Los Síntomas Más Comunes de Un Derrame Cerebral

Un derrame cerebral o accidente cerebrovascular (ACV) es una experiencia aterradora. Ocurre cuando el suministro de sangre al cerebro se impide o se corta por completo (lo que se conoce médicamente como isquemia). Como resultado, el cerebro deja de funcionar normalmente y, a menudo, los músculos, los reflejos y los sentidos del cuerpo se ven afectados.

Afortunadamente, un accidente cerebrovascular se puede tratar, pero obtener atención médica de emergencia lo antes posible es la clave para sobrevivir. Por eso es vital reconocer las siguientes 15 señales de advertencia de un derrame cerebral…

1. Pérdida de Balance

La aparición de un derrame cerebral provocará una gran agitación física, y las víctimas a menudo tienen problemas para caminar, pierden el equilibrio y la coordinación por completo e incluso tienen problemas para sentarse sin caerse. Puede tropezar y se siente casi imposible recuperar el equilibrio. El mareo (que se comenta con más detalle más adelante en este artículo) es un síntoma común que acompaña a los problemas de equilibrio. Caminar y la simple coordinación pueden volverse difíciles como resultado de los mareos.

Si bien la pérdida del equilibrio es un síntoma de un derrame cerebral, también puede experimentarlo después de un derrame cerebral. Es posible que continúe sintiéndose mareado e inseguro en su capacidad para caminar sin tropezar o caerse. Según la Stroke Association, es más probable que experimente problemas de equilibrio si el accidente cerebrovascular afecta el lado izquierdo de su cuerpo. Es posible que algunos sobrevivientes de un accidente cerebrovascular solo sientan problemas leves de equilibrio, mientras que otros pueden tener una pérdida grave de equilibrio, lo que puede afectar su calidad de vida.

2. Debilidad

Una pérdida repentina de fuerza en los músculos de la cara, el brazo y la pierna, incluso si es solo temporal, puede indicar un derrame cerebral en curso. Muchos pacientes se quejan de entumecimiento u hormigueo en el brazo u hombro izquierdo que aparece de repente y empeora gradualmente. A veces, puede ocurrir una falla muscular completa, donde no puede levantar un brazo o soportar peso sobre la pierna afectada.

La debilidad muscular también puede ocurrir después de un derrame cerebral, especialmente si está inmóvil por un período prolongado. La fisioterapia intensa puede ayudar a enseñar a los sobrevivientes de un derrame cerebral cómo controlar mejor sus músculos débiles y realizar algunas tareas pequeñas. Si bien algunas personas que han sufrido un accidente cerebrovascular nunca recuperan la capacidad de mover uno o ambos lados del cuerpo, la fisioterapia ha permitido que muchos supervivientes de un accidente cerebrovascular recuperen su capacidad de curación, lo que les permite caminar y hacer las otras actividades diarias que hacían antes del derrame cerebral.

3. Parálisis Facial

A menudo, un derrame cerebral afecta los músculos faciales, donde un lado de la cara se cae o se adormece por completo, lo que hace que la cara no parezca simétrica. Este es el síntoma más notable. Si sospecha que alguien está sufriendo un derrame cerebral, pídale a la persona que sonríe. Esta es una forma rápida de identificar si realmente está sufriendo un derrame cerebral. Si se produce parálisis facial, consígale atención médica de emergencia de inmediato. Incluso si la sonrisa asimétrica o la dificultad para hablar no se debe a un derrame cerebral, sigue siendo una señal de que algo grave está mal.

La terapia de rehabilitación juega un papel crítico en la recuperación de la parálisis facial. Algunos supervivientes de un accidente cerebrovascular se recuperan completamente de la parálisis facial con el tiempo, pero es permanente para muchas personas. Este síntoma y, a menudo, el efecto permanente de un accidente cerebrovascular es causado por la falta de oxígeno en el nervio facial en el cerebro o por una hemorragia que ejerce presión sobre los nervios y los tejidos.

rikur B / Shutterstock

4. Dificultad para el Habla

El habla difícil o arrastrada es otra señal de advertencia obvia de un accidente cerebrovascular. Si alguien de repente tiene dificultad para hablar o para formar oraciones inteligentes, podría indicar un derrame cerebral. Los observadores a menudo lo explican cómo ver a alguien indefenso tratando de hablar o una mirada de confusión repentina en el rostro de la persona afectada. La persona que sufre del derrame puede tener incapacidad para hablar, problemas para juntar palabras en una oración o simplemente problemas para concentrarse en hablar.

El habla se puede mejorar enormemente en los primeros meses después de un derrame. La American Stroke Association identifica tres trastornos del habla que pueden ocurrir después de un derrame cerebral: afasia (dificultad o incapacidad para usar o comprender palabras), apraxia (dificultad para iniciar o ejecutar el movimiento necesario para hablar, a pesar de poder hacerlo físicamente) y apraxia oral (dificultad mover los músculos de los labios, la garganta, el paladar blando y la garganta para otras cosas además del habla, como sonreír). Existen tratamientos integradores para ayudar a los sobrevivientes de un accidente cerebrovascular a recuperar su capacidad de hablar.

Hay tratamientos comprensivos que ayudan a los sobrevivientes de un derrame a que recuperen su habilidad para hablar normalmente.

5. Problemas de Visión

Los afectados por un derrame cerebral a menudo explican que hay un período anterior en el que tienen problemas para ver. Podrían experimentar visión doble, visión borrosa o pérdida total de la visión. Estos problemas de visión pueden ser solo temporales, pero los observadores pueden probar la aptitud visual preguntando a la víctima cuántos dedos tiene levantados. Si no pueden decirlo, llame al 9-1-1.

Muchas personas que han tenido un derrame cerebral experimentan problemas de visión después, especialmente si el derrame se produjo en el lado derecho del cerebro. Podría tener puntos ciegos o problemas para concentrarse debido a las células que se destruyen en la corteza visual. Si bien muchos sobrevivientes de derrames cerebrales tienen problemas de visión, los avances médicos han aumentado las posibilidades de ver lo suficientemente bien como para hacer cosas habituales, como ir de compras, salir a caminar o incluso conducir. El tratamiento intenso que implica reentrenar el cerebro ha ayudado a muchos sobrevivientes a recuperar parte o la mayor parte de su visión.

6. Falta de Entendimiento

Una persona que sufre un derrame cerebral a menudo tendrá dificultades para comprender ciertas declaraciones y órdenes en los días previos al derrame cerebral real. Esto también puede presentarse cuando intentan hablar o mantener una conversación. Es posible que no piense en la confusión o la dificultad para comprender las cosas (puede atribuirlo a la fatiga o al estrés), pero es importante saber que es una señal de advertencia temprana de un derrame cerebral.

Cuanto antes pueda identificar que está sufriendo un derrame cerebral, mayores serán sus posibilidades de recuperarse por completo. Cuanto más tiempo tenga un derrame sin tratamiento ni atención de un equipo médico, más daño puede causarle a su cerebro. También puede aumentar sus posibilidades de sufrir un daño permanente que resulte en una discapacidad grave. Si bien puede parecer un problema pequeño, nunca es una mala idea hacerse un chequeo si hay motivo de preocupación. Descartar un derrame cerebral o recibir tratamiento temprano podría salvarle la vida.

7. Dolor de Cabeza

La aparición repentina de un dolor de cabeza intenso y debilitante o una migraña que no es normal o habitual es común antes de un accidente cerebrovascular. De hecho, muchas víctimas de accidentes cerebrovasculares explican un dolor de cabeza tan doloroso que se siente como ser alcanzado por un rayo, ya que causa náuseas extremas e incluso un posible colapso. El dolor de cabeza puede incluir problemas visuales, como un aura. Un aura es similar a las manchas que ves al encender una bombilla después de estar en una habitación oscura o el flash de una cámara que deja manchas y te hace parpadear. La diferencia es que no desaparece después de unos segundos.

Puede ser extremadamente difícil para alguien que padece migrañas o dolores de cabeza con regularidad, especialmente si sus dolores de cabeza a menudo vienen con auras (algo común en quienes padecen migrañas), reconocer el síntoma como un derrame cerebral. Esto lo hace peligroso porque es posible que no busque tratamiento cuando debería, disminuyendo sus posibilidades de recuperación completa y aumentando la posibilidad de daño permanente a su cerebro.

8. Pérdida de Sensación

En los días previos a un derrame cerebral, es común que se produzca una pérdida gradual, o incluso total, de la sensación vibratoria en la piel. Los nervios de su cerebro envían señales a diferentes áreas de su cuerpo. Cuando está sufriendo un derrame cerebral, estas señales pueden interrumpirse o dejar de funcionar correctamente, provocando una pérdida total o reducida de la sensibilidad. Podría experimentarlo en una o varias áreas de su cuerpo, dependiendo de los nervios afectados. Los otros sentidos, como el olfato, el gusto y el oído, también pueden verse afectados total o parcialmente.

Desafortunadamente, los sobrevivientes de un derrame cerebral pueden experimentar dificultades con la sensación después de un derrame, incluida la hipersensibilidad al tacto, la pérdida o disminución de la sensación de temperatura, no saber dónde está una extremidad sin mirar y una sensibilidad reducida al tacto. Puede ser frustrante y molesto tener un daño temporal o permanente de este sentido y, dependiendo de la gravedad, puede afectar en gran medida su capacidad para hacer las cosas normales y diarias que hacía antes del derrame cerebral.

9. Mareos

Cuando alguien está sufriendo un derrame cerebral, puede tener dificultades para caminar, mantener el equilibrio o incluso sentarse correctamente. Esta pérdida de equilibrio puede ser tan grave que muchas víctimas de un derrame cerebral sienten que el mundo da vueltas y no pueden encontrar el equilibrio (es decir, vértigo). El mareo puede ser tan intenso que sienta náuseas e incluso puede provocar vómitos. El mareo se puede diagnosticar erróneamente como vértigo, lo que pone al paciente en riesgo potencial de sufrir un daño mayor. En algunos casos, la persona que sufre el derrame cerebral solo experimenta mareos intensos durante un período breve, por lo que puede ser difícil diagnosticar el accidente cerebrovascular como la causa.

Si bien los mareos intensos les ocurren a muchas personas que tienen un derrame cerebral, a veces el mareo no va acompañado de otros síntomas típicos del accidente cerebrovascular, lo que dificulta reconocer lo que realmente está sucediendo. Los mini derrames, también conocidos como ataques isquémicos transitorios (TIAs – Transient Ischemic Attacks), ocurren a menudo sin saberlo, y hay una probabilidad bastante alta de que ocurra un accidente cerebrovascular regular después de experimentar un mini derrame cerebral.

9nong / Shutterstock

10. Falta de Reflejos

También es común experimentar una disminución o pérdida de los reflejos con un derrame cerebral. Por ejemplo, muchas víctimas de derrames se quejan de problemas para tragar al comer. La American Stroke Association dice que hasta el 65 por ciento de las personas que tienen un derrame cerebral pueden desarrollar disfagia o dificultad para tragar. Dado que este es un síntoma predominante y un efecto secundario de un derrame cerebral, siempre se examina cuando está en el hospital. Hay una prueba de deglución que se puede hacer y, si no pasa la prueba, se necesitará un patólogo del habla y el lenguaje para la rehabilitación.

El daño temporal o permanente de un derrame cerebral varía de persona a persona, pero una cosa permanece igual cuanto antes busque atención médica cuando tenga un derrame cerebral, mayores serán sus posibilidades, no solo de supervivencia sino también de recuperación. Conocer las señales de advertencia y los síntomas de un derrame puede ayudar a protegerlo a usted y a quienes lo rodean. Si hay un indicio de que usted o alguien con quien está sufriendo un derrame cerebral, llame al 9-1-1 de inmediato.

11. Confusión

No es sorprendente que las personas que están sufriendo un derrame cerebral se confundan. Es probable que esto se deba al hecho de que su cerebro no está funcionando correctamente. Además de todo eso, si está relacionado con un derrame cerebral, es probable que tampoco puedan hablar ni ver con claridad. Están experimentando todo tipo de síntomas incómodos en su cuerpo, como entumecimiento, debilidad y mareos, lo que los confunde porque generalmente no se dan cuenta de lo que está sucediendo.

Si alguna vez de repente (la palabra clave es “repentino” porque estos síntomas suelen aparecer de la nada) se confunde y tiene problemas para comprender lo que dice la gente, junto con algunos de estos otros síntomas, podría deberse a que está sufriendo de un derrame cerebral.

12. Dificultad para Leer

Además de tener problemas para hablar o comprender lo que dicen otras personas, las víctimas de un derrame cerebral también tendrán dificultades para leer. Esta es otra señal clave de que algo anda muy mal con el cerebro y necesitan atención médica de inmediato.

Un derrame cerebral puede afectar un lado del cuerpo más que el otro, y si está más presente en el lado izquierdo del cerebro, que controla el lenguaje, según Women’s Health. “Puede afectar su forma de hablar, su capacidad para comprender lo que alguien está diciendo o sus habilidades para leer o escribir”.

13. Entumecimiento

Este va de la mano con la diapositiva número dos, que citó la debilidad como uno de los principales síntomas de un derrame cerebral. Si bien muchas personas se sienten débiles en la cara, el brazo, la pierna o un lado del cuerpo, también pueden sentir entumecimiento.

Debido a que el cerebro controla cada lado del cuerpo con el hemisferio opuesto, un derrame cerebral generalmente afecta un lado del cuerpo más que el otro, por lo que las personas solo sentirán entumecimiento en un lado, ya sea el izquierdo o el derecho. Como resultado, el lado del cerebro que realmente está sufriendo el accidente cerebrovascular está opuesto al lado afectado del cuerpo. En otras palabras, un derrame cerebral en el lado izquierdo del cerebro afectará el lado derecho del cuerpo.

14. Hipo

De manera similar a los ataques cardíacos, las mujeres y los hombres pueden experimentar diferentes síntomas cuando se trata de un derrame cerebral. Por ejemplo, las mujeres tienen más probabilidades de experimentar hipo cuando sufren un derrame cerebral. Dado que el hipo se asocia comúnmente con cosas como la indigestión, es más probable que obtengan un diagnóstico incorrecto. En un comunicado de prensa médico, la Dra. Diana Greene-Chandos, neuróloga y directora de Cuidados Críticos de Neurociencia, dijo: “[Las mujeres] en realidad pueden tener hipo con un poco de dolor en el pecho con sus síntomas de derrame cerebral, lo que a veces las envía por el camino de buscando enfermedad cardíaca o indigestión “.

Un estudio realizado por la Universidad Estatal de Ohio encontró que muchas mujeres desconocen el hecho de que pueden experimentar síntomas únicos de derrame cerebral, como el hipo. “De 1,000 mujeres encuestadas, solo una de cada 10 sabía que el hipo que ocurre con un dolor torácico inusual es una señal de advertencia temprana de derrame cerebral en las mujeres”, dijeron investigadores del Wexner Medical Center en Columbus, OH. Es importante que las mujeres estén al tanto de sus síntomas únicos y factores de riesgo, porque podría salvarles la vida.

15. Estado Mental Alterado

Según Healthline, el estado mental alterado es un término que los doctores pueden usar cuando se refieren a síntomas como somnolencia, falta de respuesta, desorientación, confusión, cambio repentino de comportamiento, agitación y alucinaciones, que podrían deberse a un derrame cerebral.

Un estudio de 2009 que comparó las diferencias agudas entre los síntomas de un derrame cerebral en hombres y mujeres encontró que el estado mental alterado es el síntoma no tradicional más común de un derrame cerebral. Las mujeres tienen más probabilidades de experimentar un estado mental alterado mientras sufren un derrame cerebral (23 por ciento), mientras que solo el 15 por ciento de los hombres informaron estos síntomas. Healthline también señala que “las mujeres tienen aproximadamente 1.5 veces más probabilidades de reportar al menos un síntoma de derrame cerebral no tradicional”.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X