Bebidas ESP

Diez formas en que beber cerveza puede ayudarlo a salvar su vida

Durante años, los bebedores de vino tinto han ensalzado los beneficios para la salud de su precioso vintage. Sin embargo, ahora, cierta investigación ha revelado muchos beneficios para la salud provenientes de la cerveza.

Parece que cuando se consume con moderación (una botella de 12 onzas o una pinta para las mujeres y 2 para los hombres), la cerveza puede arreglar cualquier problema — desde proporcionarle sustentos repletos de vitaminas hasta reducir el riesgo de sufrir un ataque al corazón. No obstante, recuerde que beber cerveza compulsivamente conduce al aumento de peso y genera daños en el hígado.

Sírvase una espumosa y saboree los diez siguientes beneficios para la salud provenientes de esta deliciosa bebida…

1. Hidratación

Por supuesto, una gran cerveza fría es lo máximo en un día caliente y sudoroso. Pero una botella de cerveza proporciona una fuente decente de hidratación en pequeñas cantidades también. La cerveza fue inventada inicialmente como una forma segura de hidratación puesto que las fuentes de agua potable para los marineros británicos son bastante cuestionables. Verá, el alcohol mantiene la bebida resistente al moho y evita que se eche a perder.

2. Antiséptica

La cerveza se ha utilizado durante mucho tiempo como un remedio medicinal casero debido a su fuerte cantidad de alcohol isopropílico, que le da propiedades antisépticas. De hecho, es tan segura de usar que realmente se puede limpiar una cortada o un raspón con bastante eficacia. Y también dobla el efecto como mitigador de dolores.

3. Mantenimiento

La cerveza es una buena fuente de calorías, lo que en realidad hace que una botella de cerveza sea una buena fuente de sustento. Esto es particularmente cierto en las stouts más pesadas y las porters que tienen un aporte nutricional de gran alcance también — piense en la Guinness y su valor alto de hierro y en las estilo porter, las cervezas negras con esencias de malta rostizada y cebada.

4. Fortalece los huesos

Mientras que beber un par de cervezas por semana está vinculado con tener huesos más fuertes según un estudio de la Universidad de Tufts; consumir más de dos bebidas al día en realidad ha estado vinculado con el deterioro y las fracturas óseas. Las mejores cervezas para la salud ósea son las pale ales, que contienen la fuente más rica de silicio, conocido por su contribución en la formación de los huesos.

5. Reduce el riesgo de sufrir ataques cardíacos

Mientras que el consumo excesivo de alcohol lo deja propenso al aumento de peso y a padecer daños en el hígado, un estudio italiano del año 2011 vinculó el consumo de medio litro diario de cerveza con un descenso del riesgo a aproximadamente un 35% ya que la cerveza aumenta el colesterol HDL (saludable) y optimiza la función arterial.

6. Disminuye el riesgo de padecer cáncer

Aunque el lúpulo y las uvas son muy diferentes, los estudios demuestran que ambos contienen niveles comparables de antioxidantes, los cuales se promocionan como protectores de las enfermedades relacionadas con la edad, así como ciertos tipos de cáncer.

7. Impulsa la salud cerebral

Parece que podría agradecerle a la cerveza por su destreza en la trivia pub. De hecho, los estudios muestran que una cerveza al día reduce el riesgo de padecer enfermedades relacionadas con la edad y el deterioro mental asociado a la demencia y a la enfermedad de Alzheimer.

8. Reducción del riesgo de sufrir diabetes

¿Sabía que beber moderadamente (una o dos cervezas diarias) en realidad lo protege contra la diabetes? Y un estudio de Harvard del año 2011 respalda la afirmación con hallazgos que muestran que los aumentos del consumo ocasional mejoran la sensibilidad a la insulina y reducen el riesgo de tener diabetes tipo 2 en aproximadamente un 25%.

9. Riñones sanos

Los Finlandeses conocen su cerveza y también saben que reduce los cálculos renales y el daño renal. Un estudio de dicho origen vincula el consumo de una bebida diaria con la mejoría de la hidratación y por lo tanto, con la disminución de las posibilidades de desarrollar cálculos renales.

10. Presión arterial baja

Seguro que el vino es bueno para el corazón, pero un estudio de Harvard dice que la cerveza también lo es si se consume moderadamente. Cuando los científicos compararon dos grupos de mujeres – un grupo que bebía cerveza y el otro, vino — encontraron que las bebedoras de cerveza eran menos propensas a sufrir hipertensión arterial y a padecer todos los problemas cardiovasculares asociados.

X