Fitness ESP

Ocho trucos para mantenerse en forma durante las fiestas

Las fiestas están llenas de permitidos. Nos quedamos en casa más que de costumbre, bebemos más, comemos más y usamos ropa holgada con muchísima más frecuencia. Esto significa que el periodo entre mediados de diciembre y Año Nuevo puede boicotear casi instantáneamente todo tipo de esfuerzos por estar en forma y comer sano.

Sin embargo, estos ocho trucos lo ayudarán a cuidar su silueta en el invierno…

1. Combata el estrés con magnesio

Según una investigación de Psychology Today, la mayoría de los norteamericanos padece deficiencias de magnesio importantes. A menos que su alimentación se base en mariscos, vísceras y agua mineral, es probable que carezca de magnesio— y su cerebro es el que más sufre las consecuencias.

El magnesio es el principal responsable de contraer los músculos y de enviar señales nerviosas al cerebro. Sin embargo, cuando los niveles del mineral están demasiado bajos, el estrés (en especial durante las fiestas) puede generar ansiedad y hasta depresión. Si el estrés se ha apoderado de usted este invierno, consiga un buen suplemento vitamínico para equilibrar su organismo.

Christmas Stress

2. Canela para estabilizar los niveles de glucosa

Si busca un método reducido en calorías de endulzar el ponche de huevo, su taza de café matutina y hasta sus productos horneados, la canela de ceilán es la solución. Diversos estudios citados en WebMD vinculan el consumo de canela con la reducción de los niveles de glucosa en sangre en pacientes diabéticos.

La mayoría de las investigaciones afirma que la canela es capaz de disminuir la resistencia a la insulina. Uno de los estudios monitoreó los efectos de la canela en un grupo de voluntarios. Los resultados demostraron que aquellos que ingerían 6 gramos de la especia a diario por 40 días reducían sus niveles de glucosa en sangre en un 24% aproximadamente.

cinnamon

3. Adiós, mantequilla

Además del azúcar refinado que incorpora en forma de galletas, tortas, tartas y caramelos a su silueta— la mantequilla forma parte de cualquier receta festiva, desde productos horneados hasta platos principales.

La buena noticia es que las galletas navideñas, las tortas, los panecillos y hasta el puré saben igual de deliciosos con otras alternativas reducidas en grasas. Para hornear, la compota de manzana, el aceite de coco y los aguacates son excelentes y cuando se trate de guarniciones, el aceite de oliva extra virgen y el yogur griego constituyen la solución perfecta.

shutterstock_223557445

4. ¡Arriba la fibra!

Si acostumbra a asistir famélico a cada banquete o fiesta a la que lo invitan, siga el consejo de la Asociación Canadiense contra la Diabetes (CDA, por sus siglas en inglés) y coma un pequeño bocadillo rico en fibras antes del menú principal.

Una investigación de la CDA sugiere que la fibra ralentiza la digestión de los alimentos. Esto significa que consumir un bocadillo con mucha fibra antes de pasar a las delicias navideñas evitará que sufra un pico de glucosa en sangre y prevendrá los atracones posteriores.

Entertaining Holidays

5. Aléjese de la gripe estacional

La inmunidad y la actividad física están muy vinculadas. De hecho, diversos estudios de los National Institutes of Health recomiendan caminar durante 20 o 30 minutos al día para prevenir enfermedades.

Si las gripes y los resfríos siempre tocan su puerta en invierno, un poco de ejercicio reforzará su sistema inmunológico. Salir a caminar o llevar a cabo cualquier otra actividad física leve o intensa, elevará la temperatura corporal, se deshará de las bacterias y prevendrá todo tipo de infecciones estacionales severas.

Go For A Walk

6. No más piel seca en invierno

¿Acaso el señor frío estuvo pellizcándole la nariz todo el invierno? En invierno, la parte superior del labio y la zona alrededor de mi nariz tienden a resecarse y pasparse— como consecuencia del viento helado y de sonarme tanto la nariz.

Para deshacerse de la resequedad invernal, aumente la ingesta de ácidos grasos omega 3 (por medio de pescado, nueces y semillas de linaza) o considere recurrir a un suplemento de ácidos grasos. Estos aceites naturales hidratarán su piel y calmarán el dolor y la inflamación.

cold

7. Menos cócteles, menos calorías

Lo sé, es casi imposible poder resistirse a un vaso de exquisito ponche de huevo en Navidad o a una copa de vino espumante en vísperas de Año Nuevo. Entre mediados de diciembre y comienzos de enero, literalmente nos la pasamos brindando— y pasándonos de copas con cócteles hipercalóricos a cada rato.

Es muy difícil controlar las escurridizas calorías líquidas de las bebidas alcohólicas. Sin embargo, puede mantener vivo el espíritu festivo reemplazando todos esos tragos cremosos y azucarados por aquellos que se preparan con gaseosas sin calorías y frutas frescas.

cocktails 7

8. Descanse bien antes de cada banquete

Nadie se imagina cabeceando de sueño durante la cena de Navidad. Sin embargo, los estudios demuestran que tomar una pequeña siesta antes del gran banquete le garantiza que consumirá menos grasas y calorías.

De hecho, un estudio realizado por la National Sleep Foundation reveló que la falta de sueño lo lleva a comer unas 500 calorías más por día que de costumbre. Por otro lado, un pequeño descanso de 10 minutos entre la 1 p.m. y las 3 p.m. lo llenará de energía para disfrutar muchísimo más la velada.

Man Napping
X