Estreñimiento ESP

Siete razones por las cuales puede estar crónicamente estreñido

El malestar intestinal es un tema delicado. Muchos hasta prefieren no tocar el tema. No obstante, si nota que con frecuencia no defeca con normalidad, puede que sea víctima de uno de los siguientes 7 culpables…

1. No consume las cantidades de fibra suficientes

Según la Sociedad Estadounidense de Cirujanos de Colon y Recto (ASCRS, por sus siglas en inglés) una dieta rica en fibra, con una buena hidratación y acompañada de ejercicio regular son esenciales para lograr una digestión y movimientos intestinales saludables. Esto significa que es necesario consumir al menos 25 gramos de fibra diaria.

La ASCRS recomienda que su ingesta diaria de fibra esté compuesta de agua que disuelva fibra soluble (por ejemplo, frijoles, avena y manzana) e insoluble (como verduras de hojas verde oscuro y trigo), ya que ambas hacen que su organismo funcione de manera eficiente.

2. Sensación de deshidratación

No beber las cantidades de agua necesarias rápidamente impacta de manera negativa en su salud — sus heces son duras, tiene dolores intestinales y se siente constipado. El agua es un elemento vital en el proceso de digestión y de eliminación de desechos.

Para ir de cuerpo o de vientre correctamente, tanto el agua como la fibra son necesarios. Esto se debe a que la fibra se masifica con el agua. Por lo tanto, mucho de una y poco de otra pueden llegar a impactar en la forma en que los alimentos digeridos pasan por su sistema digestivo.

3. Hipotiroidismo

A veces, cuando su tiroides, la glándula en forma de mariposa que se ubica en la parte frontal del cuello, trabaja de menos puede derivar en constipación. El hipotiroidismo consiste en la disminución de los niveles de hormonas que regulan las funciones corporales esenciales, entre las cuales se incluye la digestión.

La falta de hormonas puede hacer que el proceso digestivo se vuelva lento y resulte en un estreñimiento crónico. Si sospecha que padece este tipo de afección, consulte a su médico, quien le solicitará que se realice un examen para controlar su función tiroidea.

4. Estrés

Según ciertos estudios de los Institutos Nacionales de Salud, el estrés impacta completamente sobre su sistema nervioso entérico (ENS), lo que significa que puede desequilibrar su función intestinal y causar todo tipo de problemas en el lumen de su tracto gastrointestinal — como irregularidad para ir de cuerpo o de vientre y constipación.

Sus patrones de sueño también pueden provocar cambios en la salud intestinal — todos sabemos que al estar estresados tendemos a dormir mal y menos tiempo. Si el estrés está acabando con usted, trate de practicar yoga o meditación antes de irse a la cama.

5. No hacer ejercicio

Ya hemos mencionado que realizar actividad física regularmente es esencial para lograr el equilibrio en su salud. Los investigadores de Web MD afirman que ejercitarse puede acelerar el proceso de digestión y los hábitos intestinales y es una buena solución para cuando se sienta estreñido.

Una buena sesión aeróbica hace que la comida se mueva de manera más eficiente por el intestino grueso y asegura que las cantidades de agua necesarias sean absorbidas durante este proceso para que las heces sean expulsadas sin dolor ni incomodidad. La actividad física fomenta la contracción natural de los músculos a lo largo de las paredes intestinales —- lo que promueve la eliminación de los desechos.

6. Medicamentos recetados

Los investigadores de la Asociación Estadounidense de Gastroenterología afirman que determinados medicamentos recetados pueden alterar sus movimientos intestinales, lo cual genera episodios de constipación.

Por ejemplo, ciertos analgésicos de la rama de los opiáceos están muy vinculados con el estreñimiento y, por lo general, suele detallarse en la lista de efectos secundarios a largo plazo del medicamento. Si necesita tomar este tipo de fármacos porque padece de alguna enfermedad dolorosa (como es el caso de la fibromialgia) y está constipado, consulte a su médico acera de las opciones disponibles para poder mejorar sus movimientos intestinales.

7. Cambios en la alimentación

Muchos factores pueden impactar en nuestra alimentación; por ejemplo, las vacaciones o los viajes de negocio regulares. De cualquier manera, la cantidad de fibra (tanto soluble como insoluble) ayuda a que sus movimientos intestinales sean fluidos y regulares.

Los gastroenterólogos de la Asociación Estadounidense de Gastroenterología afirman que los cambios en la alimentación (durante un viaje, por ejemplo) pueden interferir en su función intestinal — particularmente si de repente comienza a comer comida exótica o picante a la cual su cuerpo no está acostumbrado.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X