Diabetes ESP

10 mitos comunes de la diabetes

La diabetes es una enfermedad muy extenuante de manejar — tiene que vigilar los niveles de azúcar en su sangre constantemente, preparar una dieta saludable, leer la etiqueta de cada uno de los alimentos que consume, tratar de incluir un poco de ejercicio diario y tal vez incluso tomar medicamentos. Añádale a eso algunos consejos sobre la diabetes muy contradictorios y no va a poder diferenciar entre la verdad y la ficción.

Por eso vamos a romper los mitos sobre los enfermos de diabetes ahora mismo. Aquí le presentamos los diez mitos más comunes y persistentes acerca de la diabetes…

1. Perder peso curará la diabetes

Si tiene diabetes y sobrepeso, su médico seguramente puede recomendarle bajar unos kilos como parte de su plan de tratamiento. Sin embargo, perder ese peso en sí no curará la enfermedad ni mejorará los niveles elevados de azúcar en su sangre que ha desarrollado durante años. No obstante, perder el exceso de peso puede retardar la progresión de los síntomas de la diabetes — y ayudará a manejar la glucosa en la sangre, la presión arterial y los lípidos en la sangre por más tiempo y con menos medicamentos.

2. Comer dulces cuando su azúcar en la sangre esté bajo

Las peores cosas que puede hacer cuando sienta un desplome de glucosa en la sangre (o hipoglicemia) es poner una barra de chocolate en su boca. El azúcar puede frenar temporalmente los mareos, los temblores, el drenaje de energía y la ansiedad que vienen con él, pero un pico de glucosa en la sangre puede causar otros problemas. Por el contrario, pruebe con una pequeña cantidad de jugo de caja de 4 onzas o un solo caramelo duro para estabilizar rápidamente la glucosa en la sangre sin tener el exceso de calorías.

3. Hay demasiado azúcar en esa manzana

Los diabéticos nunca deben eliminar la fruta totalmente de sus dietas. El cuerpo de cualquier humano y hasta el de un diabético, requiere una dieta balanceada de frutas, verduras, carbohidratos complejos y proteínas magras para mantener una dieta saludable.

4. Necesita picar entre comidas

Gracias a las opciones de medicación actuales, los diabéticos ya no necesitan picar entre comidas cuando no tienen hambre para evitar un bajón de glucosa en la sangre. Y cuando sienta que necesita un refrigerio, céntrese en tentempiés saludables entre comidas para permanecer delgado.

5. Tiene que renunciar a todos los dulces

Para nada cierto, especialmente cuando considera que las pequeñas cantidades de azúcar pueden ayudar a elevar los niveles de glucemia si están bajos. En realidad, el problema es la cantidad de comida, así que coma de manera inteligente mediante la lectura de las etiquetas de los alimentos y por medio del control en las porciones.

6. Si dice sin azúcar es seguro para comer

Solo porque una bolsa de galletas diga “sin azúcar” en el paquete no significa que sean bajas en calorías, bajas en grasas, bajas en carbohidratos ni buenas para su salud. Además, aún así va a ganar peso si considera que va a comer desenfrenadamente carbohidratos y calorías vacías.

7. Coma poco y celebre más tarde

El día de Acción de Gracias, los cumpleaños, la Navidad, a nadie le gusta que un problema de salud se interponga en una celebración. No obstante, escatimar en su desayuno y almuerzo para guardar las calorías, el azúcar y los carbohidratos para una cena más tarde solo hará mucho daño a corto plazo cuando se trata de un desequilibrio en la glucosa de sangre. Mientras que comer comidas equilibradas mantendrá sus niveles de glucosa en un rango seguro y saludable.

8. No se preocupe por la grasa

Ya que los diabéticos están tan preocupados por el azúcar y los carbohidratos, la grasa, a menudo, no se tiene en cuenta en las comidas. Sin embargo, hacer caso omiso a la grasa proporciona la misma cantidad de calorías (120 por cucharada) y disuade también la pérdida de peso. Además, los estudios demuestran que las grasas saturadas y trans impiden el control de la glucosa en la sangre y pueden dificultar la respuesta de su cuerpo a la insulina.

9. Manténgase alejado de todos los alimentos blancos

Mucha gente etiqueta de mala manera a todos los alimentos blancos, ya que creen que están llenos de almidón y de azúcar y desprovistos de valor nutricional. Sin embargo, muchos alimentos blancos son muy buenos si considera la coliflor, las manzanas, las setas y el yogur descremado.

10. Coma tantos “alimentos saludables” como su corazón lo desee

¿Ha escuchado el viejo adagio “demasiado de una cosa muy buena puede ser muy poco saludable”? Bueno, cuando se trata de comer desenfrenadamente cualquier tipo de alimento, aunque se considere saludable, está comiendo exceso de calorías y, al mismo tiempo, fomenta malos hábitos.

X