Parestesia: 8 Posibles Motivos por los Cuales Podría Estar Padeciendo de Entumecimiento Crónico

La parestesia es el término médico para el entumecimiento con sensación de hormigueo del cual muchas personas padecen ocasionalmente. La gente suele decir sentir que “se le durmió” el brazo o la pierna.

Mientras que esta sensación ocurre mayormente debido a la presión puesta sobre un nervio, generalmente es temporal y no requiere tratamiento médico. Si el entumecimiento persiste, puede ser indicador de una condición médica subyacente. A continuación encontrará ocho razones comunes por las cuales puede padecer de parestesia crónica.

1. Radiculopatía

La parestesia crónica puede indicar un nervio dañado. La radiculopatía es una forma de nervio dañado, que, de acuerdo con Healthline, es “una condición donde las raíces del nervio se ven comprimidas, irritadas o inflamadas”.

Una de las causas más comunes de la radiculopatía es la hernia de disco, puesto que le aplica presión al nervio, causando una sensación de entumecimiento. Otra posible causa incluye el estrechamiento del canal que envía señales de la médula espinal a otras áreas del cuerpo, así como también un tumor u otra masa en la médula espinal.

2. Hiperglucemia

La hiperglucemia, también conocida como tener un nivel alto de azúcar en la sangre, es otra causa común de la parestesia. De padecer por tiempos prolongados, la hiperglucemia puede causar daño a los nervios periféricos.

Este daño de los nervios puede ocasionar una condición llamada neuropatía diabética, que puede causar síntomas leves como ‘hormigueo,’ o aún más serio, parálisis o entumecimiento permanente. De acuerdo con la Asociación Americana de la Diabetes, “casi la mitad de la gente con diabetes padece de algún tipo de daño de los nervios”.

3. Síndrome del Túnel Carpiano

Cuando el nervio medio – mismo que va del antebrazo y se extiende hacia la mano – es comprimido o irritado,  puede resultar en el síndrome del túnel carpiano. Existen varios factores de riesgo para esta condición, como la diabetes, obesidad y movimientos repetitivos.

Puesto que el nervio medio es responsable por brindar el sentido del tacto al pulgar y a los dedos del lado de la palma de la mano, además del funcionamiento motriz de la base del pulgar, padecer de parestesia persistente en estas áreas puede ser indicador del síndrome del túnel carpiano.

4. Esclerosis Múltiple

La parestesia crónica también puede ser un indicador de Esclerosis Múltiple. De acuerdo con la Sociedad Nacional de la Esclerosis Múltiple, el entumecimiento del rostro, cuerpo o brazos y piernas es uno de los síntomas más comunes de la afección.

La fuente agregó que “el entumecimiento puede ser leve o tan severo que en ocasiones puede interferir con la habilidad de usar la parte afectada del cuerpo”, como poder caminar, escribir o sostener objetos.

5. Fibromialgia

La parestesia también es un síntoma de fibromialgia, una condición médica que se caracteriza por dolor crónico y una sensibilidad incrementada a la presión. Según EverydayHealth, la parestesia en aquellas personas con fibromialgia se relaciona generalmente a la ansiedad o nervios sobre la afección.

La fuente agregó que la parestesia puede resultar en acroparestesia, “la sensación de hormigueo en las manos y los pies por falta de dióxido de carbono”, y que técnicas de alivio del estrés y ejercicio pueden ser benéficas para el tratamiento.

6. Alcoholismo

El consumo excesivo de alcohol puede resultar en otro tipo de neuropatía llamada neuropatía alcohólica o polineuropatía alcohólica. Al igual que con la neuropatía diabética, la neuropatía alcohólica puede tener complicaciones severas a largo plazo, como “discapacidad, dolor crónico y daño en las manos y los pies”, según Livestrong.

El entumecimiento en las extremidades es causado por el daño en los nervios, que “puede alterar la habilidad del cuerpo de detectar sensibilidad”, resultando en una sensación de ‘hormigueo’. La fuente agregó que el hormigueo en los brazos y en las piernas es otro síntoma común de esta afección.

7. Hipertiroidismo

Según la Mayo Clinic, el hipertiroidismo es “una condición en la cual la glándula tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas”. Si la condición es suficientemente severa y no se trata durante un periodo prolongado de tiempo, el hipertiroidismo puede causar neuropatía periférica.

La neuropatía periférica es el daño a los nervios “que envían información desde y hacia el cerebro y la médula espinal (sistema central nervioso) y al resto del cuerpo, como lo son los brazos y las piernas”. En aquellas personas que padecen de hipertiroidismo, puede suceder debido a la retención de líquidos en los tejidos, que por ende ponen presión en los nervios.

8. Enfermedad de Lyme

En los casos donde la enfermedad de Lyme no se trate, La Fundación de la Neuropatía Periférica dice que puede resultar en “dolor, entumecimiento o debilidad de las extremidades” asociado con la neuropatía periférica. También puede resultar en la incapacidad de mover uno o ambos lados del rostro.

La fuente agregó que la neuropatía periférica “generalmente se desarrolla semanas, meses o años después”, y sucede en la tercera etapa de severidad de la enfermedad de Lyme.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X