Perder Peso ESP

10 Mitos comunes acerca de la dieta, pérdida de peso y nutrición

La primavera está muy cerca y eso es sinónimo de verano y de ropa liviana. Para muchas personas, ser saludable significa quitarse unas libras no deseadas y hacer ejercicio. Pero, ¿por dónde empezar? Y ¿cómo diferenciar la verdad de esos mitos desagradables sobre dietas que pueden sabotear sus metas?

Por suerte, lo llevaremos por el camino correcto de la adopción de un estilo de vida saludable al eliminar diez mitos acerca de la pérdida de peso, la nutrición y las dietas…

Mito 1: Elimine los carbohidratos si quiere perder peso

Los atletas de élite saben que los carbohidratos son el combustible para realizar sus entrenamientos, pero muchos no profesionales creen que cortar los carbohidratos completamente de su dieta es la única manera de perder peso, lo cual es totalmente falso. Tiene más que ver con qué tipos de carbohidratos come. En vez de comer carbohidratos vacíos — como el pan blanco y las pastas — coma carbohidratos integrales como el arroz integral y las pitas de trigo entero para asegurarse de que esté poniendo suficiente fibra en su dieta.

Mito 2: Las dietas de moda son eficaces para la pérdida de peso permanente

Este tipo de dietas se llama “de moda” por una razón — prometen la pérdida de peso rápida al limitar ciertos alimentos y nutrientes esenciales de su dieta. Claro, probablemente perderá peso al principio con la dieta “a base de comida para bebé”, pero no podrá seguir en una dieta estrictamente baja en calorías por el resto de su vida para mantener la pérdida de peso. ¿Por qué? Por las siguientes razones, la mayoría de las dietas de moda son realmente insalubres porque carecen de los nutrientes que su cuerpo necesita. Y en segundo lugar, las dietas que consisten en solo 800 calorías por día pueden causar anomalías cardíacas y peligrosos colapsos por azúcar en la sangre. En cambio, los médicos recomiendan un plan de pérdida de peso de no más de 2 libras por semana con un plan de alimentación saludable, equilibrada, control de porciones y actividad física diaria.

Mito 3: Disminuya la grasa para perder peso

En cierto modo tiene sentido la idea de que al reducir la grasa se perderá grasa, pero al mismo tiempo eliminar su consumo puede agotar sus reservas de energía y afectar sus niveles de insulina, colesterol y hormonas. Recuerde que las grasas saludables insaturadas — como la de los frutos secos, aceites, aguacate, pescado y huevos — son esenciales para el cuerpo para abastecerse de combustible.

Mito 4: Las dietas altas en proteínas son la manera más sana de perder peso

Admitámoslo. Las dietas altas en proteína no pueden mantenerse a largo plazo por muchas razones. Si la mayoría de sus calorías diarias proviene de alimentos ricos en proteínas, como carne, huevos y queso — difícilmente conseguirá un conjunto equilibrado de nutrientes y estará comiendo demasiada grasa y colesterol, lo cual aumentará el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Además de la falta de fibra en su dieta, la que normalmente incluía frutas, verduras y granos integrales, esto lo dejará estreñido y con un desagradable problema llamado cetosis (debido a la acumulación de cuerpos cetónicos que elevan el riesgo de gota y cálculos en los riñones).

Mito 5: Los entrenamientos más largos son mejores

Lo más largo no siempre es lo mejor — ¡especialmente cuando se trata de hacer ejercicio! Así que tómelo con calma y dedíquese al ejercicio cardiovascular durante 30 a 60 minutos. De lo contrario puede terminar con una lesión o simplemente comiendo más durante todo el día y saboteando sus objetivos de pérdida de peso.

Mito 6: Comer toronjas para bajar de peso

Es un mito que la toronja puede quemar grasa y hacerle perder peso más rápido. La comida por sí sola no tiene ese poder. Y aunque los alimentos que contienen cafeína, como el café — aceleran su metabolismo temporalmente no lo harán perder peso. Solo cortar las calorías, la grasa y hacer actividad física pueden ayudarle a perder peso.

Mito 7: La fibra lo mantiene lleno por más tiempo

Es cierto que los alimentos ricos en fibra, como los granos enteros, las frutas y las verduras — tomarán más tiempo para ser digeridos y actuarán como esponjas que absorberán más agua y esencialmente lo harán sentir lleno. Sin embargo, las barras de energía con la llamada “fibra agregada” no son la respuesta y, en la mayoría de los casos, solo contienen grasa y azúcar. Así que aléjese de los refrigerios con “fibra añadida” y opte por alimentos naturalmente ricos en fibra que no sean procesados.

Mito 8: Saltarse las comidas es una buena manera de perder peso

Los estudios demuestran que la gente que se salta el desayuno y come menos veces durante el día tiende a ser más obesa que las personas que comen un desayuno saludable y comen cuatro o cinco veces al día. Esto puede ser porque las personas que se saltan las comidas tienden a sentir más hambre más tarde y comen más de lo que lo harían normalmente. También puede ser que muchas comidas pequeñas durante todo el día ayuden a las personas a controlar su apetito. Coma comidas pequeñas durante todo el día que incluyan una variedad de alimentos sanos, bajos en grasa y en calorías.

Mito 9: Levantar pesas le hará aumentar su masa muscular

Este es un mito del cual las mujeres ya deben estar cansadas. El entrenamiento de fuerza 2 a 3 veces por semana no la hará aumentar masa muscular como una amazona. De hecho, los ejercicios como flexiones, tablones, sentadillas y abdominales — en realidad le ayudarán a tonificar y a quemar más calorías — incluso durante el descanso. Ganar masa muscular toma un cierto nivel de levantamiento de pesas que tiene que estar favorecido por una estructura genética particular… solo pregúntele a la inmensa mayoría de hombres que quiere verse como Channing Tatum.

Mito 10: Los vegetarianos son más saludables

Los estudios demuestran que un plan de alimentación vegetariano con un bajo contenido de grasas puede ser útil para perder peso. Sin embargo, como con cualquier dieta, ¡todo se trata de las elecciones de alimentos! A menudo, los que adoptan este modo de vida eligen alimentos altamente procesados que contienen grandes cantidades de grasa y calorías con muy poco valor nutricional. Los vegetarianos tienen que estar alerta con las dietas para garantizar un equilibrio nutritivo. Puesto que carecen de proteína animal, muchos vegetarianos terminan deficientes en hierro, proteínas, zinc, calcio y vitamina B12.

Share This Article

X