Correr ESP

Ocho criterios cruciales del calzado para correr

Cuando agarra sus zapatillas para ir a dar una vuelta rápida de 2 millas, ¿acaso busca un par de zapatos ligeros y de alto rendimiento u opta por unas zapatillas para “correr” que estén moda sin tener en cuenta el factor comodidad?

Aunque verse bien en sus zapatos de entrenamiento puede ser una gran prioridad en su lista, sentirse bien le ahorrará incontables esguinces de tobillo, lesiones por estrés repetitivo y otras complicaciones a largo plazo.

Aquí le presentamos ocho criterios cruciales para elegir su próximo par de zapatos…

1. Busque materiales ligeros

Los zapatos de correr hechos en materiales ligeros deben ser lo primero en su lista. Sólo pregúntenle a los escritores de la revista Runner’s World, quienes afirman que las personas golpean el suelo con una fuerza que dobla su peso corporal cuando corren. Ellos recomiendan disminuir ese impacto en sus músculos y articulaciones al invertir su dinero en zapatillas de alta calidad hechas de materiales livianos.

2. No sufra por el soporte del arco

Muy bien. Es hora de escuchar la cruel verdad sobre los arcos. Primero, cada arco tiene una función estructural en el pie, la cual es llevar la peor parte de la presión de todo el cuerpo con cada zancada al correr o caminar. Si los arcos quedan sin soporte, se corre el riesgo de sufrir una variedad de problemas musculo esqueléticos que le ocasionarán dolor en el futuro. El problema es que cada individuo necesita algo diferente cuando se trata de un apoyo en el arco, el cual es el contorno del zapato que se amolda a la forma del pie. La Asociación Americana de Podología Médica recomienda zapatillas con “control del movimiento” que impidan que los arcos colapsen y se derrumben hacia algún lado en aquellas personas con arcos bajos. Si tiene arcos altos, los zapatos con “acolchamiento” interno o con rellenos personalizados prevendrán el desequilibrio y al mismo tiempo reforzarán su arco.

3. Siempre use soporte en el talón

Si tiene pies planos (o fascitis plantar), también puede sufrir de dolor en el talón. Sin embargo, usar zapatos para correr que no tengan soporte en el talón sólo exacerbará el problema. Es por esto que elegir un tipo de calzado que sujete firmemente el talón en su lugar y que evite la pronación excesiva es vital. Ensaye el apoyo del tobillo y la talonera (la tira trasera que envuelve el hueso del talón y mantiene al tobillo en su lugar) mientras da unas vueltas alrededor de la tienda.

4. Dé un paso amortiguado

Si espera “recuperarse” rápidamente después de una carrera agotadora, amortiguar su zancada es vital y más aún para prevenir lesiones. La amortiguación en sus zapatos absorberá el choque en sus músculos, articulaciones y columna vertebral cada vez que su pie (o más bien su área media entre la bola del pie y el talón) haga contacto con el suelo. Por supuesto, las necesidades de amortiguación diferirán según sus pies tiendan a inclinarse o a permanecen rígidos; sin embargo, la amortiguación de la entre suela ha demostrado tanto su capacidad de reducir el estrés en los dedos del pie, en los tobillos y en el talón como de prevenir una futura lesión en la rodilla, en la espalda, o en la cadera, según una investigación del Colegio Americano de Medicina Deportiva.

5. Permítase utilizar zapatos anchos

Si tiene pies anchos (o pies planos, lo cual hace que sus pies sean anchos), puede haber sido un castigo ir a comprar zapatos en el pasado. Afortunadamente, hoy en día hay un montón de zapatillas para correr de calidad que no pellizcan, aplastan ni causan ampollas desagradables en los dedos de los pies. Si necesita espacio, busque zapatos amplios con un poco de margen para maniobrar (algunos centímetros) en el área de los dedos, ya que los pies a menudos se hinchan debido a la actividad física. Yo generalmente compro mis zapatos de correr media talla más grande que mis otros zapatos.

6. Fomente la flexión del pie

Con cada zancada su pie se aplana naturalmente en la fase media ya que su peso se traslada a su pie y luego se flexiona en el pliegue del dedo mientras empuja. Esto es el resultado de la flexión del músculo de la pantorrilla (o flexión plantar) mientras corre. Sus zapatillas de correr deben proporcionarle la flexión natural (permitir la curva natural en el punto de flexión del dedo) a medida que despega sus pies del suelo con cada zancada.

7. Tracción probada y verdadera

Sus zapatos de correr necesitan una tracción adecuada, un componente vital para el equilibrio y el agarre en todo tipo de condiciones. Si corre principalmente en carreteras, unos entrenadores con tacón de goma de carbono y suela de caucho soplado harán su parte para absorber el impacto en un terreno relativamente llano. Sin embargo, si lo hace en senderos con superficies sueltas y desequilibradas, busque una suela construida a partir de caucho de carbono duradero para proporcionar un mejor agarre y mayor equilibrio en esos imprevisibles senderos.

8. No comprometa la ventilación por una mayor durabilidad

Los zapatos de correr ligeros, de nylon y de cuero sintético son famosos por su gran durabilidad. Sin embargo, nunca se debería comprometer eso a cambio de durabilidad y fuerza y menos cuando se puede tener todo lo anterior. Busque zapatos de alta calidad de cuero sintético que sean fuertes pero ligeros y flexibles y que permitan la ventilación para deshacerse de la humedad. Además, tenga en cuenta que las costuras son comunes en los zapatos con ventanas respirables. No obstante, tenga cuidado ya que pueden frotar su piel y causarle ampollas.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X