Sistema Renal ESP

Seis factores de riesgo de cálculos renales

Si alguna vez tuvo piedras en los riñones, sabrá que se trata de pequeñas masas sólidas de minerales que se forman en el tracto urinario y provocan muchísimo dolor en el paciente. Por fortuna, estar atento a los siguientes seis factores lo ayudarán a disminuir los riesgos de desarrollar este problema de salud tan indeseado…

1. No consume las cantidades apropiadas de cítricos

Seguramente querrá devorar una naranja o un pomelo o beber un gran vaso de jugo de limón después de leer esto — la falta de frutos cítricos en su alimentación contribuye con la formación de cálculos renales.

Un estudio publicado por la revista Nature reveló que aquellos individuos que consumían cítricos como limones, limas, naranjas y pomelos en su dieta durante un mes — disminuían la producción de químicos presentes en la orina (ácido úrico y calcio), que contribuyen con la formación de piedras en el riñón.

grapefruit

2. Padece el síndrome del intestino irritable (SII)

No hay nada peor que saber que una enfermedad desencadena otra. Este es el caso del síndrome de intestino irritable (SII) y los cálculos renales.

De hecho, un estudio publicado en 2013 por la revista International Journal of Nephrology and Renovascular Disease afirma que los pacientes que sufren de colitis ulcerativa y de la enfermedad de Crohn corren más riesgos de desarrollar cálculos renales a causa de la deshidratación.

IBD

3. Utiliza medicamentos para la migraña

Si sufre de migrañas y su médico le ha recetado algún medicamento para tratarlas, es probable que los riesgos de desarrollar cálculos renales se hayan incrementado. De hecho, un estudio publicado en la revista American Journal of Kidney Disease ha descubierto que el topiramato, una sustancia presente en el fármaco Topamax®, contribuye con la aparición de esta afección renal.

La investigación reveló que el topiramato eleva los niveles de pH en el tracto urinario y, de esta manera, favorece la formación de cálculos en los riñones.

Headache 1

4. Consume demasiada sal con sus comidas

Quizás no encuentre la relación entre el exceso de sal y la formación de cálculos renales pero, según una investigación realizada por la Asociación Estadounidense de Urología, la ingesta excesiva de sodio puede estar acompañada de complicaciones renales.

El principal culpable son las cantidades de calcio que producen los riñones — la presencia excesiva de este químico favorece la formación de las partículas sólidas. Además, si sufre de hipertensión arterial, le recomiendo que no ingiera más de 1.500 mg de sal por día.

Salt and Pepper

5. Mal uso de laxantes

Los expertos en salud advierten constantemente a sus pacientes acerca de los riesgos de usar laxantes de forma indebida. No obstante, un artículo publicado en el año 2010 en la revista Drugs indica que aquellos individuos que abusan de estos medicamentos (en particular, en personas con desórdenes alimenticios como bulimia y anorexia) corren mayores riesgos de desarrollar cálculos renales.

Esta investigación afirma que el mal uso de los laxantes impacta de forma negativa en la absorción de vitaminas y demás sustancias esenciales para el organismo. Como consecuencia, la deficiencia de nutrientes y de electrolitos acompañada por un cuadro de deshidratación puede significar la aparición de cálculos en los riñones.

toilet

6. Se crió en el sur

Es probable que jamás se le hubiese ocurrido pensar que los factores geográficos podrían tener algo que ver con la formación de cálculos renales. Sin embargo, un estudio realizado por un grupo de urólogos, que fue publicado en la revista American Journal of Epidemiology, afirma que los residentes del sudeste de los Estados Unidos son más propensos a sufrir este tipo de complicaciones de salud.

Los científicos aseguran que aquellos que habitan en las zonas de Alabama, Mississippi, Kansas, Oklahoma, Carolina de Sur y Texas tienen el doble de riesgo y, por esta razón, han bautizado a la región como “la franja de los cálculos renales”. Los estudios demuestran que el calor y los climas áridos favorecen la pérdida de fluidos y elevan los porcentajes de retención de minerales en la orina. Resulta también que el té negro (que se utiliza para preparar té helado) es una de las principales fuentes de oxalato, un químico que promueve la formación de cálculos renales.

shutterstock_301833275

Share This Article

X