Piel ESP

10 Posibles Causas de Esos Bultos en la Piel

Conforme vamos cumpliendo años, a menudo sentimos que la época en la que nos avergonzábamos por esas protuberancias en la piel, como el acné juvenil, se ha terminado. Sin embargo, existen numerosas afecciones muy comunes que pueden afectarnos en la edad adulta. Aunque algunas de estas afecciones cutáneas no tienen mayor importancia y pueden ser tratadas con los tratamientos tópicos, pueden, aún así, resultar embarazosas. Desafortunadamente, otras pueden ser dolorosas, debilitantes y ser un indicativo de otro problema de salud.

Así que si encuentras un misterioso bulto en la piel, aquí se muestran las 10 afecciones cutáneas que pueden provocarlo…

1. Urticarias

Las urticarias se desarrollan por una reacción alérgica a la comida, el entorno medioambiental (polvo) o medicación. Forman un sarpullido de ronchas molestas que producen comezón. Las urticarias aparecen en cualquier parte del cuerpo en unas cuantas ronchas aisladas, o se juntan creando una especie de parche de piel abultada y con picor que puede tardar unos cuantos días en desaparecer.


2. Psoriasis

La psoriasis se presenta como una erupción cutánea gruesa y rojiza que acaba transformándose en parches blancos o escamas plateadas. Normalmente se presentan en el cuero cabelludo, codos, rodillas y la parte inferior de la espalda. Aunque no es algo contagioso y la erupción se va, es normal que vuelva a aparecer, ya que el sistema inmunitario está comprometido o sometido a mucho estrés.


3. Acné

El acné es una afección cutánea que suele asociarse a la adolescencia y a las hormonas. Sin embargo, también aparece en adultos en forma de granos, espinillas y lesiones rojas e inflamadas; normalmente en la cara, el cuello y la espalda. Comúnmente conocidos como granos o “barrillos”, el acné sale cuando los poros se obstruyen debido a la grasa, una bacteria o por suciedad.


4. Culebrilla

La culebrilla es causada por el virus de la varicela (Herpes Zóster). Empieza con un sarpullido, con unos puntitos con muchos picores y gradualmente dan lugar a unas ampollas dolorosas en el torso y en las nalgas. Los sarpullidos, el picor y el dolor pueden durar semanas e incluso meses. Aquellos que pasan el virus de la varicela de niños corren el riesgo de tener el herpes Zóster de adultos, y es posible sufrir culebrilla de manera recurrente.


5. Papilomas cutáneos

Un papiloma cutáneo es un colgajo de piel pequeño, molesto, de color carne que sobresale como un “tallo”, por regla general cerca del cuello, la espalda, el pecho, axilas, debajo de los pechos o en cualquier sitio donde haya fricción. Las mujeres y las personas mayores son más propensas a sufrir estas enfermedades de la piel molestas, pero que no entrañan ningún peligro.


6. Verrugas

Las verrugas son inofensivas pero es una protuberancia que aparece en las manos y pies y pueden resultar embarazosas. Las verrugas se forman por el virus del papiloma humano (VPH), son contagiosas, dolorosas y difíciles de erradicar.


7. Estomatitis herpética

Esta infección viral produce ulceras en la boca e inflamación a causa de un virus o bacteria (por ejemplo.; el hongo Candida Albicans), que se produce por una herida en la boca, un virus, el consumo de tabaco, quimioterapia, radioterapia, problemas del sistema inmunitario (como la enfermedad de Crohn), o irritación causada por ortodoncia.


9. Impétigo

Impétigo es una afección cutánea muy contagiosa que afecta a bebés y niños pequeños a causa de irritación por el uso de pañales, o irritación por infección bacteriana de la cara, el cuello y las manos de los bebés. Dos tipos de bacteria provocan Impétigo, streptococcus aureus and staphylococcus pyogenes, causado por lesiones cutáneas, o picadura de insecto o animal. Y aunque raramente se da en adultos, Impétigo puede extenderse a través del roce de la piel ya sea de manera directa o indirecta. (a través del contacto con una persona infectada).


10. Eczema Dishidrótico

También llamado “Dishidrosis”, este tipo de eczema se presenta en ampollas llenas de líquido y que provocan escozor en las plantas de los pies y las palmas de las manos. Las ampollas son una reacción a las alergias estacionales y al estrés y pueden durar algunas semanas o simplemente una noche.

 

 

Share This Article

X