Alimentos que te ayudarán a reducir el riesgo de cáncer de colon

Puede que no reciba tanta publicidad como muchos otros tipos de cáncer, pero el cáncer de colon puede ser mortal, especialmente si sigues una dieta que aumenta el riesgo de desarrollarlo. A diferencia de muchos otros tipos de cáncer, la dieta es una parte crucial del cáncer de colon porque la parte del cuerpo afectada esa una parte fundamental del proceso digestivo.

Se ha demostrado que algunos alimentos, como las carnes procesadas, aumentan significativamente las posibilidades de que el cáncer de colon aparezca. Esto plantea la siguiente pregunta: ¿qué alimentos realmente reducirán mi riesgo de desarrollar cáncer de colon? La buena noticia es que existe una gran variedad de alimentos saludables y deliciosos que pueden ayudarte a mantener el cáncer de colon a raya. Echemos un vistazo ahora a algunos de estos alimentos:

1. Tofu y otros sustitutos de la carne

Se ha demostrado que comer carne de manera regular, especialmente carne procesada o roja, aumenta significativamente las posibilidades de desarrollar cáncer de colon. De hecho, comer carne roja a diario podría ser uno de los factores más importantes para determinar si desarrollarás esta enfermedad potencialmente mortal.

Es por eso que cualquier persona preocupada por su riesgo de cáncer de colon, como alguien que tiene antecedentes familiares de cáncer o específicamente cáncer de colon, debería considerar reducir su consumo de carne. Para lograrlo, considera ingerir sustitutos de la carne como el tofu, que están hechos con ingredientes de origen vegetal y, a menudo, están diseñados para replicar el sabor y la textura de la carne. Aún mejor, a menudo son significativamente menos costosos que la carne.

2. Ajo

El ajo puede no ser el mejor alimento para comer mientras estás en una cita romántica, pero puede reducir significativamente tu probabilidad de desarrollar cáncer de colon. Esto se debe a que comer ajo puede desencadenar propiedades antibacterianas que ayudan a prevenir la formación o multiplicación de células cancerosas.

Es fácil agregar ajo a tu dieta, en parte porque es asequible y en parte porque hay muchos platos que se benefician de su adición. Por ejemplo, considera agregar ajo fresco a tu próxima sopa casera, chile o salsa de espagueti. Si el ajo no es tu estilo, las cebolletas, el poro, las cebollas y el cebollino pueden tener el mismo efecto. Al final tu colon te lo agradecerá.

3. Frutos rojos

Una parte clave para prevenir la aparición de cáncer de colon es eliminar los alimentos que representan un riesgo, como la carne roja y especialmente las carnes altamente procesadas, y reemplazarlos con alimentos que ayuden a combatir el cáncer. Entonces, ¿qué alimentos cuentan como combatientes del cáncer?

Los frutos rojos están a la altura porque están cargados de antioxidantes, que pueden ayudar a prevenir la formación de células cancerígenas. La mayoría de los tipos de frutos rojos contienen algunos antioxidantes, pero las más cargadas con estos agentes que combaten el cáncer son los arándanos, moras y cerezas. Aunque saludables y deliciosas, las frambuesas y las fresas contienen un poco menos de antioxidantes.

4. Verduras de hoja verde

¿Te estás preguntando qué agregar a tu dieta si comienzas el proceso de eliminar la carne roja, debido a que está demostrado que aumenta el riesgo de cáncer de colon? Comienza con verduras de hojas verdes como la col rizada, las espinacas, las acelgas, la rúcula y la lechuga romana. Todos estos vegetales de hojas verdes están cargados de antioxidantes que pueden ayudar a combatir las propiedades detrás de los cánceres como el cáncer de colon.

Agregar estas verduras de hoja verde a tu dieta es más fácil de lo que crees. Todos estos son excelentes adiciones a una ensalada que también podría incluir tomates, pepinos, nueces y aguacate. Dicho esto, también puedes agregar verduras de hoja verde a un batido. Si no eres un gran admirador de su sabor o textura, prueba ponerlos en platos en los que sea menos probable que notes su sabor, como el chile o la salsa para pasta.

5. Aceite de oliva

Aunque tendemos a usarlo cuando preparamos casi cualquier plato caliente (o incluso frío), no siempre pensamos mucho en el aceite de cocina que utilizamos. Hay muchos para elegir: aceite vegetal, aceite de palma, aceite de coco, aceite de aguacate, aceite de oliva, aceite de canola, la lista sigue y sigue.

Pero ¿qué es lo mejor para alguien que busca reducir su posibilidad de desarrollar cáncer de colon? La respuesta, al parecer, es el aceite de oliva. Esto se debe a que el aceite de oliva puede ayudar a reducir los ácidos biliares y ayudar a construir enzimas que mantienen saludable el revestimiento de nuestro sistema digestivo, incluido el colon. Para obtener los beneficios del aceite de oliva y limitar la ingesta de grasas, prueba el aceite de oliva extra virgen.

6. Alimentos a base de Selenio

Los alimentos ricos en selenio como los champiñones, las cebollas, el pescado (incluido el salmón, las sardinas, el halibut y el atún), las nueces y los cereales integrales pueden ayudar a prevenir el desarrollo de cáncer de colon al inhibir el crecimiento de las células cancerosas. Dado que hay tantos alimentos saludables que contienen selenio, es relativamente fácil agregarlos a tu dieta.

Por supuesto, si no eres fanático de algunos de estos alimentos, puedes aumentar tu consumo de selenio adquiriendo suplementos de selenio. Además, considera que muchos de estos alimentos se pueden agregar a platos, como sopas y salsas, que limitan cuánto puedes detectar su sabor o textura. ¡Solo asegúrate de aumentar tu consumo de selenio de alguna manera!

7. Salmón

El salmón ha aumentado su popularidad en los últimos años porque contiene una gran cantidad de ácidos grasos omega-3, que se ha demostrado que combaten la inflamación y mejoran la salud del cerebro y el corazón. Al reducir la inflamación, los alimentos y los aceites con alto contenido de omega-3 pueden ayudar a reducir las posibilidades de que las células cancerígenas surjan y se reproduzcan en el cuerpo.

Por supuesto, el salmón no es el único alimento con estos ácidos grasos omega-3. También puedes encontrarlos en las sardinas, la caballa y el bacalao. Si no eres muy fanático del pescado, también puedes encontrar ácidos grasos omega-3 en las semillas de linaza, que se encuentran en varios tipos de pan. Por supuesto, también puedes adquirir ácidos grasos omega-3 como un suplemento.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X