Lactancia Materna ESP

Los 10 Errores más Comunes de la Lactancia Materna

La lactancia materna es lo más natural del mundo para una nueva mamá. Sin embargo, no es tan fácil de llevar para todas las mujeres. Amamantar necesita educación, se necesita aprender los trucos y técnicas adecuadas sobre la marcha tanto para la nueva mamá como para el bebé!

Con el fin de ayudar a ponerla a usted y a su bebé recién nacido en el camino correcto, aquí están los diez errores más comunes de la lactancia materna…

1. No Buscar Ayuda Cuando la Necesita

La lactancia materna puede ser muy fácil para algunas mujeres; mientras que para otras puede ser difícil y frustrante. Si usted está teniendo dificultades y está bajo mucho estrés por ello, debe ir en búsqueda de amigas o familiares que sean mamás o solicitar el asesoramiento de un consultor de lactancia para temas como: dejar que su bebé se pegue correctamente a su pecho, aumentar el suministro de leche, pezones doloridos y cualquier otra pregunta que usted tenga.

2. Estresarse si la Lactancia no es Perfecta

Recuerde que la lactancia materna es una habilidad y usted tiene que aprender cómo desenvolverse. No sea demasiado dura consigo misma si no es fácil la primera vez. Después de todo, su bebé se sentirá estresado si él o ella nota su ansiedad. Lo mejor que puede hacer es estar tranquila y alimentar a su bebé.

3. No piense que no puede amamantar

La lactancia materna puede ser tan frustrante que usted puede estar tentada a tirar la toalla porque piensa que su cuerpo no está produciendo suficiente leche o simplemente no está hecho para amamantar. Consuélese con el hecho de que los cuerpos de las mujeres están hechos para amamantar y alimentar a su bebé.

4. Preocuparse por los Sentimientos de los Demás

No sienta vergüenza si necesita amamantar en público. Siempre habrá gente que intentará imponer sus creencias sobre lo inadecuado que es que una mujer amamante en un lugar público. La lactancia materna es algo totalmente natural. Y si se siente incómoda, traiga consigo una manta para cubrirse en los lugares públicos y pueda amamantar en un momento de apuro.

5. Pensar que la Lactancia Requiere una Posición “Ideal”

Los bebés nacen con hambre, lo que significa que no hay ninguna posición mágica que vaya a funcionar mejor que otra. La posición en que su bebé esté mientras esté siendo amamantado debe ser cómoda para usted y el bebé. Eso es lo único que importa.

6. No Amamantar Debido al Trabajo

Muchas mujeres creen que no pueden amamantar una vez regresan a trabajar; pues no es así. Muchas mujeres pueden seguir produciendo leche después de regresar a trabajar y por un par de años. Así que no deje de hacerlo sólo porque cree que obstaculizará el camino de sus responsabilidades labolares — ya que no lo hará!

7. No Incluir a su Esposo

Claro, los hombres no pueden amamantar debido a una falta evidente de ciertos equipos. Sin embargo, eso no significa que no pueda hacer que su pareja sea su compañero en esta experiencia. Papá puede soportar el peso del bebé mientras que él o ella come, e incluso compartir los turnos de alimentación con el biberón y así crear también un vínculo con el bebé.

8. Dejarse Influenciar

Todo el mundo — sea madre o no — tendrá su propia opinión de si usted debería amamantar o usar leche de fórmula, cuando debería dejar de amamantar, y cuáles son las mejores técnicas para una lactancia exitosa. No crea en el juicio de los demás. Por el contrario, tome sus propias decisiones cuando se trata de su salud y la de su bebé.

9. No hay por qué ceñirse a un horario

Muchas mamás contabilizan el tiempo de alimentación o intentan forzar al bebé a comer debido a un horario fijado de lactancia. Créame, el bebé decidirá cuando él o ella haya terminado de comer y le hará saber cuándo es hora de cenar. Así que no sienta que tiene que mirar el reloj ni ceñirse a un estricto horario de alimentación.

10. Rendirse y Cambiar a Leche de Fórmula

Una vez que usted decide iniciar la alimentación con leche de fórmula, su producción de leche disminuirá. Así que no se dé por vencida o sea demasiado dura consigo misma. Puede empezar a alimentar a su bebé con leche de fórmula en cualquier momento que lo deseé, así que no deje de amamantarlo hasta que esté segura de que quiere cambiar.

X