Mascotas ESP

Doce razones convincentes de salud para tener un perro

Los perros son considerados los mejores amigos de los seres humanos. Más allá de las ventajas obvias de este fiel compañero, nuestros amigos peludos de cuatro patas proporcionan muchos beneficios para la salud que son poco conocidos — desde reducir el riesgo de enfermedades del corazón hasta aumentar la resistencia inmunológica.

Así que por estas razones debemos darles la muy merecida rascada detrás de las orejas a nuestros adorables dálmatas, a esos leales labradores retrievers, a nuestros pequeños caniches y a cada perro que exista…

1. Tener un perro lo mantiene en forma

La próxima vez que lleve a Fido a su paseo nocturno debería darle las gracias por las oportunidades extras de quemar calorías. Los estudios muestran consistentemente que los dueños de perros tienden a hacer más ejercicio que sus contrapartes. Después de todo, muchas personas tienen un perro con el fin de tener una motivación más para salir a correr o simplemente para salir más a menudo. Ahora, sólo eso vale unas cuantas lamidas descuidadas en la cara.

2. Los perros huelen el cáncer

Una cosa es cuando Barney sigue con su nariz el plato de comida, pero su increíble destreza olfativa es tan impresionante que en realidad puede olfatear varias formas de cáncer en los seres humanos. De hecho, la mayoría de perros se acredita con más del 90% de exactitud cuando se trata de diferenciar pacientes con cáncer pulmonar y personas sanas.

3. Los perros disuaden las enfermedades del corazón

¡La American Heart Association afirma que hace bien hacerle regalos adicionales a Fido! ¿Por qué? Pues resulta que además de hacer más actividad física, los dueños de perros también cuentan con niveles más bajos de estrés. No sólo lo digo yo. Pregúntele a alguien que tenga un perro qué tan calmante es regresar al hogar y encontrar una cara feliz después de un día terrible en el trabajo.

4. Los perros pueden ser entrenados para predecir las convulsiones

Resulta que las Cataratas del Niágara, el gran cañón y los perros tienen algo en común: son maravillas místicas de nuestro mundo. Antes de reírse a carcajadas de su perro orgulloso, considere los estudios de salud del Centro de Epilepsia Infantil Children’s Healthcare de Atlanta, el cual pone a epilépticos con perros entrenados para que detecten y adviertan a sus amos de un ataque 45 minutos antes de que suceda.

5. Los caninos aumentan la fuerza inmune en los niños

Puede que le frunza el ceño al pequeño Joey cuando se arrastra en el suelo con Missy la Schnauzer miniatura, pero los estudios demuestran que los perros le hacen a su hijo un gran servicio de salud cuando se trata de fortalecer su inmunidad. En realidad, los niños que se divierten con un perro de familia padecen menos resfriados, alergias e infecciones del oído debido a la exposición saludable a los gérmenes.

6. La felicidad es traer a su perro al trabajo

El International Journal of Workplace Health Management publicó recientemente un estudio sobre los beneficios de llevar a su amigo de cuatro patas a trabajar. Los resultados revelaron que cuando a los trabajadores se les permitió traer a sus perros a la oficina, sufrieron menos estrés por el trabajo en general. De hecho, la oficina en general era un lugar mucho más feliz para pasar el día.

7. Detectores de hipoglucemia

Los epilépticos no son los únicos pacientes que pueden beneficiarse del servicio de un perro entrenado. Los diabéticos pueden ser notificados de sus niveles de azúcar bajos gracias al poderoso olfato de un perro. Los perros pueden ser entrenados para olfatear el aroma de un diabético cuando experimenta hipoglucemia y así alertar a la persona o ladrar para conseguir ayuda en una situación de emergencia.

8. Los perros pueden sanar heridas

Los dueños de perros dan fe de los poderes curativos de una lamida. Sin embargo, los besos de los perritos en realidad contienen ingredientes naturales en su baba que estimulan los nervios, ponen el oxígeno a circular y sanan los capilares de la piel.

9. Los perros combaten los efectos de la depresión

Un perro feliz esperándole en la puerta puede hacerlo olvidar un día tedioso de oficina y ayudarlo incluso a sanar después de una ruptura dolorosa. Además, resulta que los perros pueden combatir los efectos de la depresión crónica. Cierta investigación demuestra que los propietarios de perros que sufren ataques de depresión se benefician enormemente del amor incondicional, de la necesidad y aceptación de una mascota cariñosa.

10. Los perros calman los síntomas del autismo

Para los niños con autismo, el mundo puede ser un lugar aterrador, desconcertante y lleno de inductores de estrés. Sin embargo, los médicos expertos consideran que el amor constante y la atención de un perro son muy beneficiosos en los hogares autistas porque los amigos peludos en realidad pueden ayudar a aliviar y a calmar la secreción de cortisol (u hormona del estrés).

11. Los perros consuelan a los pacientes con demencia

A medida que envejecemos, la pérdida del control sobre nuestra independencia personal puede ser exasperante. Sin embargo, las personas mayores que sufren de demencia se han beneficiado en gran medida de los perros entrenados para tratarla. Estos caninos felices hacen visitas a los hospitales y residencias de ancianos para facilitar la frustración, ofrecer apoyo durante chequeos médicos y ayudar a aquellos que ya no tienen control sobre sus vidas.

12. Los perros ofrecen compasión al humano

Siempre podrá contar con su perro para que lo consuele cuando está enfermo o enfadado… muchas veces más que sus hijos o cónyuge. Cuando la compasión canina se observó en Goldsmiths, Universidad de Londres, el estudio reveló que los perros eran más aptos que los humanos para acurrucarse con una persona angustiada — lo cual demuestra que siempre puede contar con su mejor amigo peludo.

X