Alimentación ESP

10 beneficios principales para la salud de comer pollo

Sopa de pollo, estofado de pollo, ají de gallina, pechuga de pollo en ensalada… el pollo en casi cualquier forma es ideal para su salud — ¡a menos que usted sea el pollo, por supuesto!

Dejando las bromas de lado, son muchos los beneficios que genera en la salud comer aves de corral. La pechuga magra del ave es baja en grasas y en calorías y alta en proteínas, lo cual es ideal para mantener el peso. Sin mencionar que está llena de vitaminas y nutrientes esenciales.

Además, con tantas formas de preparar esta osada proteína, su familia no se cansará del pollo como un frecuente menú semanal. Aquí le mostramos los 10 principales beneficios para la salud de comer pollo:

1. Alto en proteína

Si está buscando una gran fuente de proteína magra que sea baja en grasa, el pollo es la respuesta. La proteína en el pollo contribuye al crecimiento muscular, mejora el desarrollo y ayuda a mantener un peso corporal saludable y a bajar de peso.

2. Antidepresivo natural

El pollo, al igual que su hermano el pavo, es alto en un aminoácido llamado triptófano, el cual le da esa sensación reconfortante después de consumir un gran tazón de sopa de pollo hecho por mamá. De hecho, si se siente deprimido, comer algo derivado de estas aves aumentará los niveles de serotonina en su cerebro, mejorará su estado de ánimo, eliminará el estrés y lo calmará para dormir.

3. Previene la pérdida ósea

Si está entrando a la adultez y está preocupado por la Osteoporosis o la artritis, ¡comer pollo le ayudará en su lucha contra la pérdida ósea gracias a su alto contenido proteínico!

4. Aves de corral para la salud del corazón

La homocisteína es un aminoácido que puede causar enfermedades cardiovasculares si sus niveles en el cuerpo son altos. Afortunadamente para nosotros, comer pechuga de pollo suprime y controla los niveles de homocisteína.

5. Mucho fósforo

El pollo también es rico en fósforo, un mineral esencial que ayuda a los dientes y huesos, así como a los riñones, el hígado y mejora la función del sistema nervioso central.

6. ¿Busca selenio?

El pollo también es abundante en selenio, un mineral esencial involucrado en el rendimiento metabólico — en otras palabras la tiroides, las hormonas, el metabolismo y la función inmune.

7. Disparador del metabolismo

La vitamina B6 (o vitaminas del complejo B) alienta a las enzimas y promueve las reacciones metabólicas celulares (o un proceso conocido como metilación), lo que significa que consumir esta ave mantendrá los vasos sanguíneos sanos, los niveles de energía altos y hará que el metabolismo queme calorías, así podrá manejar un nivel saludable de peso y de actividad.

8. Rico en niacina

El pollo también es rico en niacina, una particular vitamina B que protege contra el cáncer y otros daños a la genética (ADN).

9. Promueve la salud de los ojos

El pollo es alto en retinol, alfa y beta-caroteno y licopeno, todos derivados de la vitamina A y todos vitales para tener una visión saludable.

10. Esencial para el crecimiento de tejidos sanos

Muchos de nosotros tenemos labios agrietados, labios rotos, llagas en la lengua o piel seca durante el invierno. Sin embargo, un aumento en la riboflavina o vitamina B2, presente en el hígado del pollo, reducirá drásticamente sus problemas cutáneos y reparará la piel seca o dañada.

X