Alergias ESP

¿Sufro de alergia a la caseína?

Debo confesarles algo. No, no soy vegetariana ni fumo a escondidas. Sin embargo, y puedo ser juzgada por admitir esto — ¡No me gusta la leche de vaca!

Mientras que las pequeñas porciones de queso de cabra están perfectamente bien, si alguien pone un poco de crema de leche, leche, helado, mantequilla o queso de vaca “mu” en mi comida, ¡mi cuerpo sufre una reacción que no es para nada bonita!

Sufro de alergia a la caseína.

1. ¿Qué es la alergia a la caseína?

Mientras que yo — como la gran mayoría de la población — culpaba a la lactosa porque suponía que era un caso directo de intolerancia alimentaria, se trataba en realidad de la caseína, una de las proteínas de la leche (junto con el suero de la leche) la que me causaba reacciones como inflamación en el vientre y en el sistema respiratorio, urticaria, hormigueo en los labios, dolor de cabeza, cuello y hombros, fatiga y hasta ojos hinchados e irritados de manera repentina.

2. Alergia a la caseína vs intolerancia a la lactosa

Así que mientras una persona con intolerancia a la lactosa carece de la enzima necesaria para digerir la lactosa en la leche; una persona como yo con alergia a la caseína sufre una reacción inmunitaria inmediata y muy severa a la caseína de la leche, lo que provoca una respuesta severa y equivocada del sistema inmune ya que el cuerpo trata de protegerse contra una sustancia extraña que lo amenaza.

3. ¿Cuándo se desarrolla la alergia a la caseína?

La mayoría de las alergias alimentarias, especialmente a la leche de vaca, muestra las primeras reacciones al alérgeno durante la infancia. Muchos niños son lo suficientemente afortunados como para superar la gravedad de sus síntomas cuando alcanzan la edad adulta, pero la desafortunada mayoría debe aprender a vivir una vida sin leche.

4. ¿Qué sucede si consumo alimentos que contienen caseína?

Las personas verdaderamente alérgicas a la caseína experimentarán los síntomas descritos anteriormente, ya que el sistema inmune ataca al alérgeno y emite anticuerpos (IgE) alérgicos y antihistamínicos para su protección.

5. La respuesta inmune

El sistema inmunitario, al creer que tiene que proteger al cuerpo de un virus o germen extranjero, genera la liberación de una sustancia química del organismo llamada histamina, la cual desencadena los síntomas negativos asociados con una reacción por alergia alimentaria.

6. Síntomas comunes de la alergia a la caseína

Minutos después de consumir la caseína, los síntomas más comunes incluyen:

Hinchazón de los labios, de los tejidos dentro de la boca y de la lengua.

Restricción de la garganta, congestión nasal, tos, dolor en el pecho y dificultad para respirar.

Urticaria, enrojecimiento de la piel y manchas o erupción cutánea

Ojos llorosos y nariz irritada que moquea.

7. La anafilaxia con la alergia a la caseína

Uno de los síntomas más aterradores y peligrosos que ponen en riesgo la vida de las personas con alergia a la caseína por consumir leche de vaca es la anafilaxia. La restricción de las vías respiratorias puede venir rápidamente, y para aquellos que ya sufren asma, la respuesta de emergencia es imprescindible.

8. Para las alergias graves a la caseína…

Para las alergias graves a la leche o a la caseína, su médico le recetará epinefrina inyectable (o un Epi Pen) para que lleve con usted en todo momento. Si consume caseína accidentalmente, usted mismo o un ser querido puede administrarle la inyección de epinefrina para ahorrarle tiempo y contrarrestar la reacción hasta que llegue a obtener ayuda en emergencias.

9. Para las alergias leves a la caseína.

Su médico puede recomendarle antihistamínicos sin prescripción, estos aliviarán la respuesta inmune y calmarán las reacciones alérgicas si usted por accidente consumiera un alimento con cierto contenido de caseína.

10. Dígale adiós a la leche de vaca

La mejor prevención para una alergia a la caseína es evitar la leche de vaca en general. Eso significa mantener una dieta estricta libre de caseína y evitar todos los alimentos y bebidas que contengan leche de vaca — tales como los quesos, panes o productos horneados que sean elaborados con leche, la crema en las sopas y salsas, la mantequilla, la crema para el café, el helado, y ciertos glaseados y aderezos hechos de lácteos. Por suerte, todavía puede consumir fuentes ricas de calcio de jugos con calcio agregado, cereales, leche de almendra y soja y verduras como la col rizada, la espinaca, la acelga y el brócoli.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X