Fitness ESP

Nueve beneficios de desafiar la gravedad con el Aqua Fit

¿Busca mejorar su salud cardiovascular? ¿Le apetece hacer ejercicio aunque tenga dolor en las articulaciones? ¿Se está recuperando de una lesión?

El Aqua fit o los ejercicios acuáticos ofrecen los siguientes nueve beneficios increíbles. Así que siga a Michael Phelps y dé el salto hacia esta forma de ejercicio de bajo impacto para disfrutar del bienestar acuático…

1. Amigable con las articulaciones

¿Sabía que al sumergirse en el agua hasta la cintura, el cuerpo se deshace del 50% de su peso? Si eso lo impresiona, intente sumergirse hasta el cuello — ahora sólo está cargando el 10% de su peso corporal total. La flotabilidad o efecto anti gravedad del agua, lo dejará flotar a través de ciertos ejercicios que estresarían sus articulaciones a plena capacidad si estuviera fuera del agua. Esto significa que, si sufre de dolor en las articulaciones o de alguna enfermedad crónica conjunta como la artritis o la escoliosis, el Aqua Fit proporciona un entorno seguro y suave para hacer ejercicio. De hecho, la Fundación para la Artritis afirma que estirarse y fortalecerse con los ejercicios acuáticos alivia el dolor articular y muscular.

2. Extiende la resistencia para ejercitarse

El hecho de que el ejercicio acuático tenga un bajo impacto lo lleva por completo a otro nivel — ahorra tiempo y por encima de todo, fortalece el corazón. Por ejemplo, la mayoría de nosotros podemos realizar aeróbicos acuáticos en una fresca piscina por mucho más tiempo del que podemos realizar ejercicios aeróbicos en la tierra; esto es gracias a un nivel menor de estrés o impacto en los músculos y articulaciones, que conduce a una mayor resistencia general y a una mejor salud cardiovascular.

3. Evita el sobrecalentamiento

Afortunadamente, hacer ejercicio físico dentro de una piscina fría le permite mucho más que probarse un atrevido traje de baño. Debido a que el agua dispersa el calor más eficientemente que el aire — no se recalentará tan rápido como lo haría en la tierra. Eso significa que estará cómodo y fresco durante mucho más tiempo que en un salón de ejercicios aeróbicos regular; además, podría extender su tiempo de ejercicio sin problemas.

4. Es seguro ejercitarse aún con lesiones

La flotabilidad del agua proporciona algunos beneficios cuando se trata de las lesiones. Incluso con una lesión existente, puede beneficiarse del calor, del bajo impacto y del ambiente de resistencia reducida de una piscina terapéutica que le impida realizar movimientos rápidos y espasmódicos que pueden estresarlo y traerle aún más inconvenientes.

5. Disfrute de mayor flexibilidad

Los terapeutas deportivos señalan a la piscina como el medio ideal para mejorar la flexibilidad. Según una investigación de la Universidad de Carolina del Sur, los ejercicios acuáticos emplean una amplia gama de movimiento debido a que el agua es mucho más densa que el aire. En esencia, cada movimiento y cada patada se hacen con resistencia, lo cual aumenta la flexibilidad de los músculos y de los ligamentos de pies a cabeza.

6. Fortalece la salud inmune

Un estudio del Departamento de Kinesiología y Fisiología Aplicada de la Universidad de Colorado, vincula los ejercicios aeróbicos de bajo impacto como el Aqua Fit con una mayor longevidad en los adultos. El estudio supervisó los efectos de los ejercicios aeróbicos en 68 hombres sanos entre las edades de 22 a 35 y de 50 a 76 años. Los resultados demostraron que los participantes que se ejercitaron 2 ½ horas cada semana o más redujeron su riesgo total de padecer diabetes, colesterol alto o enfermedades cardiacas y aumentaron su salud inmune general.

7. Mejora el humor y la positividad

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) plantearon un vínculo convincente entre los ejercicios acuáticos y la salud mental. La investigación demostró que el Aqua Fit y la natación eran igualmente impactantes en el estado de ánimo de los hombres y mujeres — a la hora de reducir el estrés y la depresión en los enfermos de fibromialgia. Los ejercicios acuáticos se asemejan al yoga, los cuales provocan la liberación de endorfinas (hormonas naturales para “sentirse bien”).

8. Aumentan la longevidad

Los ejercicios acuáticos pueden ser el secreto de una vida larga y saludable, según un estudio conjunto entre la Universidad de Carolina del Sur y la Clínica Cooper en Dallas. Después de monitorear 40.000 adultos que corrían, caminaban, nadaban y otros que tenían vida sedentaria durante un período de 30 años, los resultados demostraron que los nadadores tenían mayor esperanza de vida y bajaron su tasa de mortalidad un 50% en comparación con los demás grupos.

9. Ejercicio ideal para principiantes

Si apenas está empezando a ejercitarse, el agua puede proporcionar un conjunto de beneficios, según un estudio realizado por el Laboratorio de Investigación de Texas AM. En primer lugar, las clases de Aqua Fit le dan la oportunidad de socializar y entrenar en un ambiente divertido con un poco de privacidad adicional. Por ejemplo, hacer ejercicio bajo el agua proporciona una alternativa a saltar en un estudio de aeróbicos lleno de gente con una vista completa revestida de spandex — en especial si está tratando de disminuir su peso.

X