primera. Puede que no se percate de este síntoma hasta que su hijo vaya a la escuela, agregó la fuente.

Olvidar Horarios

WebMD también señaló que una persona que padece del TDAH puede tener dificultad para mantenerse al tanto de sus deberes, y en el caso de los niños, se les tendrá que recordar con gran frecuencia de las actividades por venir.

La fuente agregó que una señal posible del TDAHes que se le olviden “las actividades diarias”, tales como faltar a citas, u otras cosas como o lvidar su almuerzo (para llevar a la escuela o al trabajo). Uno puede hacerse sus propios recordatorios para mantener un horario – o dejar su almuerzo junto a la puerta para no olvidarlo al momento de salir.

Ansiedad

Según PsychCentral.com “es común” que se de la ansiedad y el TDAH en un paciente de manera simultánea. De hecho, la fuente agregó que aproximadamente del 30 a 40 por ciento de los pacientes con TDAH tienen un trastorno de ansiedad, que puede incluir el trastorno obsesivo-compulsivo (OCD por sus siglas en inglés), la ansiedad social y el trastorno de pánico.

La fuente utiliza el ejemplo de olvidar citas y deberes, enfatizando que el temor constante de olvidar algo importante “puede mantener a la gente ansiosa y preocupada constantemente”. También agregó que aquellos con el TDAH pueden ser particularmente sensibles, y esto los hace vulnerables a verse afectados en ciertas situaciones. La ansiedad puede agregar un nivel adicional al momento de prescribirles medicamento, ya que los estimulantes administrados para tratar el TDAH ocasionalmente pueden aumentar la intensidad de los síntomas de ansiedad, señaló la fuente.

Arranques de Enojo

Según Very WellMind.com, los arranques de enojo y el TDAH pueden ir uno con el otro, y puede resultar en que los niños que padecen esta condición se metan en problemas en la escuela y por lo tanto es más difícil para ellos mantener conecciones sociales.

La fuente agregó que debido a la naturaleza impulsiva del TDAH, el niño puede tener un arranque al momento de sentir enojo (mientras que otros pueden llegar a tomarse el tiempo para procesar lo que están sintiendo). Los niños y los adultos con el TDAH también sienten de manera más intensa, lo cual puede magnificar los sentimientos de frustración y enojo, agregó la fuente. Un periodo de enojo repentino también puede ser el resultado de que se está pasando el efecto estimulante del medicamento, según indicó la fuente.

Pérdida de Apetito

Esto no necesariamente es una señal como tal del TDAH (a menos que el paciente olvide alimentarse), pero más bien es un efecto secundario del medicamento, según EveryDayHealth.com.

La fuente señaló que el medicamento estimulante en particular puede resultar en la pérdida de apetito, algo muy común en los pacientes con TDAH. “Este problema as casi universal. Casi nadie se escapa de este efecto secundario”, agregó la fuente. Esto puede ser más alarmante para el padre de un niño pequeño, por temor a que no se alimente y esto afecte su desarrollo. Los medicamentos que más suprimen el apetito son Adderall y Vyvanse, según indicó la fuente.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X