Nutrición ESP

Los once peores casos de intoxicación por alimentos en restaurantes estadounidenses

Se estima que alrededor de unos 50 millones de estadounidenses (o uno de cada seis) se ven afectados por algún tipo de intoxicación alimenticia cada año. Esto acaba en unas 130.000 internaciones y, por desgracia, en un promedio de 3.000 muertes.

Podemos decir con seguridad que las intoxicaciones alimenticias—como el botulismo y la listeria—no son un problema menor. Con frecuencia, estos casos tienen que ver con la contaminación de los alimentos al ser transportados a las tiendas, aunque algunas veces los principales culpables de los brotes son los mismísimos restaurantes. A continuación, conoceremos los peores casos de intoxicación alimenticia en la historia de los Estados Unidos…

1. Restaurante Trini & Carmen’s, 1977

Trini & Carmen’s era un restaurante de comida mexicana muy popular con base en Pontiac, Michigan. Cuando llegó la primavera en marzo de 1977, el establecimiento fue víctima de un terrible brote de botulismo.

Las investigaciones demostraron que la culpable fue una salsa picante de jalapeños enlatados en mal estado. Lo peor de todo es que hacía muy poco que los cocineros habían dejado de usar productos enlatados para optar por variedades más naturales. El precio a pagar fue muy alto: Si bien no hubo víctimas fatales, 58 personas se enfermaron de gravedad y la reputación del lugar se vio terriblemente afectada.

shutterstock_197602154

2. The Colonial Park Country Club, 1978

A fines de 1977, el restaurante del Colonial Park Country Club, un extravagante club de golf, recibió tres ensaladas de frijoles o alubias enlatadas de la compañía Joan of Arc. Al año siguiente, los patrocinadores del club comenzaron a sentirse enfermos y muchos de ellos sospechaban que padecían un severo caso de envenenamiento por botulismo.

Una investigación confirmó que las culpables de tanto malestar habían sido las ensaladas enlatadas que, a partir de ese entonces, se retiraron del mostrador. Por desgracia, para dos de las personas el diagnóstico llegó demasiado tarde, ya que perdieron la vida por unos frijoles en mal estado. Otros 33 se enfermaron de gravedad.

shutterstock_153461876

3. Jack in the Box, 1993

En la actualidad, Jack in the Box es una de las cadenas de comida rápida más populares de los Estados Unidos. Pero antes de que llegase el éxito, el negocio tuvo que atravesar algunos desafíos, como el brote de E.coli de 1993.

Al parecer, la principal culpable fue la carne contaminada que se comercializó en las sucursales de Jack in the Box a lo largo de la costa oeste estadounidense— desde Washington y Idaho hasta Texas, California y Nevada. Como resultado, 4 niños perdieron la vida y otros miles de clientes se enfermaron gravemente.

4. Sizzler, 2000

El verano de 2000 fue uno de los más costosos para Sizzler, un restaurante de carnes y mariscos.

Si bien Sizzler fue fundado en California a fines de la década de 1950, fueron las sucursales de Wisconsin las que más se vieron afectadas por el brote del año 2000.

El problema: La E. coli. En esta ocasión hubo más de 60 casos vinculados con los restaurantes Sizzler de Wisconsin y, por desgracia, el terrible brote se llevó la vida de una niña de apenas 3 años. Una investigación demostró que la carne cruda fue la culpable de contaminar los alimentos que estaban listos para ser vendidos.

5. Chi-Chi’s, 2003

Los estadounidenses no pueden resistirse a la comida mexicana y por esa misma razón todos los años miles de personas corrían en manada a Chi-Chi’s. Pero la reputación de la cadena de restaurantes se vino abajo en noviembre de 2003, cuando una sucursal en Monaca, Pensilvania sufrió un brote de hepatitis A.

Esto provocó que cientos de personas se enfermaran y otras cuatro perdieran la vida por la enfermedad. Una investigación demostró que las culpables del problema fueron las cebollas verdes infectadas que se importaron desde México. Hoy en día Chi-Chi’s es sólo un recuerdo.

shutterstock_317044886

6. Taco Bell, 2006

La E. coli, que básicamente es una bacteria presente en el ambiente, ha atacado varios restaurantes estadounidenses durante años. La famosa cadena de comida mexicana Taco Bell no ha sido la excepción y su peor brote fue a finales de 2006.

En esta ocasión un total de 71 clientes de cinco estados diferentes de la costa este se enfermaron. Al poco tiempo, otras 87 personas oriundas de Iowa y Minnesota también comenzaron a sentirse mal. Una investigación demostró que el culpable había sido un lote de lechuga infectada traído desde California.

7. McDonald’s, 1982

Uno de los primeros brotes de E.coli que tuvo lugar en un restaurante afectó a los clientes de los McDonald’s de Oregón y Michigan. Unas 50 personas se enfermaron después de ingerir hamburguesas contaminadas en la famosísima cadena de comida rápida.

Lo curioso es que era la primera vez en la historia que la E.coli era vinculada con intoxicaciones alimenticias en la venta de hamburguesas de carne de res. Por desgracia, no sería la última. En 2007, debió cancelársele a Topps Meat Co. un pedido de alrededor de 22 millones de libras de carne de res.

8. Burger King, 1997

Allá por 1997 Burger King seguía siendo uno de los restaurantes de comida rápida más populares de Norteamérica. La cadena se vino abajo con un episodio de contaminación de hamburguesas que dejó un saldo de más de una docena de personas enfermas. Además, Burger King se vio obligado a cortar vínculos comerciales con Hudson Foods, la compañía procesadora de carne de res, y a cancelar un pedido de alrededor de 25 millones de libras de carne.

Al final, alrededor de 650 sucursales alrededor de 28 estados (lo que se traduce en uno de cada cuatro Burger King) fueron clausurados temporalmente para remover todos los menús en mal estado.

9. Kentucky Fried Chicken, 1999

El pollo frito es un clásico estadounidense, lo que explica por qué Kentucky Fried Chicken se ha vuelto una de las cadenas de comida rápida más populares de Norteamérica. Pero ese éxito se vio amenazado en el verano de 1999, cuando un brote de E.coli afectó a alrededor de 18 personas, de las cuales 11 tuvieron que ser hospitalizadas.

Lo más sorprendente es que el problema no fue la mala cocción del pollo, que suele ser un desencadenante común de enfermedades. En cambio, la culpable fue la ensalada de col, que aparentemente se había contaminado durante el proceso de elaboración.

10. Jimmy John’s, 2013

Jimmy John’s es una cadena de venta de sándwiches muy popular, que se jacta de entregar de inmediato los pedidos. Pero tanta eficiencia se vio opacada con el brote de E. coli de 2013, que enfermó gravemente a nueve personas en Colorado.

Una investigación demostró que el culpable había sido un lote de pepinos contaminados que habían sido importados de México. Por desgracia, no es la primera vez que Jimmy John’s tiene problemas con sus clientes. Allá por 2008, en cinco ocasiones la cadena de restaurantes fue denunciada por vender brotes contaminados.

11. Chipotle, 2015

Si Chipotle está entre sus preferidos, es probable que crea que ha optado por algo muy saludable para su organismo. Después de todo, el lugar se jacta de utilizar ingredientes frescos y carne natural. No obstante, el pasado otoño, 53 individuos de 9 estados diferentes del país aseguran haberse enfermado por culpa de un brote de E. coli provocado por los ingredientes naturales que Chipotle utiliza para preparar sus menús.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), 46 de los afectados experimentaron síntomas de norovirus, un microbio que causa molestias estomacales, cólicos, hinchazón y diarrea. Otros 20 clientes de Chipotle fueron hospitalizados por fallos renales y con riesgos de ser sometidos a tratamientos con diálisis. Aunque todavía estén tratando de salir a flote, las sucursales de Chipotle de los Estados Unidos serán clausuradas a partir del 8 de febrero de 2016 para llevar a cabo una reunión en la que se discutirán los casos de enfermedad y el futuro de la cadena.

chipotle-burrito

Share This Article

X