Embarazo ESP

9 preguntas más frecuentes acerca del embarazo

El embarazo, especialmente si se trata del primero, está completamente saturado de cambios extraños y maravillosos que ocurren dentro de su cuerpo. ¡No es de extrañarse que surjan preguntas!

Es por eso que nos gustaría tranquilizar las mentes de las futuras mamás al abordar con mayor frecuencia las nueve preguntas más comunes acerca del embarazo. Y, por supuesto, al responderlas lo mejor que podamos…

1. ¿Cuáles son los signos más tempranos de que estoy esperando un bebé?

¿Se pregunta si está embarazada? Una prueba de embarazo es la manera de saberlo con certeza. Pero ¿qué pasa si es demasiado pronto para tener resultados exactos? Podrá notar algunas señales sutiles del embarazo: como fatiga, náuseas, micción frecuente, aversión a los alimentos que normalmente ama, hinchazón y sensibilidad en las mamas, así como un período ausente si es muy regular con la menstruación.

2. ¿Cómo calculo la fecha de nacimiento de mi bebé?

¡Felicidades por su embarazo! ¿Cómo sabe cuándo puede esperar a su bebé? El embarazo promedio dura 280 días desde el último período menstrual, o más exactamente, 266 días después de su último ciclo de la ovulación (o aproximadamente 40 semanas). Recuerde que esto será una estimación y no una realidad definitiva.

3. ¿Es seguro tener sexo durante el embarazo?

Normalmente, el sexo es perfectamente seguro durante el embarazo — hasta el momento del nacimiento. Así que deje de lado sus temores acerca de que las relaciones sexuales le harán daño a su bebé. El saco amniótico, el útero y el tapón mucoso en el cuello uterino proporcionan una fuerte protección para su bebé. Sin embargo, hay algunos casos en los que su médico puede decirle que se abstenga de las relaciones sexuales en su totalidad mientras esté embarazada, como sucede si está en riesgo de tener un nacimiento prematuro, o si sufre de placenta previa (la placenta está muy cerca de la cérvix) o de sangrado vaginal.

4. ¿Qué debo esperar de mi primera revisión prenatal?

Pasarán muchas cosas en su primera visita prenatal y es mejor que esté preparada para una larga cita que incluirá lo siguiente:

a) Prueba de sangre y de orina para confirmar que esté embarazada y estimar su fecha de parto.

b) Una revisión de su historial médico detallado.

c) Un examen de salud física general para examinar su peso, su presión arterial, el estado de su corazón, de sus pulmones, de su pelvis y de sus mamas.

d) Un examen de sangre para buscar afecciones como anemia, ETS existentes y anticuerpos para descartar cualquier trastorno genético (si está en su historia clínica)

e) Una prueba de Papanicolaou y de cultura para revisar si hay una infección vaginal o cáncer de cuello uterino

f) Un examen de orina para verificar si hay infección, así como medir los niveles de azúcar y las proteínas

g) Una charla acerca de su nutrición – estilo de vida y responder cualquier pregunta que pueda tener sobre su embarazo

5. ¿Cuán importante es tomar las vitaminas prenatales?

Las vitaminas prenatales son vitales a raíz de las crecientes demandas de embarazos. El crecimiento de una nueva persona no es fácil para su cuerpo y necesitará más vitaminas y minerales en su dieta, como ácido fólico, calcio y hierro — para tener un embarazo saludable y un bebé sano. En lugar de seleccionar una vitamina prenatal usted misma, hable con su médico o partera si necesita una formulación especial (por ejemplo, en casos de anemia o de deficiencias nutricionales) o saber si una tableta, cápsula o líquido vitamínico prenatal funcionará más eficientemente que otro.

6. ¿Qué puedo hacer para evitar el desagradable ardor estomacal?

La acidez acosa a la mayoría de mujeres embarazadas debido a que el útero está en crecimiento y genera progesterona, una hormona que relaja los músculos (incluyendo la válvula del estómago) para preparar al cuerpo para el embarazo — y así ambos permiten que el ácido suba al esófago. Sin embargo, puede utilizar ciertos trucos, como comer porciones más pequeñas y más frecuentes, dar un paseo después de las comidas, mantener la cabeza y el tórax elevados mientras duerme, vestirse con ropa holgada, beber té de raíz de jengibre y tomar antiácidos para aliviar la indigestión y los gases.

7. ¿Cómo puedo prevenir las estrías?

Aproximadamente el 90% de las mujeres embarazadas desarrolla estrías en el estómago, los muslos, las nalgas y las mamas a medida que su cuerpo crece durante el embarazo. ¡No tiene por qué ser parte de la mayoría! Puede hacer su parte para evitar las estrías al beber mucha agua para mantener la piel hidratada, al masajear la piel diariamente con una crema hidratante o con un aceite alto en vitaminas A y E (es decir, manteca de cacao) anti-estrías o al aumentar la circulación y el tejido reparador; y también al consumir una dieta rica en vitaminas que ayuden a la piel — como las E, C, A y el zinc.

8. ¿Qué tipos de actividades son seguras para las mujeres embarazadas?

Ya no tiene que deshacerse del ejercicio durante el embarazo. Hay maneras de mantenerse activa, ajustada y segura mientras que espera la llegada de su pequeño pedacito de alegría. A menos que su médico le informe lo contrario, hacer ejercicio suave y de bajo impacto, como natación de gravedad baja, aeróbicos acuáticos, caminatas, trote (si lo ha hecho antes del embarazo), yoga, pilates, tai chi, y baile son totalmente seguros. Sólo manténgase alejada de las actividades relacionadas con saltos, sacudidas o movimientos y deportes de contacto que planteen riesgos de lesión, colisión o caída.

9. ¿Por qué mi médico me está examinando por diabetes gestacional?

Muchos médicos hacen exámenes de rutina para la diabetes gestacional en las mujeres embarazadas mayores de 25 años de edad que tengan una historia familiar o que pertenezcan a un grupo étnico propenso a padecer la enfermedad, que sean obesas, que hayan dado a luz a un bebé 9 libras de peso o que hayan tenido una instancia previa de diabetes gestacional con otro embarazo. Dicha enfermedad afecta aproximadamente al 10% de todos los embarazos y es causada por cambios hormonales que conducen a la intolerancia a la glucosa que puede afectar a la mamá y al bebé — sólo mientras está embarazada.

X