Salud Bucodental ESP

Siete maneras en las que su boca refleja su estado de salud

Cada vez que su dentista le pide que diga “ahhh”, no sólo la placa, los dientes picados y las caries que ha ignorado por semanas salen a la luz. Si sus ojos son “la ventana del alma”, su boca definitivamente es “la ventana a su salud general.” Aunque no lo crea, un especialista puede detectar desde malos hábitos —como alcoholismo y adicción a las bebidas carbonatadas con gas — hasta enfermedades — como diabetes y cáncer oral — con apenas echarle un vistazo a su boca.

1. ¿Problemas con la bebida?

Si ha estado bebiendo en exceso, es probable que su dentista lo note de inmediato. Según el Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA, por sus siglas en inglés), existen distintos métodos para detectar este tipo de malos hábitos, ya sea por medio del aliento del paciente o por el aspecto de su piel.

Además, diversas investigaciones ha demostrado que los individuos alcohólicos suelen ser propensos a tener caries. Esto se debe a la resequedad bucal (provocada por el abuso a las bebidas alcohólicas), al igual que a la neutralización ácida que ocurre en la boca. De acuerdo con el NIAAA, este tipo de pacientes no siempre mantiene una buena higiene oral ni sigue una dieta equilibrada.

2. ¿Demasiadas sodas?

Si bebe muchísimas gaseosas o bebidas energéticas (como Gatorade) a lo largo del día, es probable que su dentista sea el primero en saberlo. Según el Dr. Hugh Flax, un especialista en salud bucal oriundo de Atlanta, los dientes picados son un indicador del deterioro provocado por los líquidos azucarados.

Bañar su dentadura y encías en azúcares refinados y ácidos sólo lo lleva por el camino de la caries. ¡Hágales un favor a sus perlas y dígales adiós a las bebidas energéticas! El Dr. Flax asegura que éstas son mucho más dañinas que las sodas y destruyen el esmalte natural de los dientes en muchísimo menos tiempo.

3. ¿Trastornos alimenticios?

¡Sí! Por más insólito que le parezca, su dentista puede detectar signos de bulimia con apenas echarle un vistazo a su boca. Según el National Eating Disorder Information Centre (NEDIC) de Canadá, los profesionales de la salud bucal suelen ser los primeros en notar la presencia de trastornos alimenticios en sus pacientes, en especial cuando se trata de bulimia.

Esto se debe a que las personas bulímicas exhiben patrones distintos de erosión ácida en la parte frontal de sus dentaduras. Por lo general, los pacientes con este tipo de trastornos alimenticios suelen experimentar reflujo ácido o toman antidepresivos y ambos factores deterioran el esmalte natural de los dientes.

4. ¿Sospecha que es diabético?

Los pacientes con diabetes son propensos a padecer problemas dentales — en especial, hinchazón, sangrado, sensibilidad e infección en la zona de las encías, según una investigación llevada a cabo por WebMD. Los niveles excesivos de azúcar en sangre no sólo reducen el suministro de sangre a las encías y la producción de saliva, sino que estimulan la proliferación de bacterias y de placa dental.

Es probable que su dentista sea el primero en pedirle que se realice un examen de sangre ante la presencia de sangrados excesivos, hinchazón y anormalidades en sus encías.

5. ¿Cáncer oral?

Así es. Según las estadísticas más recientes de la Canadian Cancer Society, se detectan alrededor de 4.100 casos de cáncer bucal al año en el país. Aunque no lo crea, los expertos en salud bucal juegan un papel muy importante en el diagnóstico de la enfermedad.

De hecho, los dentistas pueden detectar síntomas iniciales tales como sangrado, hinchazón, presencia de protuberancias, manchas rojas o blancas, heridas y engrosamiento de los tejidos. Luego, descartan la presencia de cáncer por medio de una biopsia de tejido.

6. ¿Sinusitis?

¿Sabía que muchos pacientes confunden las infecciones sinusales con el dolor de muela? Según la Clínica Mayo esto sucede porque las raíces de los dientes superiores se encuentran en la misma zona que los senos paranasales.

Las infecciones sinusales suelen ejercer muchísima presión en las mismas partes en las que los dientes suelen desgastarse. De acuerdo con una investigación llevada a cabo por WebMD, si el dolor empeora con los cambios de posición (por ejemplo, al agacharse o acostarse), es probable que tenga sinusitis y deba consultar a un especialista.

7. Está embarazada

Según un estudio llevado a cabo por WebMD, alrededor del 40% de las mujeres desarrollará gingivitis durante el embarazo. El flujo de progesterona en este periodo eleva los riesgos de sufrir periodontitis y gingivitis (enfermedades en las encías). Es por eso que muchas veces escuchamos hablar de gingivitis gravídica o “del embarazo”.

WebMD explica que los excesos de hormonas masculinas estimulan el crecimiento de placa bacteriana, desgastan e inflaman las encías y elevan las probabilidades de padecer enfermedades bucales, en especial en las etapas más avanzadas del embarazo.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X