Grasas ESP

15 sustitutos de cocina sorprendentemente bajos en grasa

Si ha decidido que el 2013 es el año de empezar a comer más saludable, es probable que busque la forma de hacer sus platos favoritos más saludables también — sin poner en peligro su gran sabor, ¡por supuesto!

Por eso hemos creado una útil lista de los quince mejores y más sorprendentes sustitutos para cocinar bajos en grasa. De esta manera, podrá sustituir las grasas, las calorías altas por bajas y disfrutar de sus más deliciosas recetas de manera regular.

Aquí le presentamos nuestros 15 sustitutos favoritos sorprendentemente bajos en grasas…

1. Compota de manzana sin endulzar en vez de mantequilla

Puede no parecer muy apetitoso, pero hornear la compota de manzana puede hacer que tenga la consistencia de la mantequilla e incluso añadirle un toque de dulzura a la mezcla, menos el alto contenido de grasa (y no me refiero a la grasa buena). Podrá intercambiar la mantequilla por compota de manzana en casi cualquier tipo de horneado — pasteles, bollos, panes dulces y hasta galletas. Cualquier receta que requiera de mantequilla; solo ponga justo la mitad de la cantidad equivalente en compota de manzana.

2. Vainilla en vez de azúcar

Puede cortar fácilmente el contenido calórico del azúcar a la mitad simplemente al añadir vainilla como sustituto. Piénselo de esta manera; esa sola taza de azúcar equivale a unas 400 calorías. Sin embargo, si lo sustituye con unas cucharaditas de extracto de vainilla, puede obtener literalmente toda la dulzura, sin las calorías.

3. Cacao por chocolate

El chocolate en realidad empieza siendo cacao de todos modos, así que por qué no tomar los ingredientes de la fuente que es como se ve hasta que es tostado y procesado para su transformación achocolatada. Al optar por el cacao, cortará los aditivos y el exceso de azúcar y se asegurará de que una benéfica dosis de antioxidantes esté presente en su cocción.

4. Quinua en vez de pasta

La pasta está hecha de harina de trigo procesada, lo que realmente significa carbohidratos completos vacíos. La quinua, por otro lado, es un súper grano, conocido como tal porque está lleno de proteínas y de nutrientes y queda igual de bien con salsa para pasta, papas fritas y cazuelas.

5. Puré de aguacate en vez de mantequilla

El aguacate y la mantequilla están archivados bajo la categoría de grasa; sin embargo, el anterior es grasa mala y el otro es grasa buena. Así que ¿cuál usaría para hornear? Especialmente cuando considera que ambos tienen igual consistencia y cremosidad para la temperatura de cocción.

6. Avena en vez de migajas de pan

Mientras que las migajas de pan contienen sodio de más, y no mucha fibra, la avena sazonada con hierbas es una gran manera de introducir la bondad de la fibra de los granos integrales en su pavo o cazuela, ¡y nadie será el más sabio!

7. Claras de huevos en vez de huevos enteros

¿Sabía que si cambia una yema de huevo por dos claras, obtendrá el mismo efecto? Además, así reducirá el colesterol (una yema de huevo contiene más de la mitad de la dosis diaria recomendada) y duplicará la proteína.

8. Pavo molido en vez de carne molida

El pavo (o pollo) molido es un gran sustituto de la carne molida para reducir las grasas saturadas y las calorías. Recordatorio: debido al bajo contenido de grasa, las aves de corral a menudo terminan siendo más secas que la res, ¡pero unas cucharadas de caldo de pollo resolverán el problema de inmediato!

9. Yogur en vez de crema agria

El yogur contiene solo la mitad de la grasa y las calorías que contiene la crema agria, y el sabor y la textura son prácticamente idénticos encima de un plato de nachos.

10. Stevia en vez de azúcar

Mucha gente no ha oído hablar de la stevia. Este ingrediente natural es más dulce y bajo en calorías en comparación con el azúcar, así que una cucharadita de stevia hace el mismo truco que una taza de azúcar.

11. Puré de aguacate en vez de mayonesa

Si busca reducir la grasa en su sándwich, el puré de aguacate es un delicioso sustituto de la mayonesa. Además, proporciona la misma consistencia cremosa y tiene el sabor de las saludables grasas mono insaturadas con una dosis adicional de vitamina E.

12. Batatas en vez de papas

Las papas blancas no tienen un gran valor nutricional, pero cuando las sustituye por patatas dulces, obtiene fibra, vitamina A, vitamina C y vitamina B6 de una sola vez. ¡Y corta los carbohidratos en más de 20 gramos!

13. Sal de ajo en vez de sal

Si está intentando cortar la sal, las hierbas secas, como el ajo en polvo, pueden darle un delicioso y salado sabor sin proporcionar sodio, el cual retiene líquidos y provoca infartos.

14. Puré de frutas en vez de jarabe

El jarabe de arce es un aderezo dulce y pecaminoso para panqueques y avena. Sin embargo, es un montón de azúcar vacía. Pruebe en su lugar un puré de frutas calientes de manzanas, peras o bayas encima de sus panqueques y corte drásticamente las calorías mientras que añade vitaminas y antioxidantes saludables al desayuno en la mañana.

15. Agua de soda en vez de agua tónica

Ambas son claras, burbujeantes y excelentes para mezclar bebidas, pero el agua tónica está llena de azúcar (y de calorías). Al usar agua de soda y limón o lima se genera un sabor burbujeantemente delicioso con 32 gramos menos de azúcar por vaso.

X