Salud ESP

Ocho rutinas simples para mejorar la salud

Incorporar ciertos hábitos saludables a nuestra vida nos beneficia tanto a nivel físico como psicológico. En términos simples, una rutina es una serie de acciones que se repiten en la misma secuencia día tras día durante periodos prolongados.

Con el tiempo, dichas acciones se convierten en hábitos, ya que se llevan a cabo sin pensar, de forma automática. Abarcan desde comer una dona o donuts con café por la mañana antes de ir al trabajo hasta disfrutar de una porción de pizza todos los viernes por la noche. Tanto los buenos como los malos hábitos son fáciles de arraigar. No obstante, nos concentraremos en reforzar los primeros…

1. Cepíllese los dientes y use hilo dental dos veces al día

De acuerdo con un estudio publicado en la revista American Journal of Medicine, aquellos individuos que se lavan los dientes y usan hilo dental dos veces al día todos los días tienen muchísimos menos riesgos de sufrir un accidente cerebrovascular. Otra investigación de la revista American Journal of the American Geriatric Society reveló que las personas que no se cepillan los dientes tienen un 65% más de riesgos de desarrollar demencia que el resto.

Entre los beneficios de mantener la salud bucal se incluyen menores probabilidades de desarrollar problemas en las encías (lo que ha sido vinculado con otras enfermedades cardiacas), menos pérdidas de piezas dentales y desarrollo de muchísimas menos infecciones. Además, la higiene bucal deficiente provoca disfunción eréctil en los hombres y desnutrición en los bebés prematuros cuyas madres sufren de infecciones en las encías y los dientes.

floss

2. Planee su día la noche anterior

Si mañana le espera un día agitado, considere organizar sus quehaceres con anticipación. Esto le permite ahorrarse tiempo y disgustos y lo ayudará a que todo fluya con más naturalidad. Elegir su atuendo para el próximo día la noche anterior le regalará unos preciados minutos por la mañana.

Otra idea útil es configurar el temporizador de la cafetera, empacar el almuerzo de los niños por adelantado, preparar su ropa y colocar el cereal sobre la mesa— por la mañana, sólo tendrá que agregar la leche. Si de verdad busca disminuir sus niveles de estrés, trate siempre de pensar en el futuro. Asegúrese de que su tanque de gasolina esté lleno el domingo por la tarde y prepare todos los menús de almuerzo de la semana. Todo lo que necesita es un poco de creatividad y organización.

Morning Routine

3. Ejercítese a diario

Si destina nada más ni nada menos que veinte o treinta minutos al día a hacer actividad física, mejorará su salud de forma integral. Hacer ejercicio disminuye el estrés y, a la vez, libera endorfinas en el torrente sanguíneo, que mejoran el estado de ánimo. Además, estar activo promueve la salud cardiovascular, mejora la circulación y el flujo sanguíneo y alivia la ansiedad.

Notará que su mente está más ágil que nunca. La actividad física reduce el deterioro cognitivo vinculado con la edad. Como si esto fuera poco, mejora la memoria, controla su peso corporal y refuerza sus músculos. Una ventaja comúnmente pasada por alto del ejercicio es que combate las adicciones, ya que fomenta la producción de “dopamina,” que los adictos normalmente obtienen del alcohol y las drogas.

running attire

4. Use un calendario

Los calendarios son herramientas simples, baratas, fáciles de llevar y muy útiles a la hora de organizar su vida. Se pueden conseguir de todas las formas y tamaños para cada miembro de la familia, incluso los niños pequeños, pueden tener el suyo.

También puede armar un gran calendario familiar en el que se detallen las actividades de los niños, las citas con el doctor, las reuniones escolares, etc. Además, las agendas caben en cualquier bolso de mano. Los calendarios electrónicos en los celulares suelen ser una solución muy efectiva para muchos. Sólo recuerde tener una copia de seguridad en algún lado por si pierde su teléfono o si se corta la conexión a Internet.

calendar

5. Descanse bien por la noche

Dormir es una práctica reparadora por excelencia. Mejora la memoria, la agilidad mental y la atención, mientras que promueve la creatividad y reduce la inflamación. Un estudio reveló que las personas que dormían menos de seis horas por noche tenían más cantidades de proteína C reactiva en el torrente sanguíneo, que está vinculada con la inflamación del corazón.

En otro estudio, los participantes que dormían entre cinco y siete horas y media por noche tenían vidas mucho más plenas y largas que los que dormían menos de cinco horas o más de ocho. Por ende, si desea vivir una vida sana, le recomiendo que descanse bien por la noche para despertarse fresco y radiante por la mañana.

Goodnight Sleep

6. Coma dos porciones de vegetales al día

Los vegetales suelen ser reemplazados por carbohidratos y grasas en el almuerzo. No obstante, deberían ocupar un lugar privilegiado en su plan alimenticio en honor a las cantidades asombrosas de nutrientes y beneficios para la salud que aportan. Además, estos alimentos contienen fibra, folato (ácido fólico), vitaminas A , E y C, potasio y magnesio.

La fibra favorece los movimientos intestinales regulares y reduce el colesterol en sangre, lo que mejora la salud cardiaca. El ácido fólico es clave para aumentar la producción de glóbulos rojos y promueve el crecimiento vertebral en los fetos en etapa de desarrollo.

Adult eating Vegetables

7. Tome nota de dos cosas de las que se sienta agradecido cada día

Ser agradecido es una práctica muy saludable que lo acerca a la felicidad y a sus objetivos personales. Lo ayuda a ser mucho más positivo y le permite ver lo bueno de cada oportunidad. También lo hace sentir mejor consigo mismo y con su vida y atrae a otras personas con buena energía e intenciones a su círculo social.

Mantener una postura de agradecimiento lo inspira e inspira a todos los que le rodean, que tratarán de imitar su ejemplo. Es una forma maravillosa de mejorar su calidad de vida y de aprovechar al máximo cada momento.

Grateful

8. Lávese bien las manos

Lavarse las manos es una forma simple y efectiva de prevenir la propagación de gérmenes. Debería lavárselas antes de tocar comestibles, de limpiar el sanitario, de estar en contacto con animales y de tocar heridas y quemaduras de cualquier tipo. ¡Cuidado! Las manos contaminadas pueden parecer limpias a simple vista.

Sus manos se transforman en un hervidero de gérmenes, bacterias y virus microscópicos cada vez que está en contacto con superficies contaminadas. Las infecciones gastrointestinales, la influenza y la hepatitis A son algunas de las complicaciones de salud que puede contagiarse de una persona que no se ha lavado bien las manos. La higiene regular es clave a la hora de proteger su vida y la de los demás.

Hand Washing

Share This Article

X