Home » Spanish » Fitness & Nutrición » 10 Consejos para encontrar el sujetador deportivo perfecto

10 Consejos para encontrar el sujetador deportivo perfecto


Una mañana más que agradable, el verano pasado, estaba realizando mi rutina normal de trote cuando, de repente, ¡mis pechos se fugaron de mi tan profesional y testeado sujetador deportivo!

Está bien. Admito que estaba aferrándome a un sujetador deportivo que literalmente había durado 5 años, tenía probablemente 250 lavadas y se sujetaba por medio de unos hilos (y tal vez un alfiler o dos). Mi punto es que la culpa fue mía y me dejó una cosa muy clara: necesitaba con urgencia comprar un nuevo sujetador para practicar deportes.

Ahora sé que, cuando se trata ropa de entrenamiento, por encima de la moda está la funcionalidad. Sin embargo, odio más ir a comprar un sujetador que un traje de baño y skinny jeans juntos (sí, así de mal). Lo que yo estaba buscando no era solo un sujetador deportivo que mantuviera a las chicas en su lugar, sino también uno que proporcionara el mejor apoyo, que amortiguara los movimientos, se ajustara a mi cuerpo y favoreciera mi figura.

Es por ello que aquí les brindo 10 consejos para encontrar el sujetador deportivo indicado para los distintos tipos de busto de cada mujer:

1. Debe sostener ese busto

Es cierto lo que dicen; un sujetador deportivo es como un viejo amigo, debe ser su soporte y apoyarle en tiempos de vulnerabilidad. Y, al igual que un amigo leal, su sujetador deportivo puede ser motivador y estimulante para su salud. Sin embargo, un mal sujetador deportivo (igual que un mal amigo) puede estresarle y avergonzarle si falla (o si se sale, en este caso). Busque un sujetador deportivo que mantenga su pechos ceñidos pero de manera cómoda. Haga la prueba del salto.

2. Cuidado con los escapes

¿Sus chicas se vuelven “despechadas” (lenguaje figurado previsto) cuando usted salta y levanta los brazos? Si nota una pequeña tentativa de fuga en la base de su sujetador deportivo, necesitará un tamaño que le dé más firmeza. Intente con un tamaño más pequeño para mantener sus pechos correctamente sujetados y cargados.

3. Circunferencia ajustada

La banda inferior de su sujetador deportivo (el elástico grueso que mantiene a las chicas apretadas) debería descansar paralelo al piso. Debería ser ajustado, pero no tanto como para que deje hendiduras firmes en su piel ni la irrite. Tenga en mente que la mayoría de sostenes se aflojará con el desgaste y el lavado, así que, aunque apriete un poco al comienzo, con el tiempo cederá.

4. Busque un diseño ajustable

Mi problema es que tengo constantemente con los sujetadores deportivos y los sujetadores en general es que se me suben en la parte de atrás. Es por eso busco diseños ajustables que puedan acomodarse para encajar correctamente en áreas como la banda de las costillas y las correas. Si su sujetador deportivo sigue subiéndose, necesitará un tamaño más grande con correas más largas.

5. Considere el tipo de actividad que realiza

¿Es una fanática de la clase de spinning o el tipo de persona que practica yoga? La actividad debe determinar el estilo de su sujetador deportivo. Por ejemplo, los sujetadores de compresión con telas súper elegantes que se estiran y se deslizan y en los que no hay ganchos que rocen ni aprieten son ideales para entornos que exigen flexibilidad y mucha sudoración, como en el caso de una clase de Bikram.

6. Enorme escote — ¡Ay Dios!

Lo último que quiere hacer es mirar hacia abajo en medio de una clase de Zumba y darse cuenta de que está mostrándole de más al instructor. Es por eso que seguramente querrá chequear su escote antes de comprometerse a usar cualquier sujetador deportivo. Si tiene talla grande, es bueno utilizar una talla menor en la parte delantera.

7. Tela para ejercitarse — no para estar a la moda

Si hace ejercicios en los que se suda mucho, como el yoga caliente o aeróbicos, podría considerar una tela que absorba y elimine el sudor de la piel para ayudar a controlar la acumulación de humedad y las molestias por rozaduras. También encontrará sujetadores deportivos indicados para la transpiración que cuentan con refrigeración y ventilación.

8. Destierre esas magdalenas

Si las copas de su sujetador deportivo se desbordan y tiene que empujar y recoger la piel sobrante de los lados o encima de su sujetador deportivo, querrá probar una copa más grande o bien ¡correr el riesgo de tener sus chicas al aire!

9. Copas sueltas y relajadas

Si tiene arrugas o pliegues sueltos que se forman en las copas de su sujetador deportivo, deberá elegir un tamaño menor. Las copas deben encajar perfecta y firmemente, pero deben sentirse lo suficientemente cómodas en su busto como para proveer el soporte adecuado y evitar los roces.

10. Dele una prueba de manejo a ese bebé

Siempre es recomendable con cualquier prenda activa de vestir — que le haga una prueba de ajuste en la que imite sus ejercicios. Por ejemplo, haga algunos movimientos hacia abajo para ver como se apoya y ajusta.

ADVERTISEMENT

More on ActiveBeat