Home » Spanish » Fitness & Nutrición » Siete consejos para hacer que la actividad física se vuelva un hábito en su vida

Siete consejos para hacer que la actividad física se vuelva un hábito en su vida


Aunque no lo crea, hay personas que han logrado hacer que la actividad física se convierta en una parte permanente de su rutina diaria. Para muchos, esto puede parecer un mito, casi como encontrarse con un unicornio de colores. Sin embargo, los adictos al fitness serán los primeros en decirle que los beneficios de hacer ejercicio van más allá de la estética. La actividad física es igual a cualquier otro hábito y muchos lo convierten en una prioridad debido a las ventajas fisiológicas y psicológicas que ofrece. Poco a poco, a los aficionados se les hace imposible pensar en una vida sin ejercicio.

A continuación, le enseñaré siete consejos para acostumbrarse a vivir una vida más activa…

1. Opte por actividades que se adapten a su estilo de vida

Lo admito; tarde varios años en encontrar una actividad que me inspirara a llevarla a cabo a diario. En mi caso, salir a correr y hacer yoga se adaptan a mi estilo de vida. Soy el tipo de persona que necesita mucho tiempo a solas. Mi personalidad introvertida no encajaría con una actividad grupal o en pares.

Sostengo firmemente que los clientes que admiten haber perdido la motivación —en realidad no han encontrado el tipo de ejercicio adecuado. Por eso, busque actividades que se adapten a su estilo de vida y a su personalidad. Si le gusta bailar y estar rodeado de personas, tome clases de Zumba. Si le encanta sentirse poderoso, haga kickboxing o artes marciales. Y si disfruta de la tranquilidad de estar a solas, practique senderismo.

yoga

2. Combine actividades

Si tuviese que usar el mismo conjunto de ropa o comer la misma comida durante tres meses, lo más probable es que llegaría un momento en el que se saturaría, ¿no le parece? Lo mismo pasa con el fitness, por lo que resulta súper importante alternar actividades para evitar perder el interés. Si le gusta ejercitarse en grupos, practique algún deporte en equipos o transpire todo lo que pueda en una clase de aeróbic.

Incluso puede contratar a un entrenador personal para que lo aconseje mejor. Sin embargo, si prefiere que su recreo fitness sea un momento para estar a solas, haga yoga, vaya a natación o busque rutinas de ejercicio que pueda practicar en casa. Otras personas prefieren la motivación y el desafío de entrenarse para una maratón o un evento deportivo a beneficio. De cualquier manera, la variedad es lo que hace que el ejercicio sea interesante, estimulante y, ante todo, ¡divertido!

Workout at home

3. Disponga del equipamiento apropiado

Muchas veces, la falta de motivación en las personas tiene que ver con la falta de comodidad. En serio, ¿cuánto tiempo soportaría unas zapatillas que le sacan ampollas o con un sostén deportivo le roza la axila cada vez que se mueve?

Si de verdad se ha comprometido a ejercitarse de forma regular, invierta en buen equipamiento— calzado que brinde buen soporte, ropa cómoda y accesorios que lo motiven a cumplir con sus metas. Recuerde, sus prioridades siempre deben ser el confort y la seguridad.

new running shoes

4. Trate de ser flexible

No se puede abordar el ejercicio con una actitud de todo o nada. Uno de los extremos lo vuelve propenso a lesiones por estrés repetitivo— mientras que la otra le brinda una excusa para abandonar antes de haber comenzado.

Por más comprometido que esté con sus entrenamientos deberá entender que hay momentos en la vida en los que no se puede cumplir con su rutina fitness (por enfermedades, lesiones, obligaciones familiares o laborales). No se desanime ni tire la toalla, en cambio, trate de ejercitarse cada vez que tenga un rato libre. Es probable que al estar resfriado tenga que suspender su entrenamiento un día o dos, pero apenas se sienta mejor, retome felizmente su rutina.

shutterstock_297065915

5. Salud versus apariencia

Muchos comienzan a ejercitarse porque algún especialista en salud les ha sugerido bajar algunos kilos para estar saludables. Estas personas han logrado comprender que la actividad física no sólo los ayuda a verse mejor—también los hace sentirse mejor, que es lo más importante.

¡Pero no se quede solamente con mi palabra! Consulte diversos estudios científicos que vinculan la actividad física con la reducción de los riesgos de desarrollar problemas psicológicos (depresión, ansiedad, entre otros) y físicos (diabetes, problemas cardiacos, etc.).

Happy 2

6. Recompense sus esfuerzos

Por supuesto, las recompensas mentales y físicas de hacer ejercicio tardan un tiempo hasta que se hacen visibles. Pero aquellos que han hecho actividad física toda su vida saben que no existe una fórmula milagrosa que les brinde resultados instantáneos. En cambio, se dan cuenta de que el fitness es un compromiso de por vida. Aquí es cuando entran en juego las recompensas regulares.

Dichas recompensas no siempre tienen que estar vinculadas con un súper almuerzo. Pueden tratarse de un nuevo elemento para su entrenamiento como un fitness tracker o una sesión de masajes relajante que le recuerde ¡que lo ha logrado!

massage

7. Priorice la parte fitness

Cuando se trata de recompensas, muchos atletas se dan cuenta de que los beneficios físicos y mentales compensan el tiempo y el esfuerzo invertidos. Por ejemplo, he notado que mis niveles de actividad se han elevado, que duermo mejor y mi piel luce radiante, que mi humor ha mejorado y que la confianza en mí ha aumentado casi de inmediato.

En lo personal, hacer ejercicio no es algo negociable porque simplemente me siento mejor cuando entreno. Me tomo mi tiempo para entrenar porque eso me ayuda a mejorar mi salud y a evitar la fatiga y la depresión. De hecho, me siento lleno de energía y, por lo tanto, estoy activo por más tiempo, por lo que lo convierto en una prioridad.

Schedule workouts

ADVERTISEMENT

We Recommend

More on ActiveBeat