Bebidas ESP

Nueve alimentos y bebidas que absorben la energía

No hay nada más nocivo para la vida social o para una relación que la fatiga y la falta de motivación. Por desgracia, a veces es difícil descifrar por qué nos sentimos sin energía. Aunque no lo crea, uno de los culpables puede ser la alimentación.

De hecho, existe una gran cantidad de alimentos y bebidas que afectan de manera negativa a su vitalidad y simplemente hacen que cualquier actividad o momento íntimo deje de ser atractivo tanto para uno mismo como para su pareja. Entonces, ¿qué productos deberíamos evitar o, al menos, limitar su consumo a fines de mantener a tope nuestros niveles de energía?

1. Bebidas alcohólicas

Es difícil afirmar que el alcohol juega un papel positivo en la vida social y en el desarrollo de una relación. Al desinhibirnos, nos permite relajarnos de más y, por lo tanto, decir y hacer cosas que no haríamos sobrios. Para algunos esto puede representar un problema, mientras que para otros, el alcohol brinda a su relación la emoción que necesitan.

Por desgracia, el consumo excesivo de alcohol impacta de forma negativa en sus niveles de energía y en su libido. Un estudio publicado en la revista Forbes demostró que el alcohol suprime la producción de glutamato, un neurotransmisor excitatorio, que se encarga de incrementar la actividad cerebral y los niveles de energía.

Date

2. Queso

El queso es uno de los alimentos más populares del mundo que, desafortunadamente, puede impactar de forma negativa en sus niveles de energía. Esto se debe a que los que se comercializan en las tiendas se elaboran a base de leche de vacas criadas con hormonas y antibióticos.

El problema es que el consumo de dichos químicos eleva las toxinas en el cuerpo y esto reduce la producción de testosterona. Por esta razón, no deje de comer queso pero tenga en cuenta que la ingesta excesiva puede hacer que los hombres se sientan letárgicos y menos seguros de sí mismos.

Cheese

3. Menta

La menta es un agregado maravilloso para muchísimos postres y bebidas. De hecho, es casi imposible imaginar un mundo sin helado de chocolate y menta o unos buenos mojitos. Además, esta hierba es una manera maravillosa de disimular el mal aliento, por lo que es una gran aliada a la hora de besar a su pareja después de una cita apasionada.

Sin embargo, esta hierba milagrosa puede ser un gran problema para la energía y el deseo sexual, ya que su ingrediente activo, el mentol, ha demostrado reducir los niveles de testosterona, lo que representa un problema serio para los hombres. Por lo tanto, si cree que consume demasiada menta, debería considerar modificar su alimentación.

Mint

4. Alimentos enlatados

En el siglo veinte, no había maravilla más grande que los alimentos enlatados, que permitían que la comida durase más y pudiese ser transportada a largas distancias. Pero preservar alimentos enlatados requiere grandes cantidades de sodio y biosfenol A, que ambos han estado vinculados con el aumento de la presión arterial y el desbarajuste de los niveles hormonales del organismo.

Un artículo del Huffington Post demostró que el biosfenol A afecta el equilibrio hormonal, lo que hace que la energía disminuya. En especial, el artículo notó que los niveles de biosfenol A eran 1,221% más altos en las personas que consumieron sopas enlatadas durante 5 días en comparación con aquellos que tomaron sopas caseras durante el mismo periodo. En conclusión, no abusar de los alimentos enlatados es una idea muy sensata.

Canned Food

5. Carnes procesadas

Existen muchísimas razones para evitar los restaurantes de comida rápida en una cita, pero la disminución de energía y de deseo sexual encabezan la lista. El problema que existe con los perritos calientes, las hamburguesas, la panceta y los fiambres es que todos contienen niveles elevados de sodio, hormonas, conservantes y antibióticos.

Todos generan desequilibrios hormonales, lo que bloquea el flujo sanguíneo a los órganos vitales y dificulta las funciones normales. Por lo tanto, olvídese de la comida para llevar la próxima vez que salga con su media naranja.

Charcuterie board

6. Palomitas de maíz

Si tuviésemos que imaginar la típica noche de películas, no puede faltar la cena frente al televisor seguida de un enorme bol de palomitas de maíz con manteca. Por desgracia, esta combinación acaba con sus niveles de energía.

El problema es el siguiente: Muchas variedades envasadas de palomitas de maíz contienen ácido perfluorooctanoico, que ha sido vinculado con enfermedades en la próstata y la tiroides. La tiroides, esa glándula con forma de mariposa que se localiza en la zona del cuello, produce hormonas y controla el metabolismo, que es la forma en la que el cuerpo obtiene y utiliza energía.

Buying Popcorn

7. Dulces de orozuz

Además de las palomitas de maíz, en el cine no hay alimento más popular que los dulces de orozuz— lo que lo convierte en un comodín para las citas románticas. Pero los dulces de orozuz pueden representar una amenaza a la hora de convertir la androstenediona en testosterona, en especial en los hombres.

El problema es que estos productos contienen un ingrediente llamado glicirricina, que según el New England Journal of Medicine, reduce los niveles de testosterona. Así que recuerde que la moderación es clave.

Licorice

8. Sodas dietéticas

Las sodas dietéticas son una de las bebidas más populares del mundo por diversas razones. En primer lugar, contienen menos azúcar que la soda regular y facilitan muchísimo las cosas a aquellos que buscan bajar de peso. Además, son un poco menos dulces que las bebidas carbonatadas comunes, lo que les resulta agradable a muchos.

Por desgracia, muchos de estos productos están repletos de aspartamo, un endulzante artificial que reduce la producción de serotonina, limita la energía, provoca depresión y hasta suprime la libido. Si no se siente tan alegre y enérgico como de costumbre, le recomiendo que beba sodas regulares con moderación en lugar de consumir la variedad dietética.

Soda

9. Café

No existe bebida más popular entre los adultos que el café, que contiene cafeína, un poderoso estimulante. El atractivo es bastante obvio: La cafeína nos ayuda a sentirnos energizados y alertas y hace que cualquier circunstancia— desde entrenamientos hasta jornadas laborales— sea más agradable.

Por desgracia, el consumo excesivo de cafeína incrementa los niveles de ansiedad, lo que puede provocar estrés, elevar la producción de cortisol y generar fatiga crónica. Si le cuesta levantarse por la mañana y no puede concentrarse, lo más recomendable es optar por la variedad descafeinada.

coffee

Share This Article

X