Alimentación ESP

Adiós a las apariencias: Ocho súper alimentos poco agradables a la vista

¿Qué le parece más aterrador? ¿Partir en dos una fruta de maracuyá y ver sus semillas color moco— o llenar su cuerpo de alimentos procesados, repletos de endulzantes artificiales e ingredientes tóxicos?

Yo elegiría la fruta de aspecto desagradable, ya que en el fondo sé muy bien que sabe delicioso y está repleta de beneficios para la salud. Puede que los siguientes ocho alimentos no luzcan muy apetitosos, pero su valor nutricional y su sabor lo obligarán a dejar de lado su primera mala impresión…

1. Ostras

Por más sorprendente que suene, las ostras han sido los alimentos afrodisíacos por excelencia durante siglos. Si lo juzgamos por su aspecto, este molusco de agua salada es viscoso a la vista y al tacto. Lo sé, el tesoro que lo aguarda al abrir las conchas calcificadas es muy decepcionante.

Sin embargo, las ostras ofrecen miles de beneficios para su salud. Según MedicalDaily.com, estas delicias marinas aportan vitaminas B12 y C, hierro, cinc, selenio y 16 gramos de proteínas por porción (170 gramos).

oysters

2. Apio nabo

Siempre creí que el apio nabo debería haber sido el alimento oficial de la Noche de Brujas. ¡¿Qué puede ser más aterrador que esos pequeños brotes que parecen manitos que tratan de atraparlo?!

En realidad, este vegetal es la versión con menos almidón de la papa común. Su sabor fuerte pero agradable y su dosis maravillosa de vitamina B6 convierten al apio nabo en un ingrediente maravilloso para sopas y guisados invernales.

shutterstock_303895412

3. Noni

Un paseo por la sección de productos exóticos del supermercado lo pondrá frente a frente con una deliciosa fruta de origen polinesio. A pesar de ser ovalada y de tonalidad pálida y de que su superficie esté repleta de pequeñas protuberancias con forma de ojos humanos, esto es mucho más que un alimento que parece haber sido traído de Marte.

Los polinesios la han usado durante siglos para preparar jugos o zumos energéticos. Además, una investigación llevada a cabo por el Centro Nacional de Salud Complementaria y Alternativa afirma que el noni refuerza el sistema inmunológico, es un antioxidante natural y lo protege en la lucha contra el cáncer.

shutterstock_273036557

4. Durián

¿Se le antoja un cerebrito? Bien, dejemos de lado las bromas relacionadas con The Walking Dead y partamos un durián a la mitad para ver que su interior luce como varios cerebros apretados. ¿Sigue con hambre? Lo dudo.

Ni siquiera “piense” en el olor desagradable que su interior carnoso emana; con un pequeño bocado descubrirá que la fruta es dulce y de textura mantecosa. Además, los expertos aseguran que mejora la salud de la piel, los músculos, las células sanguíneas y el funcionamiento del sistema nervioso.

shutterstock_314398994

5. Maracuyá (fruta de la pasión)

La pasión es lo último que se despertará al ver el interior del maracuyá por primera vez. De hecho, puede que hasta la baba de color amarillo moco que rodea las exquisitas semillas de la fruta le dé un poco de asco.

No se deje engañar por la apariencia— el sabor agridulce de esta delicia tropical lo dejará sin palabras. Mejor aún, oriundo de Sudamérica, ¡el maracuyá está repleto de fibra y vitamina A! Cuando vaya de compras, busque los frutos que estén arrugados, ya que son los más maduros.

shutterstock_242038402

6. Trufas

Las trufas son el ejemplo perfecto de que jamás hay que juzgar un libro por su portada. A juzgar por su apariencia (perdonen por lo que voy a decir), ¡lucen como heces secas!

Sin embargo, si alguna vez probó las trufas, sabrá que su textura aterciopelada y porosa las convierte en las reinas de los hongos. Y mejor ni hablemos de las trufas de chocolate hechas con polvo de cacao y pedacitos de nueces tostadas. ¡Imposible resistirse!

shutterstock_169878272

7. Rambután

El rambután, con su exterior de color rojizo y verde recubierto de vellos, se parece más a un erizo de mar que a una fruta. Oriundo de Indonesia y Malasia, el rambután se parece al lichi, su primo lejano.

Al retirar la cáscara descubrirá un interior carnoso, redondo y jugoso. Si no se deja llevar por la apariencia, tendrá la oportunidad de degustar una exquisita fruta con sabor a uva, baja en calorías y rica en vitamina C.

shutterstock_310244726

8. Pulpo

El escritor de literatura de terror H.P. Lovecraft describió a Cthulhu como “una especie de monstruo o una forma que sólo una fantasía enfermiza hubiera podido concebir (…) sobre un cuerpo escamoso y grotesco, provisto de alas rudimentarias se alzaba una cabeza pulposa y colmada de tentáculos.”

En serio, cualquier cosa que tenga tentáculos nos recuerda a una criatura de las profundidades y eso ya es bastante aterrador. Sin embargo, la carne de pulpo es súper magra y está repleta de proteínas. Este marisco es de esos alimentos que deben comerse primero y contemplarse después.

shutterstock_221913985

Share This Article

X