Síntomas Comunes de Gripe

Inicialmente, la gripe puede ser menospreciada como un resfriado común debido a los síntomas tan parecidos, tales como: secreción nasal, congestión nasal, estornudos y dolor muscular y garganta.

Sin embargo, un factor diferenciador principal entre un resfriado común y la gripe es que los síntomas seguirán y se empeoran progresivamente con un resfriado mientras que la gripe golpea repentina, rápida y terriblemente con los siguientes síntomas…

1. Fiebre

La señal inicial de que usted tiene gripe y no sólo un resfriado común será una alta fiebre que supera los 38 grados Centigrados). Normalmente, las fiebres infantiles serán superiores a las de los adultos y pueden durar de 3 a 4 días antes de empezar a bajar.

2. Dificultad Respiratoria

La congestión y la tos a menudo causarán una opresión en el pecho, congestión nasal y como resultado, una respiración restringida que puede llegar a ser muy dificultosa. La gripe puede también empeorar un asma o un problema respiratorio existente.

3. Escalofríos

Escalofríos periódicos causados por la sudoración (particularmente la sudoración nocturna) ya que la fiebre va y viene, son muy comunes con una gripe, debido a que su cuerpo lucha contra la enfermedad y trata de expulsarla fuera.

4. Dolor de cabeza

El dolor de cabeza, o más comúnmente, dolor en las cavidades nasales debido a la congestión, es muy típico de la gripe, y empeorará antes de mejorar.

5. Dolor Muscular

El dolor muscular por todo el cuerpo es un típico síntoma de que la gripe acaba de empezar. Usted notará especialmente dolor muscular en la espalda, brazos, piernas y pecho (si tiene una tos persistente).

6. Tos

Una congestión en el pecho comienza con una tos seca y floja, se convierte en una tos persistente y seca, síntomas muy comunes de una gripe. Esta tos persistente puede convertirse en algo grave y causar sensibilidad en la garganta y en el pecho.

7. Congestión Nasal

La congestión nasal y de los senos paranasales son síntomas muy comunes de la gripe y el resfriado común. Sin embargo, con la gripe, las posibilidades de que se conviertan en bronquitis, neumonía o una infección sinusal son mucho mayores, y para los niños pequeños y personas mayores, puede hasta significar un riesgo para la vida.

8. Fatiga

Esa debilidad que le drena totalmente sus energías y lo hace sentir completamente agotado es muy común con la gripe. Comparado con un resfriado normal, la fatiga de la gripe se inicia rápidamente y puede durar hasta 2 ó 3 semanas antes de que su energía vuelva completamente.

9. Dolor de Garganta

Uno de los síntomas más comunes de la gripe es el dolor de garganta intenso que puede ser descrito como un ardor o hasta comezón (particularmente en la parte posterior de la garganta). Puede causar inflamación de las glándulas y hacer que el simple hecho de tragar se convierta en algo muy difícil.

10. Dolor y sensibilidad en los ojos

Es común que las personas con gripe tengan dolores y molestias en los músculos, pero también pueden experimentar esas sensaciones en los ojos y alrededor de ellos, especialmente al moverlos. Además, Livestrong señala que otros síntomas oculares de la gripe pueden incluir “sensibilidad a la luz”, conocida como fotofobia, y una “sensación de ardor”.

Si bien la fuente dice que estos síntomas tienden a desaparecer por sí solos, en los casos en que los ojos estén “muy rojos, produzcan secreción, o empeoren en lugar de mejorar”, se aconseja que el individuo busque atención médica.

11. Piel caliente, ruborizada y sudorosa

Como se mencionó anteriormente, un síntoma común de la gripe es la fiebre alta, que puede hacer que la piel se caliente, se ruborice y sude, especialmente en la cara. Esto sucede porque, cuando la temperatura interna alcanza el nivel de fiebre (99.5 grados Fahrenheit o 37.5 grados centígrados), los vasos sanguíneos cercanos a la piel se expanden para ayudar a que el cuerpo se enfríe.

El Manual de Merck (Merck Manual) indica que también se puede notar este enrojecimiento en otras áreas, como la boca, la garganta, o incluso en el blanco de los ojos, que pueden aparecer rojizos y húmedos.

12. Problemas gastrointestinales

Si bien los problemas gastrointestinales suelen ser más indicativos de gastroenteritis (a menudo denominada “gripe estomacal”), es posible que también se produzcan con la gripe. Healthline dice: “Algunas cepas del virus pueden causar diarrea, náuseas, dolor de estómago o vómitos.”

Aunque estos síntomas son más frecuentes en los niños, es posible que los adultos con gripe también los experimenten. Con los vómitos (en particular, si se agudizan) WebMD hace hincapié en que se debe buscar asistencia médica inmediata, ya que puede significar que el cuadro de la persona es grave.

13. Pérdida de apetito

La pérdida de apetito es otro síntoma común de la gripe, especialmente en aquellos adultos y niños que experimentan problemas gastrointestinales, como náuseas, vómitos y diarrea. Con los vómitos y la diarrea, en particular, la pérdida frecuente de líquidos puede llevar a la deshidratación, que es un problema que puede comprometer la salud. Livestrong recomienda aumentar la ingesta de líquidos tomando “té, sopas y agua caliente”.

También puede ayudar a calmar la digestión alterada comiendo: “una dieta básica que consiste en alimentos suaves, como tostadas, arroz blanco, plátanos, pollo y patatas hervidas”, añade la fuente. Pero, si ingerir cualquier alimento es un desafío, se aconseja que pida cita con su médico.

14. Mareos

En algunos casos, la gripe puede ir acompañada de mareos, lo cual, según Livestrong, está relacionado “con la deshidratación”. La fuente continúa explicando que: “Los mareos se producen con la deshidratación debido a la reducción del agua en la circulación, lo que puede causar una caída de la presión arterial, especialmente al levantarse de una posición sentada y ponerse de pie”.

Pero los mareos no siempre se deben a la deshidratación. A veces se producen como un efecto secundario de los medicamentos de venta libre que las personas toman para aliviar los síntomas de la gripe (en particular, los que contienen antihistamínicos). La fuente añade que las complicaciones de la gripe, como la neumonía y las infecciones del oído interno, también pueden provocar mareos.

15. Confusión

Como ya se ha mencionado, la deshidratación es una preocupación importante asociada a la gripe. Esto se debe a que puede dar lugar a una variedad de otros síntomas, incluyendo los mareos que acabamos de mencionar, así como la confusión. Cuando se experimenta confusión, es posible que no se sepa el día de la semana o la hora del día, o que no se pueda entender lo que dicen los demás.

Además, la confusión “impide la capacidad de escuchar al propio cuerpo y responder en consecuencia”, según HealthPrep.com. Como resultado, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (Center for Disease Control and Prevention) lo considera -junto con el mareo- una señal de advertencia de emergencia. Por lo tanto, si lo experimenta, usted debería buscar atención médica inmediatamente.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X