SII: Alimentos que debe evitar para controlar sus síntomas

Las personas con síndrome del intestino irritable (SII, por su abreviación) pueden tener dificultades para controlar sus síntomas. Los síntomas del SII incluyen dolor abdominal, estreñimiento, diarrea, constipación e hinchazón. Los episodios sintomáticos del SII pueden aparecer rápidamente y dejar a los afectados en situaciones embarazosas.

Hay muchos alimentos especialmente adversos para el SII (también conocidos como “alimentos desencadenantes”). Para limitar los síntomas, lo mejor es evitar estos alimentos y ver cómo esta dieta influye en los síntomas. Para ello, lleve un diario de alimentos con un registro de lo que come y cuáles son sus efectos físicos. Si se siente mejor, entonces sabrá qué alimentos comer y cuáles evitar en el futuro. Para ayudarle a empezar, aquí le presentamos 10 alimentos desencadenantes comunes que, probablemente, querrá evitar si tiene el síndrome del intestino irritable…

Coliflor

La coliflor puede ser un alimento desencadenante (así como un alimento especialmente inductor de gases). Por lo tanto, es lógico que su barriga empiece a rugir y que experimente una inflamación de gases después de comer crudités (es decir, coliflor, coles de Bruselas y ensalada cruda).

La coliflor puede sustituir al arroz y a las papas, pero no es una buena opción para las personas con SII. En su lugar, pruebe el arroz integral -para obtener una opción saludable y que no le producirá hinchazón-. Como alternativa, puede cocinar la coliflor al vapor y seguir ingiriendo una cantidad adecuada de verduras sin que los síntomas del SII sean problemáticos.

Frijoles

Los investigadores coinciden en que no existe una dieta o un remedio único para tratar el SII. Esto se debe a que cada persona reacciona de forma diferente a los distintos alimentos. Usted tiene que identificar las estrategias dietéticas que contribuyen a controlar sus síntomas particulares de SII.

Pruebe estos alimentos de diferentes maneras (por ejemplo, puede comer frijoles enlatados, secos y frescos) para ver qué modalidad funciona mejor con su SII. Eliminar por completo los frijoles de su dieta puede privarlo/a de valiosas fuentes de proteínas y fibra.

Lentejas

La lenteja es otra legumbre que puede ser difícil de digerir. Esta legumbre también suele ser considerada como un alimento que induce a los gases. Para los enfermos de SII, las lentejas pueden causar bastante inflamación, dolor de estómago y malestar. Sin embargo, esto difiere de un enfermo de SII a otro. Si las lentejas le provocan una hinchazón adicional, es mejor que las evite.

Según muchas personas que sufren de SII, las lentejas son un alimento desencadenante, lo que significa que desencadenan los síntomas del SII (como los gases, la hinchazón y el dolor de estómago). Esto significa que es recomendable evitar o minimizar los alimentos que le producen gases (como las lentejas, los frijoles, las coles de Bruselas, el brócoli y el repollo).

Ajos y cebollas

Estos dos ingredientes son estupendos para realzar el sabor de casi cualquier comida, pero, para algunos enfermos de SII, estas especias no valen la pena el sacrificio. ¿Qué tienen de malo el ajo y la cebolla (además del mal aliento)? Según Prevention, el ajo y la cebolla “forman parte de un grupo de carbohidratos difíciles de digerir conocidos como FODMAP (abreviatura de oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables)”.

Las personas que padecen el síndrome del intestino irritable pueden tener dificultades para descomponer los fructooligosacáridos (también conocidos como “fructanos”) del ajo y la cebolla. La misma fuente cita una revisión de la investigación publicada en Current Gastroenterology Reports que afirma que, si el estómago y el intestino delgado no son capaces de digerir correctamente los alimentos, se produce una fermentación bacteriana en el intestino grueso que provoca hinchazón, gases y dolor de estómago.

Chocolate

Esta limitación es realmente trágica… las personas con SII deben evitar el chocolate y los aperitivos que lo contengan. Según Healthline, “las barras de chocolate y los dulces de chocolate pueden desencadenar el SII debido a su concentración de cafeína y su alto contenido de azúcar.” Se sabe que algunas personas que padecen SII experimentan estreñimiento después de comer chocolate. Por suerte, hoy en día hay muchas otras opciones -como el chocolate vegano, que es una opción mucho más tolerable para quienes padecen el síndrome del intestino irritable-.

Alimentos con fructosa

Cuando pensamos en alimentos con alto contenido en fructosa, solemos pensar en aquellos que son malos para nosotros, como las bebidas azucaradas y los dulces comerciales que contienen jarabe de maíz de alta fructosa. Aunque estos alimentos suelen ser los culpables de la hinchazón y los gases, ¡no son la única fuente de problemas para las personas con SII!

Los alimentos con alto contenido en azúcares naturales, como las manzanas, las peras y los frutos secos, también pueden desencadenar los mismos síntomas que la lactosa no digerida. La Dra. Linda Lee dijo a John Hopkins Medicine que las personas que sufren de SII deben tratar de evitar los alimentos con azúcares de fructosa natural y atenerse a los que contienen menos.

Pan y pasta

¡Siempre los alimentos que saben mejor son los peores para nosotros! Es difícil encontrar una persona a la que no le guste el pan y/o la pasta, pero, desgraciadamente, estos son unos de esos alimentos prohibidos para algunas personas con SII. Algunos pacientes con SII descubren que sus síntomas, como la diarrea, el estreñimiento, la hinchazón y otras irritaciones estomacales, se producen después de comer gluten (una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno), lo que solo significa que el SII de dichas personas puede ser desencadenado por una sensibilidad o intolerancia al gluten.

Chicles sin azúcar

No se podría pensar que algo tan cotidiano como un chicle pudiera desencadenar los síntomas del síndrome del intestino irritable, pero, según John Hopkins Medicine, sí puede hacerlo. No es tanto por el chicle en sí mismo, sino por los edulcorantes artificiales que contiene (como el sorbitol y el xilitol), los cuales son difíciles de digerir y pueden provocar diarrea.

Alimentos envasados o grasos

Los alimentos envasados y grasos no son buenos para nadie, pero son aún más preocupantes para las personas con SII. Todos deberíamos acostumbrarnos a leer las etiquetas nutricionales para saber qué estamos comiendo. Pero esto es especialmente importante para las personas con SII. Mucha gente (incluyéndome) confía en las comidas que son fáciles de hacer o más convenientes (como los cereales, las sopas, las cenas congeladas o cualquier tipo de saborizante como el aderezo para ensaladas o la mezcla de especias). Por desgracia, estos son los tipos de alimentos con los que hay que tener cuidado porque muchos de ellos contienen FODMAP.

“Por ejemplo, un ‘saborizante natural’ o unos ‘vegetales deshidratados’ en una mezcla de especias pueden contener ajo o cebolla en polvo, mientras que unos ‘edulcorantes naturales’ en un aderezo podrían referirse a miel o a agave”, escribe Prevention. Desconfíe de cualquier producto que no sea del todo claro en cuanto al tipo de ingredientes que contiene, o si la etiqueta nutricional es difícil de entender (o incluso de leer). Recuerde: los mejores alimentos contienen pocos -o simples- ingredientes que puede reconocer.

Alcohol

A todos nos gusta disfrutar de una copa de vez en cuando, y la mayoría somos conscientes de lo peligroso que es beber demasiado. Lamentablemente, las personas que padecen el síndrome del intestino irritable tienen una menor tolerancia al alcohol debido a sus efectos sobre el sistema digestivo. Según la nutricionista Fiona Hunter, “El alcohol puede irritar el revestimiento del intestino y afectar la motilidad (la capacidad de un organismo para mover los alimentos a través de su tracto digestivo), así como la permeabilidad del revestimiento intestinal”. Las personas con SII pueden seguir disfrutando de una o dos copas de vino, pero es posible que sea mejor evitarlo (así como el probable malestar estomacal). Para aliviar los síntomas del SII, Hunter aconseja limitar la cantidad de bebidas a no más de dos unidades al día. La moderación es la clave del éxito.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X