Trauma ESP

Ocho factores angustiosos sobre los traumas emocionales

Nadie está exento de sufrir un trauma psicológico. Ya sea porque esté atrapado en una relación romántica abusiva, porque deba atravesar un divorcio turbulento, porque haya presenciado un evento impactante, porque lo hayan maltratado en el trabajo o porque haya sido prisionero de guerra por un largo tiempo, las consecuencias de los traumas psicológicos pueden durar desde un par de meses hasta toda una vida. A su vez, esto puede derivar en depresión, síndrome de estrés postraumático, ansiedad, adicciones, fobias y hasta problemas sociales. En otras palabras, los traumas impactan de forma negativa en todas las áreas de la vida.

Un trauma psicológico puede definirse como “el daño que experimenta la psiquis después de un evento chocante y penoso.” Este ocurre cuando consideramos que una determinada situación pone en riesgo nuestras vidas y no tenemos posibilidad alguna de escapar. Es como si nos quedáramos “atrapados” en la memoria del evento. El tiempo no basta para sanar un trauma emocional. Los traumas psicológicos acaban volviéndose parte de nosotros y se nos hace imposible recuperar la paz y superar los efectos devastadores. Veamos de qué se trata…

1. Eventos traumáticos de ocurrencia única

Un solo evento traumático puede causar daños emocionales severos tanto en niños como en adultos. Estos eventos se perciben como algo impactante y que puede poner en riesgo la vida.

Entre los eventos traumáticos de ocurrencia única se incluyen catástrofes naturales (terremotos), desastres tecnológicos (accidentes de avión) y crímenes violentos (robos u homicidios). Estas experiencias pueden traumatizar a testigos y víctimas por igual.

shutterstock_325804778

2. Traumas recurrentes

Los eventos traumáticos recurrentes tienen un efecto emocional negativo acumulativo en las víctimas. La exposición repetida y prolongada a efectos adversos puede prolongarse varios años.

Los traumas recurrentes también pueden resultar en trastornos psíquicos más severos que los de los eventos traumáticos de ocurrencia única. Muchas mujeres experimentan ambos tipos de traumas ya que son víctimas de más de un crimen a lo largo de sus vidas.

shutterstock_120558868

3. Traumas de origen natural

Los desastres naturales se manifiestan de distintas maneras. Huracanes, terremotos, inundaciones y tormentas de hielo son solo algunos de los ejemplos. A pesar de que este tipo de experiencias marque las vidas de muchas personas, el pronóstico general de recuperación es mucho mayor que el de aquellos que han sido atacados por otros individuos.

Se suele creer que los desastres naturales están fuera de nuestro control y que pueden ocurrirle a cualquiera. La sociedad no culpa a la víctima y no siente culpa por haber contribuido o causado el desastre. La mayoría de los sobrevivientes de los desastres naturales son capaces de superar el episodio y vivir una vida productiva.

shutterstock_267691490

4. Traumas causados por personas

A las personas les resulta mucho más difícil superar traumas causados intencionalmente por otros seres humanos. Se vuelve mucho más complicado curar un trauma cuando las heridas tanto físicas como psicológicas son infligidas por una persona de la que la víctima depende (por ejemplo, en un vínculo padre-hijo). Entre las situaciones traumáticas generadas por personas se incluye haber sido prisionero de guerra o víctima de torturas o violaciones.

Un estudio llevado a cabo por Dianna Russell reveló que una mujer que había sido víctima de incesto en la niñez tenía un 65% más de probabilidades de ser violada en la adultez. No obstante, menos de 1/5 de las víctimas de abuso infantil tendrá problemas psíquicos en la adultez.

shutterstock_158908217

5. Supervivientes

Los sobrevivientes no pertenecen a ninguna raza, sexo, religión o grupo social en particular. La gran mayoría de los pacientes con trastornos psicológicos ha experimentado traumas emocionales severos de algún tipo. Por lo general, los afectados reciben múltiples diagnósticos y recurren a técnicas intensas y complejas para lidiar con sus problemas.

El sexo masculino tiende a ser el menos representado entre los superviviente a los traumas. Esto podría deberse en parte a que a los hombres les cuesta más abrirse y contar lo que les pasa a los demás; para ellos, es mejor solucionar sus propios asuntos sin intervención del resto. Además, suelen negarse a recibir ayuda por parte de un profesional y prefieren recurrir a otras estrategias menos saludables como el abuso de sustancias.

PTSD

6. Estrategias comunes para lidiar con los problemas

La dependencia y el abuso de sustancias son estrategias comunes para lidiar con personas que han experimentado traumas emocionales severos. El alcohol y las drogas aplacan el dolor, de tal manera que las personas no tienen que experimentar todas esas emociones negativas vinculadas con los traumas.

Otros desarrollan problemas alimenticios o psicológicos como depresión, trastorno disociativo, ansiedad o síndrome de estrés postraumático. El trastorno de personalidad más prevalente vinculado con los traumas emocionales es el trastorno límite de la personalidad.

Alcohol and Drugs

7. El efecto de los traumas en el desarrollo humano

Ciertos estudios han demostrado que los niños que experimentan abusos severos y recurrentes al crecer exhiben deficiencias en su habilidad para completar tareas simples de desarrollo. Esto promueve la falta de confianza en sí mismos y los vuelve incapaces de ver el mundo como un lugar seguro y feliz.

El mal juicio, los distintos grados de paranoia, el auto-sabotaje y las dificultades para resolver problemas suelen atormentarlos en la adultez.

Depression

8. Traumas a nivel psicológico

En un estudio, un grupo de investigadores se encargó de explicar las diferencias entre las resonancias magnéticas del cerebro de un hombre adulto abusado y de otro sin inconvenientes personales.

Se demostró que la exposición prolongada al estrés puede hacer que la respuesta de lucha o huida se atasque en un estado de hiperactividad o sobrestimulación. Si esto no se soluciona a tiempo, puede provocar alteraciones permanentes en los neurotransmisores del cerebro.

Brain Inflammation

Share This Article

X