Hinchazón ESP

10 culpables desagradables de la hinchazón abdominal

¿Alguna vez al subirse los jeans en la mañana, le dio la impresión de que había aumentado cuatro pulgadas alrededor de su cintura?

No, no lo está imaginando — ¡tiene la temida hinchazón abdominal! E incluso, aunque esté haciendo carreras diarias y comiendo bien, muchos factores en su día pueden contribuir a la hinchazón repentina e inesperada del vientre.

Aquí le presentamos diez causas comunes (y sorprendentes) de un abdomen hinchado…

1. Sobrecarga de fibra

Siempre nos dicen que debemos comer más fibra. Sin embargo, muchos de nosotros empezamos a ingerir demasiada y muy pronto apenas hacemos la promesa en año nuevo de comer más sano. Cuando su cuerpo no está acostumbrado a la fibra y usted, de repente, comienza una dieta principalmente a base de ensaladas, granos integrales, cereales ricos en fibra, bocadillos y fruta fresca, experimentará una dolorosa hinchazón. Así que dé pequeños pasos e introdúzcase gradualmente en una dieta diaria de alimentos ricos en fibra.

2. Intolerancia a los carbohidratos

Muchos casos de hinchazón abdominal son desencadenados por los carbohidratos de digestión lenta, especialmente si el estómago se distiende a la hora de comer alimentos ricos en fibras dietarias o alimentos que producen gases como los frutos secos, las legumbres o frijoles. Si este es el caso, lleve un diario alimenticio para que pueda señalar aquellos desencadenantes y evitarlos en el futuro.

3. Beber líquidos a borbotones

Claro, la hidratación es importante, pero es mucho mejor para su cuerpo beber agua durante todo el día en vez de tomar un litro en pocos minutos. Si toma pequeños sorbos de agua regularmente fomenta una digestión sana; beber agua demasiado rápido puede causar dolor de vientre e hinchazón ya que su cuerpo no puede absorber esa cantidad de H20 de una sola vez.

4. Suplementos vitamínicos

¿Experimenta hinchazón desde que incorporó un suplemento multi-vitamínico a su dieta? No es infrecuente, ya que muchas vitaminas y suplementos contienen aditivos de lactosa o gluten que producen gases en su sistema digestivo. Si esto es un problema, busque una vitamina en su mayoría natural sin lactosa ni gluten añadido u obtenga sus vitaminas de los alimentos frescos.

5. Estreñimiento

Tan vergonzoso como hablar de eso, el estreñimiento es un culpable extremo de la dolorosa hinchazón del vientre. Se puede saber la diferencia entre un cuerpo estreñido y un estómago con gases por la tersura de su vientre de Buda — si es sólido como una roca, lo más probable es que necesite defecar y esté teniendo dificultades para hacerlo. Si sospecha que sufre de estreñimiento, trate de comer alimentos ricos en fibra insoluble — tales como semillas, salvado, frutas y verdura con la cáscara intacta para fomentar un movimiento intestinal natural.

6. Polvos y barras deportivas

Una barra deportiva de alto valor proteico podría ser justo la golosina energética masticable que necesita antes de un entrenamiento. Sin embargo, la mayoría de variedades compradas en supermercados es alta en dos cosas — fructosa (o malto dextrina) y carbohidratos, que son básicamente concentrados de fruta muy difíciles de digerir y causan hinchazón y gases. No es lo que en realidad desea antes de su clase de spinning. En cambio, intente consumir alimentos bajos en fructosa — como yogur y una naranja.

7. Reflujo

A diferencia del estreñimiento, el cual se centra en la parte inferior del abdomen, si experimenta hinchazón en la parte superior del abdomen y quemazón después de una comida, podría tener reflujo ácido. Esta afección crónica ácida de dispepsia causa náuseas, eructos y ardor en la parte superior del esófago y en la garganta inmediatamente después de comer. Para prevenir el reflujo ácido, no consuma alimentos ricos en fibra (es decir, ensalada o vegetales crudos) con el estómago vacío y evite acostarse justo después de comer.

8. Exceso de peso alrededor de la cintura

Cuando piensa en eso, es lógico — el exceso de grasa en la barriga pone más presión sobre el abdomen (particularmente al sentarse y al comer), lo cual puede sofocar la digestión y hacer que el abdomen se hinche y le genere incomodidad. Así que si llega a verse como lo que sería descrito como forma de pera (redondo alrededor de la mitad); puede que experimente más hinchazón que otros tipos de cuerpos. Para evitarlo, dé un paseo corto después de las comidas y evite acostarse después de comer, ya que así solo dificultará más su digestión.

9. Intolerancia a la leche

Si los productos lácteos como el queso, la leche, la mantequilla y la crema — están entre sus favoritos y experimenta una gran hinchazón de vientre después de comerlos, es posible que tenga intolerancia a la leche. La intolerancia a la lactosa es la más común y puede remediarse fácilmente al tomar la enzima lactasa y al comer yogur (que contiene bacterias beneficiosas) diariamente. Sin embargo, si es alérgico a la caseína (la proteína de leche de vaca real) necesitará evitar la leche de vaca en general y consumir leche y queso de soja, de almendras, de cabra o de oveja.

10. Evite los sustitutos de azúcar

Mientras que muchos de nosotros consumimos azúcares falsos por razones de pérdida de peso, la sucralosa, el aspartamo, la stevia y el azúcar del alcohol (es decir, manitol) en las golosinas dietéticas, refrescos y alimentos sin azúcar, pueden estar de hecho causándole esa dolorosa hinchazón abdominal ya que contienen compuestos químicos que no son fáciles de descomponer para el tracto digestivo. Además, los endulzantes artificiales de alguna manera generan incremento del apetito y alientan a comer en exceso.

X