Las causas más comunes de los cálculos biliares

Los cálculos biliares son literalmente pequeñas piedras que se forman en la vesícula biliar. Normalmente están formados por colesterol y pueden ser completamente inofensivos si permanecen pequeños y se mantienen fuera de los conductos importantes que entran y salen de la vesícula. Sin embargo, si se atascan en un conducto de la vesícula, tienen el potencial de causar graves molestias y dolor.

Además, si no se trata, un cálculo biliar perjudicial puede provocar inflamación, ictericia y fiebre; causar que el paciente tenga un dolor intenso durante horas y hasta se podría requerir de la extirpación completa de la vesícula biliar del abdomen. ¿Cuáles son las causas de los cálculos biliares y qué posibilidades hay de que tenga que enfrentarse a este tipo de afección en el futuro?

1. Exceso de colesterol

Los cálculos biliares, en muchos casos, están formados por colesterol. Se forman en la vesícula biliar cuando la bilis de nuestro cuerpo contiene tanto colesterol que las sustancias químicas contenidas en nuestra bilis, y excretadas por el hígado, no pueden disolverlo eficazmente. Al final, cuando nuestro hígado suministra más colesterol del que nuestra bilis puede manejar, el resultado suele ser la formación de cálculos biliares.

La formación de cálculos biliares a base de colesterol puede no presentar problemas de salud graves hasta que uno de estos cálculos se aloja en una zona especialmente sensible, como el conducto que desemboca en la vesícula biliar. Para limitar las posibilidades de que esto ocurra, y de que se formen cálculos biliares en primer lugar, es conveniente limitar la cantidad de colesterol en su dieta.

2. Exceso de bilirrubina

Los cálculos biliares pueden formarse cuando el hígado excreta demasiado colesterol para que su bilis lo desintegre de forma eficaz. Pero el colesterol no es el único problema: también pueden surgir problemas cuando su bilis contiene demasiada bilirrubina, una sustancia química que el cuerpo crea cuando inicia el proceso de descomposición de los glóbulos rojos.

Entonces, ¿por qué su cuerpo crea una cantidad excesiva de bilirrubina? A menudo, se debe a que existe un problema en su hígado, como la cirrosis, lo que significa que el consumo excesivo de alcohol podría acabar provocando cálculos biliares. Sin embargo, la bilirrubina excesiva también puede ser el resultado de infecciones del tracto biliar y de trastornos sanguíneos.

3. Problemas estructurales de la vesícula biliar

No todos los problemas de la vesícula biliar, como la producción de cálculos biliares, pueden estar relacionados con cuestiones dietéticas como el consumo excesivo de alcohol o de colesterol. Si existen problemas en el funcionamiento de la vesícula biliar -y concretamente en el modo en que se evacua-, el resultado puede ser la producción de cálculos biliares.

El problema es que, si la vesícula no se vacía de forma normal, la bilis que hay en ella y a su alrededor puede concentrarse mucho. Al final, esto puede contribuir a la formación de cálculos biliares, incluidos los que son lo suficientemente grandes como para causar bloqueos en la entrada de la vesícula. Por supuesto, esto puede provocar dolor, fiebre, ictericia y otros problemas graves de salud.

4. Genética

Si algunos miembros de su familia han tenido problemas con la vesícula y cálculos biliares, es muy probable que usted se enfrente a estos problemas en algún momento de su vida.

Para abordar esta cuestión antes de que se convierta en un problema de salud grave para usted, asegúrese de controlar cuidadosamente su dieta y de mantener conversaciones regulares con su médico de cabecera sobre la posibilidad de que aparezcan cálculos biliares. Una dieta sana y baja en grasas y un consumo limitado de alcohol es una buena forma de reducir las posibilidades de que aparezcan problemas en la vesícula.

5. Factores de género y la edad

Muchas condiciones de salud se dirigen a grupos demográficos específicos más que a otros – por ejemplo, los adultos mayores son más propensos a sufrir la enfermedad de Alzheimer. Ciertamente no es justo, ni siempre hay una explicación fácil de por qué ocurre.

En lo que respecta a los cálculos biliares, el grupo más propenso a sufrir el problema es el de las mujeres con sobrepeso u obesidad que han tenido hijos y que actualmente toman la pastilla anticonceptiva. Las posibilidades de que se desarrollen cálculos biliares aumentan con la edad, sobre todo a partir de los 40 años. Aunque todos los adultos deberían ser conscientes de su riesgo de desarrollar cálculos biliares, las mujeres con estas características son las más propensas.

6. Obesidad

La obesidad y el sobrepeso pueden conllevar una gran cantidad de preocupaciones y riesgos para la salud y desarrollar cálculos biliares constituye uno de ellos. Las personas con sobrepeso y obesas suelen tener el colesterol más alto. Como sabemos, el exceso de colesterol es una de las causas de los cálculos biliares, por lo que si tiene el colesterol alto existe un mayor riesgo de desarrollar esta afección.

Sin embargo, si perdiera algo de peso y redujera su colesterol, su riesgo de desarrollar cálculos biliares disminuiría en teoría si no posee ningún otro factor de riesgo relacionado con los cálculos biliares.

7. Pérdida rápida de peso

A veces, cuando nos proponemos mejorar nuestra salud, el cambio drástico puede provocar algunos efectos secundarios o efectos adversos. Por ejemplo, perder mucho peso suele ser un resultado positivo para las personas que tienen sobrepeso y necesitan hacer un cambio saludable para evitar afecciones graves como las enfermedades cardíacas. Sin embargo, perder peso rápidamente podría provocar cálculos biliares.

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales explica que, cuando el cuerpo está descomponiendo la grasa tras el ayuno y la pérdida rápida de peso, el hígado excretará más colesterol en la bilis. Perder una cantidad excesiva de peso rápidamente puede impedir que la vesícula biliar se vacíe correctamente, lo que podría producir cálculos biliares.

8. La dieta

Como se ha indicado anteriormente, el NIDDK señala que, por el contrario, las dietas altas en calorías que consisten en carbohidratos refinados con bajo contenido en fibra podrían ser una causa de los cálculos biliares. La fuente explica que, a este tipo de granos se les quita el salvado. El salvado y el germen contienen abundantes nutrientes y fibra.

La fibra es importante para prevenir los cálculos biliares, por eso es importante llevar una dieta bien equilibrada. Puede encontrar fibra en una gran cantidad de alimentos, como los cereales integrales, las frutas y las verduras.

9. Embarazo

Se sabe que el embarazo provoca muchos cambios en el cuerpo de la mujer y no es raro que se produzcan afecciones sólo durante el embarazo. Medicinenet.com sugiere que la razón es que las hormonas del embarazo provocan la liberación de más bilis, que consiste en más colesterol. Si la vesícula biliar no se contrae normalmente, se formarán cálculos biliares.

Es importante observar que los cálculos biliares durante el embarazo deben controlarse con precaución. El Manual Merck señala que si la vesícula biliar está bloqueada por un cálculo biliar o provoca una infección, podría ser necesaria una intervención quirúrgica, pero sigue siendo segura para el feto.

10. Otras patologías relacionadas

Hay una serie de patologías que pueden aumentar el riesgo de desarrollar problemas en la vesícula biliar, incluidos los cálculos biliares. En primer lugar, cualquier problema de salud que afecte directamente al flujo de la bilis que entra y sale de la vesícula biliar puede dar lugar a problemas frecuentes de cálculos biliares. Estos problemas de salud pueden incluir la cirrosis hepática (o la cicatrización del hígado), la colangitis esclerosante primaria o la colestasis obstétrica.

Además, las personas que padecen la enfermedad de Crohn o el síndrome del intestino irritable (también conocido como SII) son más propensas a luchar con los cálculos biliares en algún momento de su vida. Y, dado que los cálculos biliares suelen estar formados por colesterol, las personas con dietas deficientes y problemas graves de control de peso son más propensas a sufrir cálculos biliares.

Avatar

ActiveBeat Español

Activebeat se dedica a informar a los lectores de todas las noticias y acontecimientos importantes del mundo de la salud. Cubrimos cada aspecto de las noticias sobre la salud, desde consejos y epidemias hasta fitness, nutrición y estudios.

X