Alimentos que fortalecen su sistema inmunológico

Imagínese que sus comidas favoritas puedan ayudarle a mantenerse libre de enfermedades. Bueno, es cierto, según varias fuentes. Junto con un régimen de higiene adecuado (como lavarse las manos antes de comenzar a comer), existen alimentos específicos que pueden protegernos contra los resfriados… o algo peor.

Estos no son platos elaborados; probablemente ya tenga la mayoría de estas cosas en su refrigerador o despensa. Analicemos siete de estos superalimentos que pueden ayudar a su cuerpo a resistir enfermedades como la gripe…

Yogurt

Prevention.com explica que el yogurt es efectivo debido a las bacterias saludables (comúnmente conocidas como probióticos) que ayudan a mantener los intestinos libres de “gérmenes que causan enfermedades”.

La fuente señala que los probióticos también están disponibles como suplementos, pero también indica que un estudio de la Universidad de Viena encontró que una porción diaria de yogurt de 7 onzas es tan efectiva como la versión del suplemento (pastilla). Además, probablemente sea más sabroso.

Frutas cítricas

La vitamina C proporcionada por toronjas, naranjas, mandarinas y clementinas es un gran aliado contra los resfriados, señala Healthline. Si bien puede comer estas frutas si ya tiene síntomas de un resfriado, puede comerlas para evitar enfermarse en primer lugar, explica la fuente.

“Debido a que su cuerpo no la produce ni la almacena, necesita vitamina C diariamente para mantener buena salud”, agrega la fuente. Se cree que la vitamina C aumenta el recuento de glóbulos blancos, lo que es clave para combatir infecciones.

Brócoli

Tal vez este no sea su alimento favorito pero sí que es saludable. MrVitamins.com (un sitio web australiano) dice que el brócoli es parte de la familia de las verduras crucíferas y que todas las verduras de este grupo (incluidas las coles de Bruselas y el repollo) contienen un compuesto llamado sulforafano que aparentemente suprime el crecimiento de las células de cáncer de mama.

Los estudios no solo han demostrado que el brócoli combate el cáncer, sino que “también fortalece las defensas inmunológicas en el área más vital de su cuerpo: sus intestinos”, agrega la fuente (que también explica que la flora intestinal es nuestra “primera línea de defensa inmunológica”). Estos tipos de verduras también pueden ayudar a tener una función hepática adecuada, explica.

Avena y cebada

Men’s Health explica que la avena y la cebada contienen algo llamado beta-glucano, el cual es “un tipo de fibra con capacidades antimicrobianas y antioxidantes más potentes que la equinácea (una hierba popular para prevenir enfermedades”).

La fuente agrega que los animales que comen este compuesto muestran una menor prevalencia de gripe y herpes, mientras que en los humanos, la avena y la cebada pueden ayudar a aumentar la inmunidad general, acelerar la cicatrización de heridas y aumentar la eficacia de los antibióticos. Buenas noticias para los amantes de la cerveza: es posible que pueda encontrar este beta-glucano en su cerveza.

Sopa de pollo

Sabemos que la sopa de pollo es buena para el alma; resulta que también es buena para el sistema inmunológico. “De todos los remedios caseros para combatir un resfriado, un buen plato de sopa de pollo debe ser el ganador indiscutible”, explica Goodfood.com.

La fuente señala que incluso se han realizado estudios de laboratorio para tratar de determinar qué tiene la sopa de pollo que nos ayuda a recuperarnos de una enfermedad. Un estudio del año 2000 “concluyó que fueron las propiedades antiinflamatorias de muchos de los ingredientes de la sopa de pollo las que ayudaron a aliviar los síntomas de un resfriado al reducir la congestión”. La proteína de pollo también contiene el aminoácido de cisteína, que posiblemente puede ayudar a eliminar la mucosidad, señala la fuente.

Mariscos

Healthline.com indica que comer un poco de cangrejo, almejas, langosta y mejillones es más que satisfactorio: puede ayudarle a mantenerse libre de enfermedades. Eso se debe a que estos alimentos están repletos de zinc, el cual “no recibe tanta atención como muchas otras vitaminas y minerales”, pero ayuda a que las células inmunológicas funcionen mejor.

Es imporante no excederse con la dosis diaria recomendada de zinc, la cual es de 11 miligramos al día para los hombres y de 8 miligramos al día para las mujeres. “Demasiado zinc puede inhibir la función del sistema inmunológico”, advierte la fuente.

Almendras

Estas son refrigerios saludables a las que recurrir en lugar de alimentos procesados llenos de azúcar y pueden beneficiarle de muchas maneras. De hecho “solo una onza tiene más del 20 por ciento de la cantidad de vitamina E y manganeso requeridos para una función inmunológica saludable”, explica RunnersWorld.com, y agrega que las almendras también son una excelente forma de obtener proteínas vegetales y “grasas saludables para el corazón”.

La fuente dice que en lugar de comer almendras solas (no todo el mundo las considera un refrigerio delicioso), puede mezclarlas con avena o cereal, o agregarlas a una mezcla de frutos secos que tenga otros elementos saludables con sabor (como las pasas).

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X